Cultura

Cuenca, Ecuador, celebra dos décadas de ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad

Fundada en 1557, la Unesco reconoció a la capital de la provincia de Azuay como una de las ciudades Patrimonio Cultural de la Humanidad el 1 de diciembre de 1999.

María Donoso   | 02.12.2019
Cuenca, Ecuador, celebra dos décadas de ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad Cuenca es una ciudad ubicada al sur del Ecuador que este 1 de diciembre cumple dos décadas de haber sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad. (Diego Toral - Fundación Municipal Turismo para Cuenca - Handout Agencia Anadolu)

QUITO, Ecuador

Cuenca es una ciudad ubicada al sur del Ecuador que este 1 de diciembre cumple dos décadas de haber sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Su gente la describe como una ciudad mágica a donde “todos quieren volver”. Parte de sus encantos está en la arquitectura y todo el bagaje cultural que alberga esta ciudad.

Cuenca es la capital de la provincia del Azuay. Fundada en 1557, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconoció a Cuenca como una de las ciudades Patrimonio Cultural de la Humanidad el 1 de diciembre de 1999.

En su declaratoria, la Organización destacó la conservación de la cuadrícula original del Centro Histórico desde su fundación, además de materiales tradicionales que se usaron para la construcción de bienes inmuebles como la piedra, el adobe (una mezcla compacta de arcilla, arena y fibras naturales que se asemejan al ladrillo), madera o bejuco, pese a tener una arquitectura neoclásica europea.

Varios historiadores consideran a Cuenca como una ciudad afrancesada en cuyas construcciones existen detalles decorativos como sus techos elaborados con torneados de madera, cielos rasos con figuras hechas a mano, así como vistosos y elegantes balcones.

Historiadores como Mauricio Galindo califican a Cuenca como el núcleo histórico y cultural de la zona sur del Ecuador.

“Hay que recordar que Cuenca fue una de las ciudades principales en la época inca que, luego sobre sus ruinas y con muchos aspectos de esa época, se fundó una nueva ciudad que se convertiría en el núcleo histórico del país que hasta hoy se conserva”, asegura.

Galindo asegura que la Unesco también tomó en cuenta para la declaratoria la gastronomía típica de la zona, las costumbres de la gente, su religiosidad popular e incluso su dialecto característico que forma parte de su identidad.

Pocos años después de ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, Cuenca fue reconocida, desde Barcelona, como “Capital Cultural de las Américas 2002”, y la tradición del “Pase del Niño Viajero”, que convoca a miles de fieles católicos durante la Navidad, fue también reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador.

La belleza colonial y las tradiciones que mantiene su población hicieron de Cuenca una ciudad histórica, no solo como destino turístico, sino que miles de personas jubiladas de países como Estados Unidos, Inglaterra o Canadá decidieron mudarse a vivir en la zona austral del Ecuador.

De acuerdo con cifras de la Cancillería ecuatoriana, durante los últimos cinco años al menos 3.400 jubilados de otros países ingresaron al Ecuador, de los cuales un 87% cuenta con una visa permanente. Se estima que unos 8.000 extranjeros residen en la capital azuaya.

Cuenca fue la segunda ciudad en ser reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad; la primera fue Quito, la capital de Ecuador, y se convirtió en una de las primeras ciudades en obtener esa distinción en 1978.

Su centro histórico es considerado como el mejor conservado y el más extenso de América, pues alberga en 320 hectáreas a unas 40 iglesias, 16 conventos y monasterios y alrededor de 5.000 inmuebles patrimoniales, detallan varios datos históricos.

Galindo considera que el Ecuador se diferencia de otros países de América Latina por contar con una serie de ciudades patrimoniales, así como las Islas Galápagos que fueron declaradas por la Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad.

Las declaratorias que el Ecuador cuenta en temas patrimoniales, culturales y naturales determinan la “enorme riqueza cultural patrimonial que el país tiene y ofrece a sus habitantes y turistas”, afirma Galindo.

Desde los gobiernos municipales de Cuenca y Quito se trabaja para educar y formar a la ciudadanía en temas de conservación de sus patrimonios, así como en ordenanzas y leyes que permitan mantener las estructuras históricas de las dos ciudades.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.