Turquía, Cultura

Antiguas ciudades turcas esperan a los turistas

Diyarbakir y Mardin están listas para recibir a los visitantes con sus sitios históricos y delicias locales.

Ali Murat Alhas   | 09.01.2019
Antiguas ciudades turcas esperan a los turistas DIYARBAKIR, TURQUÍA - ENERO 8, 2019: La ciudad de Diyarbakir, al sureste de Turquía, ofrece a turistas y amantes de la historia una rica experiencia cultural e histórica. En la ciudad se puede encontrar obras arquitectónicas como la mezquita de Hazrat Suleiman, que fue visitada por muchos Sahaba (compañeros del Profeta Mahoma), la Gran Mezquita de Diyarbakir, la Iglesia de San Jorge, construida en un área de 50.000 metros cuadrados y que data del siglo II d.C., la Mansión Ataturk y disfrutar de platos tradicionales en la Casa de la Cultura de Diyarbakır, en Turquía, el 8 de enero de 2019. (Hasan Namlı - Agencia Anadolu).

ANKARA

Las ciudades de Diyarbakir y Mardin, en el suroeste de Turquía, son la cuna de antiguas civilizaciones y ofrecen una rica experiencia cultural e histórica para los turistas.

Diyarbakir cuenta con más de 4.82 kilómetros (tres millas) de espectaculares paredes de piedra que probablemente se erigieron por primera vez alrededor del año 2000 a.C. y están incluidos en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Los visitantes pueden disfrutar de un desayuno con las delicias autóctonas de la región, y luego explorar la ciudad comenzando con la Madrasa (escuela) Mesudiye, una de las primeras universidades de Anatolia, seguida por la amplia variedad de museos que ofrece la ciudad como el de Ziya Gokalp, el museo de literatura Ahmet Arif, la Madrasa Zinciriye y las casas de Cemil Pasha, gobernador del siglo XVI de Diyarbakir Iskender Pasha y el poeta Suleyman Nazif.

Las mezquitas abundan en la ciudad y gozan de una rica historia y arquitectura que llama la atención de los turistas. Una de ellas es la mezquita Ulu de Diyarbakir, que se estima fue construida en el año 938 d.C. y también está la Mezquita de Hazrat Suleyman, que una vez fue sede de docenas de Sahaba (discípulos del profeta Mahoma).

La comunidad cristiana también se ve evidenciada en la historia de esta ciudad con la Iglesia de San Jorge, construida en 50.000 kilómetros cuadrados (19.305 millas cuadradas) de tierra y se remonta al siglo II d.C.

Las cuevas de Hilar y la colina de Cayonu, son algunos de los asentamientos de cuevas más antiguos conocidos de Anatolia y dan cuenta de la historia de la civilización además de la historia regional.

Aquellos que deseen explorar las delicias culinarias locales en Diyarbakir, pueden disfrutar de comidas como el kebab de hígado, meftune, icli kofte (albóndigas rellenas) y dolma carnosa o amarga.

Mardin, tierra de tolerancia.

La ciudad de Mardin, con sus históricas mezquitas, madrasas, iglesias, monasterios y arquitectura única, ofrece una experiencia inolvidable para los visitantes.

Además de su riqueza histórica, Mardin es uno de los lugares más singulares de Turquía para visitar gracias a la armonía que se siente en la ciudad, resultado de los lazos positivos que comparten las diferentes religiones.

La Mansión Erdoba o la Mansión Cercis Murat, que cuenta con la arquitectura de piedra única de la ciudad, es una parada obligatoria en Marmid.

Algunas de las delicias que los turistas pueden disfrutar son el Sembusek, icli kofte (albóndigas rellenas), kibe bumbar, dolma, estofado y costillas. Además, los turista pueden visitar el colorido y bullicioso mercado, donde pueden comprar especias exóticas, almendras azucaradas, plata telkari, objetos de artesanía y jabón orgánico local.

El Monasterio de Deyrulzaferan, la Iglesia de la Virgen María y el Monasterio de Mor Yakup son algunos de los sitios históricos importantes que se deben visitar, especialmente aquellos que les gusta el turismo cultural. El monasterio de Mor Gabriel, a 23 kilómetros del distrito de Midyat, es el tercer monasterio más grande del mundo.

Las ruinas de Dara, donde se encuentran antiguas tumbas de roca que datan del siglo V d.C., son consideradas como el “Éfeso de Mesopotamia”. Dara fue uno de los asentamientos más importantes de su tiempo importantes ubicados en la Ruta de la Seda, una antigua ruta comercial que conectaba a oriente y occidente.

*Daniela Mendoza contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.