Cultura

Estambul, la cuna de civilizaciones, espera 'exploradores'

Antiguo hogar de los Imperios Romano, Bizantino y Otomano, la ciudad más grande de Turquía quiere contar sus historias ocultas.

Çiğdem Alyanak   | 11.01.2019
Estambul, la cuna de civilizaciones, espera 'exploradores' La luna llena se levanta detrás de la Mezquita Azul, también llamada como la mezquita del Sultan Ahmet, en Estambul, Turquía, el 26 de julio de 2018. (Emrah Yorulmaz - Agencia Anadolu)

ESTAMBUL, Turquía

Estambul, la cuna de civilizaciones que fue capital de los Imperios Romano, Bizantino y Otomano durante 16 siglos, sigue siendo un centro de atracción con su historia única.

Cuando se piensa en una ciudad “histórica y turística”, Estambul es una de las primeras metrópolis que llega a la mente.

Con sus calles únicas, templos históricos, el rio Bósforo que une a dos continentes y museos que guardan secretos antiguos, Estambul aguarda visitantes para compartir las experiencias que tiene para ofrecer.

Los sitios históricos más reconocidos de la urbe son la Hagia Sofía, el Palacio Topkapi, la Mezquita Azul y la Basílica Cisterna.

Los visitantes que quieren ser cautivados y que desean viajar en el tiempo pueden explorar la Mezquita Suleymaniye –obra maestra del arquitecto turco Mimar Sinan- el Bazar de Especies, el Gran Bazar –centro comercial más antiguo del mundo- y el Museo de Arqueología de Estambul con 128 años de antigüedad.

La atmósfera mística de la Torre Maiden, el fuerte que custodia el Bósforo, el Parque Gulhane que cuenta con más de 90 especies de árboles, los famosos baños turcos de Haseki Hurrem y la calle Soguk Cesme bordeada de casas de madera invitan a quienes buscan un viaje alternativo en la ciudad.

Hagia Sofía, la octava maravilla del mundo

La Hagia Sofía es uno de los museos más visitados del mundo y una de las estructuras más prominentes en términos de historia arquitectónica y artística.

Apodada por historiadores como la “octava maravilla del mundo”, la edificación fue usada como iglesia durante 916 años. En 1453 fue convertida en mezquita por el sultán otomano Mehmed II.

Se llevaron a cabo trabajos de restauración durante la era otomana y los minaretes fueron construidos por Mimar Sinan. La edificación es uno de los monumentos de la historia de la arqueología más importantes que aún permanece en pie.

Un lugar imperdible

El Palacio Topkapi, utilizado por 400 años como centro administrativo, educativo y artístico en el Imperio Otomano, desde el reinado de Mehmet II hasta el del sultán Abdulmecid, es una de las principales atracciones turísticas de la ciudad.

Sus edificios únicos, exquisitos mosaicos y la naturaleza que lo rodea otorgan al palacio una belleza y esplendor inimaginable.

La Mezquita Azul: una estructura que deja huella en la ciudad

Con sus elementos estéticos de la civilización turco-musulmana, la Mezquita Azul sigue siendo el foco de atención no solo de los devotos musulmanes, sino también de los turistas locales e internacionales desde hace siglos.

La edificación, construida sobre una de las siete colinas de Estambul y que es saludada por las embarcaciones que llegan a la ciudad es también importante por su estética del siglo XVII.

La mezquita fue construida en el Hipódromo Bizantino por el discípulo de Sinan, Sedefkar Mehmed Agha bajo órdenes del sultán Ahmed I. Sus seis minaretes y elegante cúpula están decoradas con encantadoras obras de arte.

La mezquita está adornada con 20.043 baldosas azules que junto a sus vidrios del mismo color le otorgaron el apodo con el que se conoce alrededor del mundo.

La mezquita más grande de la era Otomana

Otra icónica edificación construida por Mimar Sinan, la Mezquita Suleymaniye, ha sido admirada durante siglos por su ingeniería fina, acabados y brillo arquitectónico.

La mezquita ostenta el récord como la edificación religiosa más grande de la era Otomana.

La mezquita también fue construida para ser un centro educativo, cultura y de ayuda. Cuenta con una escuela primaria, un baño turco, un comedor diseñado para servir comida a los habitantes más humildes de la ciudad y un hospital. Su librería de manuscritos es otra de las atracciones del complejo.

El bazar donde venden clavos y canela

El Bazar de Especies, con 351 años de antigüedad, fue completado en 1667 con el propósito de dar ingresos a la nueva mezquita en Eminou. El lugar se caracteriza por el olor a clavos y canela entre cada uno de sus arcos de piedra.

El bazar es un mercado gigante donde plantas secas y todo tipo de hierbas y cientos de especies se han vendido a lo largo de su historia.

El mercado fue el lugar más importante de la Ruta de la Seda en Estambul, donde se conectaban el oriente y el occidente.

El centro comercial más antiguo del mundo

Sobresaliendo por su magnitud, el Gran Bazar ha sido uno de los centros de comercio más importantes de la ciudad durante más de 500 años.

El mercado atrae entusiastas de todas las edades e incorpora una rica estructura cultural. En el Gran Bazar hay 4.399 tiendas grandes, 2.195 tiendas pequeñas, 24 talleres, 497 cabinas, 12 cavas, 10 mezquitas y 16 fuentes.

El sitio debe estar en la lista de visita para todos los que se dirigen a Estambul para hacer compras.

El hogar de la historia hace 128 años

Fundado por el reconocido historiador y arqueólogo, Osman Hamdi Bey, el Museo Arqueológico de Estambul ha exhibido las piezas más importantes del mundo como el sarcófago de Alejandro Magno y el Tratado de Kadesh.

Durante 128 años el museo ha abierto sus puertas a las personas que desean viajar en los corredores del tiempo y conocer la evolución de las civilizaciones.

El museo fue fundado por el hijo de Ibrahim Edhem Pasha, estadista otomano.

*Binnur Donmez y Ahmed Fawzi Mostefai contribuyeron con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.
Temas relacionados
Bu haberi paylaşın