Política, Análisis

Los posibles escenarios de las relaciones Turquía-Alemania en la era post-Merkel

No parece realista esperar que se abra una página limpia en las relaciones bilaterales entre Turquía y Alemania en el período post-Merkel.

Hacı Mehmet Boyraz - Yunus Mazı   | 11.08.2021
Los posibles escenarios de las relaciones Turquía-Alemania en la era post-Merkel Banderas intercaladas de Alemania y de Turquía. (Archivo Agencia Anadolu)

ESTAMBUL

Por: Haci Mehmet Boyraz y Yunus Mazi*

Con las elecciones que tendrán lugar el 26 de septiembre en Alemania, el mandato de 16 años de Ángela Merkel llegará a su fin. La dirección que tomarán las relaciones turco-alemanas en la era pos-Merkel ya genera curiosidad.

Antes de hacer una valoración de los altos y bajos en las relaciones durante el mandato de Merkel, cabe resaltar que los temas más importantes en las relaciones bilaterales son las actividades de las organizaciones terroristas PKK y FETO en Alemania y las negociaciones para la adhesión de Turquía a la Unión Europea (UE). En los últimos años, se han presentado frecuentes tensiones entre los dos Estados por estos asuntos.

El hecho de que Alemania no impida las actividades de FETO y PKK en su territorio y, en ocasiones las apoye, molesta profundamente a Turquía. Berlín está en contra de la membresía de Turquía en la UE, aunque no de manera tan extrema como Austria y Francia.

Las relaciones Turquía-Alemania durante la era Merkel

Merkel se ha desempeñado como canciller de Alemania desde 2005, cuando como opositora sucedió a Gerhard Schroder. Se preveía que este cambio tendría un impacto negativo en las relaciones turco-alemanas porque durante la era del socialdemócrata Schroder, Alemania apoyó la membresía de Turquía en la UE, mientras Merkel se oponía abiertamente.

En este contexto, después de que asumió el cargo, Merkel nunca dudó en expresar que veía a Turquía como "socio privilegiado", una forma de reiterar que no apoyaba la membresía turca en la UE. Además, no tomó medidas constructivas para la excepción de visado ​para los ciudadanos turcos y la apertura de nuevos capítulos de negociación de la membresía. Adicionalmente, no apoyó a Turquía luego del intento de golpe de Estado de 2016 y decidió dar asilo a los miembros de FETO.

A pesar de la actitud negativa hacia Turquía políticamente, la canciller apoyó el aumento de la cooperación comercial entre las naciones. El volumen de comercio entre Turquía y Alemania pasó de aproximadamente USD 23 mil millones en 2005 a cerca de USD 36 mil millones para finales de 2019. Se espera además que el volumen comercial se eleve a USD 50 mil millones en poco tiempo si se toman las medidas necesarias, especialmente la actualización de la Unión Aduanera entre Turquía y la UE.

Escenarios de las relaciones en la era pos-Merkel

Aún no está claro el Gobierno que se formará luego de las elecciones de septiembre en Alemania. Los resultados de las encuestas de opinión muestran a la Unión Cristiana (CDU/CSU) y a los Verdes como los partidos con más intención de voto, pero, debido a las fluctuaciones en los resultados, no es posible determinar qué partidos formarán el nuevo Gobierno. Sin embargo, existe una fuerte expectativa de que la Unión Cristiana forme una coalición con los Verdes, ya que deben acercarse al 50% de los votos y las últimas encuestas muestran que CDU/CSU ocupa el primer lugar con aproximadamente el 28% de la intención de voto, mientras que los Verdes lo siguen con aproximadamente el 19%.

El primer escenario es la formación de un Gobierno a través de una coalición entre la Unión Cristiana y los Verdes, en el que probablemente el candidato cristiano, Armin Laschet, se convierta en canciller. Laschet ha sido el primer ministro del estado de Renania del Norte-Westfalia desde 2017 y se sabe que tiene una actitud positiva hacia los turcos en su región. Por esta razón, la opinión pública alemana a menudo lo llama "Armin el turco".

Por ejemplo, Laschet pidió a la Unión Turco-Islámica de Asuntos Religiosos (DITIB) que ayudara a establecer el plan de estudios de la clase de religión islámica que se enseña en escuelas del estado. Aunque el candidato fue objeto de fuertes críticas por esto, no se echó atrás en su decisión y se ganó la simpatía de los turcos.

Laschet además mantiene su distancia de la organización terrorista PKK y señaló en un programa de televisión que esta no debería recibir apoyo. Teniendo esto en cuenta, si la CDU/CSU establece un Gobierno fuerte bajo el liderazgo de Laschet, las relaciones turco-alemanas se mantendrán en un eje relativamente positivo.

Por otro lado, si la coalición se forma bajo el liderazgo de los Verdes, que son abiertamente anti-Turquía, un proceso difícil aguardará las relaciones entre los Estados. Cabe recordar que el excopresidente de los Verdes de origen turco Cem Ozdemir atacó indiscriminadamente a Turquía durante sus funciones.

El segundo escenario es que los Verdes formen un Gobierno de coalición con el Partido Socialdemócrata (SPD), que contaría con alrededor del 16% de los votos, y el Partido Demócrata Libre (FDP), que tendría cerca del 13% de los votos. Esta sería una situación indeseada para Turquía debido a que los Verdes y el FDP actualmente muestran actitudes que favorecen a PKK. Sin embargo, el SPD se mantiene más distante de la organización terrorista. Por lo tanto, un Gobierno de coalición formado por estos tres partidos crearía problemas en las relaciones con Turquía, especialmente en el tema de la lucha contra el terrorismo.

Aparte de estos escenarios, se habla de algunas alternativas débiles, como coaliciones de la Unión Cristiana con el SPD o el FDP. Sin embargo, es muy improbable que estas posibilidades se concreten debido a fracasos en coaliciones anteriores y la insuficiencia en la intención total de votos para poder formar el Gobierno.

En conclusión, no parece realista esperar que se abra una página limpia en las relaciones bilaterales entre Turquía y Alemania en el período pos-Merkel.

*Haci Mehmet Boyraz trabaja en la Dirección de Estudios Europeos de la Fundación para la Investigación en Política, Economía y Sociedad (SETA) y continúa sus estudios doctorales en el campo de las Relaciones Internacionales en la Universidad de Sakarya, con sede en Turquía.

*Yunus Mazi es especialista en Relaciones Europeas e Internacionales de la Universidad Turco-Alemana.

**Aicha Sandoval Alaguna contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.