Política, Mundo, Economía

Bachelet pide reevaluar 'de manera urgente' las sanciones a Cuba y Venezuela

La Alta Comisionada indicó que las sanciones económicas pueden obstaculizar los esfuerzos sanitarios para combatir el COVID-19 y causarle daño a los más vulnerables.

Susana Patricia Noguera Montoya   | 25.03.2020
Bachelet pide reevaluar 'de manera urgente' las sanciones a Cuba y Venezuela CARACAS, VENEZUELA - JUNIO 21, 2019: La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ofrece declaraciones a la prensa luego de concluir su visita a Venezuela. (Cancillería de Venezuela - Handout - Agencia Anadolu).

BOGOTÁ

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, aseguró este martes que las sanciones que se aplican a países que enfrentan la pandemia del coronavirus, como Cuba y Venezuela, deben ser reevaluadas de manera urgente de cara al aumento de contagios del COVID-19.

“Es fundamental que se evite el colapso de los sistemas sanitarios nacionales, teniendo en cuenta de la explosiva repercusión que eso podría tener en términos de muerte, sufrimiento y ampliación del contagio”, afirmó Bachelet en un comunicado.

La alta comisionada explicó que las medidas podrían tener una repercusión negativa sobre el sector de la salud y los derechos humanos causándoles daño a los más vulnerables, que no son responsables de las políticas que han motivado las sanciones.

“En un contexto de pandemia mundial, las medidas que obstaculizan la atención médica en cualquier país incrementan el riesgo que todos afrontamos. Las exenciones humanitarias anexas a las sanciones deberían aplicarse de manera más amplia y eficaz, mediante la autorización rápida y flexible de suministrar equipos y material médico”, dijo la alta comisionada.

Bachelet resaltó que en Venezuela algunos hospitales experimentan cortes regulares de agua y electricidad, así como carencia de medicamentos, equipos, jabón y desinfectante. “Aunque esta situación ya existía antes de las sanciones, la atenuación de estas permitiría una mayor asignación de recursos para tratar y prevenir la epidemia”, argumentó.

La protección de la salud de los propios trabajadores sanitarios este de especial importancia. “Los médicos, el personal sanitario y todos los empleados de los servicios de salud se encuentran en la vanguardia de esta lucha y nos protegen a todos”, recordó Bachelet.

Otro de los países afectados por las sanciones y el COVID-19 es Irán, donde al menos 1800 personas han fallecido a causa del COVID-19, y donde los informes de derechos humanos han insistido reiteradamente en la repercusión de las sanciones sectoriales sobre el acceso a equipos y medicamentos esenciales, incluidos los respiradores y el material de protección que necesitan los trabajadores sanitarios.

Desde que se detectaron los primeros casos de COVID-19, hace cinco semanas, más de 50 médicos iraníes han fallecido a causa del virus. Además, la enfermedad se está propagando a países vecinos, lo que aumentará la presión sobre los sistemas sanitarios en países como Afganistán y Pakistán.

Bachelet señaló que, además de Venezuela e Irán, las sanciones impuestas por Estados Unidos y entidades internacionales podrían obstaculizar los esfuerzos sanitarios en Cuba, la República Popular Democrática de Corea, Myanmar, Venezuela y Zimbabwe.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote como una pandemia global el pasado miércoles 11 de marzo.

Según datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, en el mundo hay 407 mil casos confirmados y 104 mil se han recuperado. La cifra de muertes con el virus supera las 18 mil personas.

A pesar del creciente número de casos, la mayoría de las personas infectadas sufren sólo síntomas leves y se recuperan.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.
Temas relacionados
Bu haberi paylaşın