Política, Mundo, Cultura

Medio británico reporta que más de 180 periodistas habrían sido espiados a través de empresa de vigilancia israelí

Diferentes Gobiernos habrían utilizado el software del Grupo NSO para vigilar a medios y activistas, según información compartida al diario The Guardian por Amnistía Internacional y Forbidden Stories, una organización sin fines de lucro.

1 23   | 19.07.2021
Medio británico reporta que más de 180 periodistas habrían sido espiados a través de empresa de vigilancia israelí Archivo. (Agencia Anadolu)

Londres

Más de 180 periodistas habrían sido víctimas de espionaje por parte de la compañía de tecnología de Israel conocida como Grupo NSO, según informó este domingo 18 de julio el diario británico The Guardian.

El grupo NSO es una empresa de vigilancia israelí que fabrica software de espionaje para Gobiernos de diferentes países. Su principal producto se conocer como Pegasus, según The Guardian, el cual puede acceder a los teléfonos de los objetivos, extraer sus datos, leer sus mensajes, recopilar sus bases de datos, escuchar sus llamadas, rastrear sus movimientos y activar sus micrófonos, lo que permite a los clientes grabar conversaciones de los atacados.

Roula Khalaf, editora del medio Financial Times (FT), fue incluida como una de las posibles víctimas de espionaje de este grupo durante 2018. Su número habría sido incluido en una lista filtrada de números de teléfonos celulares elegidos para la posible vigilancia por parte de clientes del NSO.

Ver también: Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos chuzaron teléfonos de periodistas

The Guardian informó que los datos filtrados sugirieron que el teléfono de Khalaf fue seleccionada como un posible objetivo por los Emiratos Árabes Unidos. Khalaf era la editora adjunta del FT en ese momento.

Un portavoz del Financial Times, citado por The Guardian, afirmó al respecto, "la libertad de prensa es vital y cualquier interferencia ilegal del Estado o vigilancia de periodistas es inaceptable".

Presuntos periodistas atacados

Otros periodistas que hacen parte de la lista de posibles infiltrados trabajan para medios como el canal de noticias CNN, The New York Times, The Wall Street Journal, Al Jazeera, France 24, Le Monde, Agencia France-Presse (AFP), El País, The Associated Press, Bloomberg, Newsweekly. The Economist, Reuters y Radio Free Europe y Voice of America.

Amnistía Internacional y Forbidden Stories, una organización periodística sin fines de lucro, compartieron los informes clasificados sobre las posibles filtraciones con el diario The Guardian y otros medios.

Los datos filtrados mostraron que, además de los Emiratos Árabes Unidos, otros Gobiernos que seleccionaron posibles objetivos de vigilancia podrían incluir a Bahréin, Hungría, India, Kazajstán, México, Marruecos, Ruanda, Arabia Saudita y Azerbaiyán.

La Agencia Anadolu no ha verificado de forma independiente estas afirmaciones.

Ver también: Legisladores de EEUU piden que se controle la distribución de software de espionaje

Carlos Martínez de la Serna, director de programa del Comité para la Protección de los Periodistas, citado por The Guardian, señaló, “vigilar a un periodista tiene un efecto muy fuerte y escalofriante. Nuestros dispositivos son clave en la actividad periodística, (de ser filtrados) estos exponen los contactos, las fuentes y los materiales del periodista".

"Esto ataca la actividad periodística de una manera que le impide casi por completo actuar en situaciones en las que los periodistas están siendo amenazados", agregó De la Serna.

"No hay suficientes garantías respecto a la exportación de este software (Pegasus)… Este se ha vendido directamente a Gobiernos con un historial terrible de libertad de prensa, lo cual es difícil de entender" añadió De la Serna.

The Guardian informó que el Grupo NSO insiste en que los Gobiernos que usan Pegasus están obligados por contrato a usarlo solo para combatir "delitos graves y terrorismo".

Los abogados de NSO han señalado que la compañía no tenía acceso a los datos de los objetivos de sus clientes. También sugirieron que los números de teléfono en los datos filtrados podrían haber sido parte de otra lista más grande de números usados por sus clientes "para otros propósitos" y no necesariamente como objetivos de vigilancia.

Ver también: Snowden: saudíes usaron spyware israelí para rastrear a Khashoggi

La compañía israelí negó las "falsas afirmaciones" hechas sobre sus clientes y señaló que "continuará investigando todas las afirmaciones creíbles de uso indebido y tomará las medidas adecuadas". El NSO agregó que había cerrado el acceso a Pegasus a los clientes donde se había confirmado el abuso.

"El Grupo NSO Group está en una misión para salvar vidas, y la compañía ejecutará fielmente esta misión sin inmutarse, a pesar de todos y cada uno de los continuos intentos para desacreditarlo por motivos falsos" concluyó la compañía.

*Camilo Hernández contribuyó con la redacción de esta nota.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.