Cultura

El adiós a José José desata fiebre colectiva en México

Los restos del llamado 'Príncipe de la canción' fueron recibidos en medio de conciertos y la despedida de miles de fanáticos apostados a las afueras del Palacio de Bellas Artes.

Alejandro Melgoza Rocha   | 09.10.2019
El adiós a José José desata fiebre colectiva en México (Alejandro Melgoza - Agencia Anadolu).

MÉXICO

Por: Alejandro Melgoza Rocha

Desde antes de las 10 de la mañana de este miércoles, miles de fanáticos se habían apostado desde distintos puntos de Ciudad de México para despedir los restos del cantante mexicano José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido como José José, quien falleció a los 71 años el pasado 28 de septiembre, y hoy fue homenajeado en el Palacio de Bellas Artes, con una serie de conciertos.

“¡José!, ¡José!, ¡José!, ¡José!”, gritaba la gente acomodada a los lados de los carriles del Eje Central en el momento que pasaban los restos del cantante mexicano, conocido como 'el Príncipe de la canción', en una carroza negra y escoltados por decenas de policías a bordo de motocicletas al tiempo que, en el Palacio, lo esperaban multitudes de almas coreando sus canciones.

En tanto, desde el Parque de la China, ubicado en la colonia Clavería de Azcapotzalco, también una localidad capitalina, se reunieron miles de admiradores, por lo que fue en este barrio donde creció y se formó como músico. En dicho recinto está su estatua, llena de flores y velas que trajeron desde la semana pasada. Pero siempre hay más flores frescas que marchitas.

Una de las vecinas de Clavería, dueña de un puesto de periódicos, recuerda en entrevista con la Agencia Anadolu a Margarita Ortiz, la mamá del 'Príncipe de la canción', quien acudía a comprar revistas y le decía: “Te encargo las de mi Pepe. Todo lo que salga de mi Pepe lo quiero”.

La vendedora contó que años después, cuando ya era reconocido por su voz, José José se enteró que su amigo del barrio, Armando Fernández “El Monstruo”, se casaría; así que se presentó en la iglesia y cantó el Ave María. Los invitados a la misa ponían más atención a José José que a los novios.

Aunque tras sus primeros éxitos José José se fue a vivir a Satélite, una colonia de clase media del Estado de México, regresaba a visitar a sus amigos de la colonia Clavería, donde los habitantes lo recuerdan como un “buen vecino, buen amigo y una persona sencilla”. Dicen que “no va a haber otro igual con esa voz tan increíble”.

El 'Príncipe de la canción' nació el 17 de febrero de 1948 en una familia de músicos. Su padre era tenor y su madre concertista de piano. Ellos fueron sus primeras influencias para adentrarse en el mundo de la música.

Sosa Ortiz era oriundo de la colonia San Rafael en la Ciudad de México aunque por muy poco tiempo, pues pasó su infancia y juventud en una casa de la calle Tebas esquina Clavería, en la colonia de este mismo nombre de la alcaldía de Azcapotzalco.

De niño estudió la secundaria en el Instituto Estado de México, era un adolescente tranquilo. La pobreza reinaba en su hogar pues su padre padecía alcoholismo y no trabajaba. En ocasiones, Pepe, como lo llamaban de cariño, no tenía para los útiles escolares.

Sin embargo, la pobreza no lo frenó. Corría el año de 1953 cuando su padre abandonó el hogar y unos años después, el joven de apenas 15 años formó un trío con su primo Francisco y Alfredo, uno de sus amigos.

Sus vecinos, entrevistados por la Agencia Anadolu, recuerdan a 'Pepe' por su talento y que en su juventud cantaba con un grupo de amigos en los jardines de la colonia, entre estos el parque de Los Vagos y el de la China, donde en la actualidad hay una estatua del artista.

En esos primeros años del trío, el 'Príncipe de la canción' acompañaba a sus amigos a darles serenatas a sus novias y mamás, lo cual solían hacerlo entre las 9 de la noche hasta la 1 de la madrugada, en medio de algunos tragos de alcohol y bocanadas de cigarrillos.

José José, dos años después de iniciar su trío, obtuvo su primer contrato y debutó con su primer disco, aunque sin mayor trascendencia. Sus sueños de ser cantante no se detuvieron y tocaba en centros nocturnos hasta que conoció a un productor musical que le consiguió un contrato con un sello musical.

El éxito del cantante comenzó en 1970 luego de su participación en el Festival de la Canción Latina -y no en el Festival OTI como comúnmente se cree, que fue creado en 1972- con la interpretación de la melodía “El triste”, donde obtuvo el tercer lugar y generó una gran aceptación.

Posterior a esa presentación, acaparó las portadas de los periódicos y sus interpretaciones se hacían cada vez más famosas.

La vida del artista, galardonado a nivel mundial, también fue de excesos, en los que abusó del alcohol y las drogas, dejándolo en condiciones económicas precarias.

Con el tiempo, su voz se fue mermando y a pesar de ello, seguía cantando ya con un tono ronco en conciertos hasta el año 2015. Sin importar que hubiera perdido la entonación y aquellas cuerdas vocales valuadas por multitud de disqueras, la gente siempre abarrotó los conciertos para verlo.

Y este día no fue la excepción. Por doquier hay una fiebre colectiva en medio de sobrevuelos de helicópteros de Protección Civil, esperando que nada se salga de control.

En restaurantes, plazas, locales y transportes colectivos de Ciudad de México, se escuchan los discos de José José día y noche, así como en los corrillos de las calles, y los centros nocturnos que, en medio de la embriaguez, entonan “El triste”, la canción que rememora la escena más recordada de su carrera con la cual se coronó.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.