Deportes

Rayssa Leal, la skater de 13 años que le dio una medalla olímpica y logró unificar un Brasil polarizado

La "pequeña hada”, que se hizo famosa a los seis años por un video viral, consiguió algo casi imposible: unir a un país extremadamente polarizado, que esperó hasta la madrugada para verla competir.

Federico Cornali   | 30.07.2021
Rayssa Leal, la skater de 13 años que le dio una medalla olímpica y logró unificar un Brasil polarizado La skater brasileña Rayssa Leal compite durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en Japón, el 26 de julio de 2021. (Dimitris Isevidis - Agencia Anadolu)

SAO PAULO, Brasil

Por: Federico Cornali

La imagen es de 2015 y sucede en los suburbios de Imperatriz, la segunda ciudad más poblada del estado de Maranhão (detrás de São Luis, la capital), en el noreste brasileño. Una niña de apenas seis años, vestida de hada azul, juega con su nuevo regalo: un skate de madera que le regalaron sus padres. En la secuencia del video, que se reproduce como nunca por estos días, la pequeña hadita ejecuta un “heelflip”, una maniobra radical, para nada sencilla, de este deporte.

El éxito de aquel video, grabado en baja calidad desde el celular de otro patinador local, llegó hasta la pantalla del estadounidense Tony Hawk, una leyenda del deporte, quien decidió también publicarlo en sus redes sociales. A partir de allí, todo el mundo conoció la destreza de la atleta prodigio del interior más profundo de Brasil, entre la densa Amazonía y las extensas playas del océano Atlántico.

Siete años después, Rayssa Leal, ahora de 13 años, regresa a Imperatriz en avión y es recibida por miles de los que hasta ayer fueron sus vecinos, los que la veían jugar con su skate y su traje de hada madrina casi todas las tardes. Desde el camión de los bomberos voluntarios, la medallista más joven de la historia de los Juegos Olímpicos les dedica la medalla plateada que la consagró definitivamente como una estrella mundial en Tokio.

“Amigos, como estamos en un momento aún delicado por la COVID-19, decidí cancelar la recepción que estaba prevista en Imperatriz. De esta forma, evitaremos aglomeraciones. Yo quería abrazarlos mucho, pero este no es el momento. Les agradezco el cariño y no se olviden de usar cubrebocas, alcohol en gel y vayan a vacunarse cuando llegue su turno”, escribió la joven skater, haciendo gala de su madurez, poco antes de su arribo al aeropuerto Prefeito Renato Moreira, de su ciudad natal.

Más allá del pedido, quienes la esperaban decidieron acompañarla en motocicletas y automóviles, para evitar el contacto. Tuvieron que encontrar la manera, ya que no podían perderse la oportunidad de recibir a la heroína local.

A pesar de que Brasil ya consiguió medallas en otras modalidades de los Juegos Olímpicos de Tokio, como la natación, la gimnasia artística, el judo y el surf (también en el skate masculino), el nombre de la "pequeña hada", específicamente, se convirtió en el símbolo de la unión dentro de un país que se encuentra más fragmentado que nunca por cuestiones ideológicas y sociales.

Millones de brasileños, de norte a sur, decidieron estirar la noche del domingo y sumergirse en la madrugada del lunes, comprometiendo el desempeño en las actividades laborales del comienzo de la semana, para acompañar el desenlace del skate callejero (en inglés, street skate), donde además de Leal estuvieron otras compatriotas: la consagrada Leticia Bufoni, de 28 años, y Pamela Rosa, de 22, protagonista del vigente circuito mundial.

Sin embargo, las dos referentes de Rayssa Leal quedaron en el camino y no lograron acceder a la final por detalles en la ejecución de sus maniobras. La responsabilidad de representar a todo un país, potencia del skate, podría parecer una mochila pesada para una persona de 13 años.

La "pequeña hada", en cambio, decidió tomárselo como un juego, así como lo era en las calles de Imperatriz. Durante la última serie, con las primeras medallas olímpicas del street skate en disputa (la modalidad hizo su debut absoluto en Tokio 2020), la maranhense se divirtió, aplaudió a sus rivales e incluso improvisó algunos pasos de baile mientras esperaba su turno. Las reacciones en las redes sociales le representaron a Rayssa más de 10 millones de nuevos seguidores.

“Estoy más que feliz porque pude representar a todas las niñas de mi país, también a Pamela y Leticia, que no accedieron a la final. Realizar mi sueño de estar aquí y ganar una medalla no tiene precio. Es mi sueño y el sueño de mis padres”, contó, con mucha emoción, la fantástica Leal.

“No existe futuro sin pasado. Si yo estoy aquí ahora es porque el skate brasileño tiene mucha historia. Si estoy aquí, en Tokio, con otros 11 atletas de la modalidad, es gracias a todos los skaters de la vieja escuela, aquellos que comenzaron el largo camino hasta aquí”, agregó la joven.

Tras su victoria, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, aseguró: “Hubo una niña que ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos, ¿no es cierto? Bueno, quería decirles que yo bajé del 20% al 2% los impuestos a la importación de skates. Ella no ganó por eso, eh, pero yo bajé hasta el 2% esa importación justamente para estimular a los niños a usar el skate. Es deporte”.

Lo dijo ante un puñado de personas que lo esperaba en el Palacio do Alvorada, menos de 24 horas después de la actuación de Rayssa.

“Igual me golpean con acusaciones, me dicen que debería bajar los impuestos al arroz y los frijoles, y no el de los skates”, se defendió el mandatario de ultraderecha, quien decidió rebajar el Ministerio de Deportes a una subjefatura, dependiente del Ministerio de Ciudadanía, cuando fue electo en 2019.

Por su parte, uno de los principales enemigos políticos de Bolsonaro, el expresidente Lula, potencial candidato en las elecciones nacionales de 2022, también se refirió al logro de la "pequeña hada". “Este fin de semana fue muy agitado, conseguimos medallas en el judo y en el skate”, escribió el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en una publicación que ilustró con una foto suya encima de una patineta.

En un país con buena representación deportiva en general, a pesar de las escasas políticas públicas en favor de la práctica y el insuficiente apoyo financiero a buena parte de los atletas de élite, simpatizar o felicitar a un deportista vencedor o que entregó todo en la contienda puede verse como una manifestación política, ya sea desde la derecha bolsonarista como desde la izquierda de Lula, por citar los dos ejemplos más claros.

Inclusive, a pesar de que en su mayoría hubo posteos de felicitaciones y algarabía, entre los millones de seguidores de la "pequeña hada" no faltaron usuarios que le pidieron a Rayssa, de 13 años, que manifestara su pensamiento político. También llegaron a preguntarle a vecinos de Imperatriz si conocían sobre la posición ideológica de los padres de la adolescente, para entender hasta qué punto podrían o no apoyarla, hasta qué punto podían o no alegrarse.

“La vida es triste, pero debe ser más triste aún para quienes condicionan todo en base a la política -una política pésima, por cierto”, opinó el comediante Danilo Gentili, haciendo referencia a algunos de los escasos comentarios fuera de lugar dentro de las publicaciones de la medallista de plata.

“A pesar de que a todos les guste Rayssa Leal, los Juegos Olímpicos canalizan la atención del mundo entero; por el contexto de pasión política y lo exacerbados que están los ánimos en el país, es natural que surjan ese tipo de debates. Tal vez sean estos los Juegos Olímpicos con relación más cercana entre deportes y política partidaria en toda la historia de Brasil”, explicó Cleyton Monte, especialista en Ciencias Políticas del Laboratorio de Estudios sobre Políticas, Elecciones y Medios (Lepem-UFC).

Estrellas de la música, el cine y el deporte, como el exfutbolista Pelé, considerado uno de los mejores de la historia, se sumaron al reconocimiento hacia Leal. “Así comienza un verdadero cuento de hadas que hizo soñar a todos los brasileños. Me dejas lleno de orgullo. Gracias por hacernos creer que todo lo que soñamos puede hacerse realidad”, escribió en sus canales sociales O Rei, el tricampeón del mundo, de 80 años.

Ver también: Maradona, el “enemigo favorito” de los brasileños que tendrá su propia plaza en Río de Janeiro

Cabe destacar que, junto a Rayssa, otras dos adolescentes se hicieron presentes en el podio del skate callejero en los Juegos Olímpicos de Tokio. La medalla dorada quedó para la japonesa Momiji Nishika, de 13 años (algunos meses mayor que la brasileña), y el bronce fue también para las locales, con Funa Nakayama, de 16 años.

Sin duda Brasil se vio favorecido por la inclusión de dos deportes en los cuales es una potencia mundial: el skate y el surf, donde ya conquistó tres medallas y va por más. Además del escenario propicio para ambas modalidades, por los kilómetros de playas y las megalópolis que el país posee, existen otros factores predominantes.

“En lugares donde existe pobreza o no hay demasiadas oportunidades, los niños no tienen mucho más para hacer que salir a jugar en las calles, con lo que pueden. El skate es la mezcla de la cultura californiana que se hizo muy presente en los años 60 en el país y este factor antes mencionado. En la playa, con el surf, es más o menos similar”, explicó Eduardo Musa, presidente de la Confederación Brasileña de Skate (CBSK).

Según un estudio publicado por la CBSK, Brasil tiene actualmente 8.500.000 skaters entre sus más de 212.000.000 de habitantes. “En la franja etaria de 8 a 18 años, que es la que le corresponde a Rayssa Leal, somos el segundo deporte de Brasil, detrás del fútbol”, definió Musa.

“El surf presenta números un poco más bajos porque suele ser más caro, sobre todo para quienes quieren evolucionar y llevarlo adelante como una carrera”, agregó el dirigente, que tuvo el privilegio de entregarle la medalla plateada a la "pequeña hada" en Tokio.

Es cierto que Brasil aún podrá sumar más medallas en deportes como fútbol, el voley y otras disciplinas muy populares en el país. Sin embargo, parece difícil que alguien le arrebate a Rayssa Leal y a Rebeca Andrade -que también hizo historia al conseguir la primera medalla (fue plata) para Brasil en gimnasia artística- el cartel de “mejor imagen” de estos Juegos Olímpicos. Conquistas que, al menos durante algunas horas, lograron unir a un país que se acostumbró a vivir al filo de una grieta e insultando a los que están del otro lado.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.