Mundo, Economía

El Gobierno colombiano y el BID lanzan proyecto para reconstruir el archipiélago de San Andrés

La presentación de la iniciativa, denominada Black Crab (Cangrejo Negro), se realizó durante la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo, que se lleva a cabo en la ciudad caribeña de Barranquilla.

Diego Camilo Carranza Jimenez   | 17.03.2021
El Gobierno colombiano y el BID lanzan proyecto para reconstruir el archipiélago de San Andrés Vida cotidiana en la Isla de San Andrés vista desde un drone, después de la afectación por el paso del huracán Iota, que dejó profundos estragos en el archipiélago en la Isla de San Andrés, Colombia el 21 de diciembre, 2020. Archivo ( Juan David Moreno Gallego - Agencia Anadolu )

Colombia

El Gobierno colombiano, a través de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional (APC-Colombia), presentó este martes un proyecto “vital” para el proceso de reconstrucción y reactivación económica del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Esta zona del país fue golpeada por el huracán Iota, de categoría 5, a mediados de noviembre del 2020. El fenómeno meteorológico (el primero de este tipo en llegar a Colombia) destruyó en un 98 por ciento la infraestructura de Providencia y en menor medida a San Andrés, además de afectar fuertemente las barreras naturales del archipiélago.

La presentación y lanzamiento de la iniciativa, denominada Black Crab (Cangrejo Negro), se realizó durante la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se lleva en la ciudad caribeña de Barranquilla.

Según señaló la entidad en una nota de prensa, este proyecto de cooperación internacional busca la “reconstrucción sostenible del archipiélago protegiendo y conservando los ecosistemas marinos y costeros de las islas”.

Ángela Ospina de Nicholls, directora de APC-Colombia, le explicó a la Agencia Anadolu, “que este es un proyecto que guarda información clave sobre la biodiversidad que se debe resguardar” en las islas colombianas.

“¿Para qué? Para que las intervenciones estratégicas que puedan realizar las autoridades marinas o todo lo relacionado hoy con la reconstrucción de San Andrés, tenga en cuenta la información que se derive de este sistema”, dijo Ospina.

Ver también: Isla colombiana de San Andrés se reabre al turismo para recuperarse de la COVID-19 y los huracanes Iota y Eta 

La directora de la Agencia añadió que la iniciativa no solo comprende un proceso de recopilación de información, sino también de cruce e interpretación de datos sobre ecosistemas tan frágiles e interconectados como los sistemas marinos, como por ejemplo, los arrecifes de coral o manglares.

Ospina de Nicholls subrayó que el proyecto Black Crab es “muy oportuno” en este momento, cuando hay en marcha un proceso de reconstrucción que implica una intervención del ser humano en la que hay que “tener mucho cuidado de no afectar doblemente algo que ya se vio afectado por un desastre natural”.

En términos prácticos, el primer benefactor es la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, conocida como Coralina, la autoridad ambiental local.

Esta entidad recibirá una información clave para poder ejecutar sus intervenciones, que tienen que involucrar necesariamente a la comunidad que depende de la pesca artesanal y otros recursos naturales.

APC-Colombia detalló que la necesidad detrás de la creación de este sistema de información se da también como respuesta a un crecimiento desordenado del turismo en el archipiélago.

“Se hizo necesaria la creación de un sistema que pueda albergar toda la información estratégica para la protección de la biósfera marina y los ecosistemas estratégicos terrestres”, indicó.

En otras palabras, dicha información permitirá definir, por ejemplo, en qué áreas se pueden realizar actividades de buceo y en qué temporadas; o visualizar en qué zonas del archipiélago se pueden otorgar permisos ambientales para la construcción de infraestructura y donde no.

Ángela Ospina recalcó que para San Andrés el turismo tiene una gran importancia, pues es su fuente de generación de ingresos, pero hizo la salvedad que “mal llevado es una fuente grande de destrucción”.

“La carga del turismo en ecosistemas tan frágiles como son los marinos, pueden ser una tragedia”, puntualizó.

La Agencia de Cooperación colombiana aseguró que el proyecto tiene su origen en el sistema Tremactos Colombia, que apoya la “implementación del marco normativo nacional al aportar opciones de compensación por pérdida de biodiversidad para los proyectos de infraestructura que se desarrollan en el país”.

“Esta herramienta fue adaptada para el archipiélago y recibió el nombre de Black Crab, pero en la actualidad su funcionamiento solo prevé ecosistemas terrestres, en especial el bosque seco de Providencia y Sata Catalina, y con estos recursos de cooperación internacional extenderá su uso en el área geográfica para la isla de San Andrés y los ambientes marinos y costeros, con lo cual se contará con información útil y efectiva para la toma de decisiones, especialmente en proyectos relacionados con infraestructura”, detalló la APC en el comunicado.

El proyecto comprenderá una inversión de USD 120 mil y se desarrollará inicialmente por un año. Se financiará con recursos del Fondo de Múltiples donantes de biodiversidad y servicios ecosistémicos administrado por el BID, que se ha nutrido a su vez con los aportes de APC-Colombia y el BID.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.