Análisis

Principales medios de EEUU ignoran el costo humano de los 20 años de la invasión a Afganistán

Según la ONU, el pueblo afgano es el tercero más desplazado del mundo, con más de 6 millones de personas en esta condición tras dos décadas de operaciones estadounidenses en Afganistán.

Mehmet Alaca   | 06.09.2021
Principales medios de EEUU ignoran el costo humano de los 20 años de la invasión a Afganistán (Agencia Anadolu)

ANKARA
Mientras que los principales medios de comunicación estadounidenses le dieron una amplia cobertura a la retirada de Afganistán, llama la atención la poca mención que hicieron del costo humano de la ocupación de 20 años.

La decisión del presidente Joe Biden fue fuertemente apoyada por los medios de comunicación, pero la forma en la que se implementó afrontó duras críticas.

CNN, Fox News y NBC optaron por usar imágenes de soldados estadounidenses besando a bebés afganos, dando dulces a los niños y entregando agua a las personas, mientras presentaban la retirada de Afganistán como un fracaso.
 
Deroy Murdock, de Fox News, dijo que a pesar de las recientes promesas de EEUU de recuperar la fortaleza de sus alianzas, la decisión de Biden sobre Afganistán “pulverizó” las relaciones internacionales de Washington. 

Roger Williams, también de Fox News, acertó que el Congreso debería exigir la renuncia de Biden debido al fracaso de la retirada.

Stephen Collinson, de CNN, afirmó que la retirada de Afganistán fue un "desastre político" para Biden. Clarissa Ward, la corresponsal internacional jefa del mismo medio, dijo que se habían cumplido sus premoniciones pesimistas sobre el desempeño de la administración Biden.
 
Richard Engel, corresponsal internacional jefe de NBC News, señaló que Washington pidió permiso a su antiguo enemigo, los talibanes, para sacar a sus ciudadanos de Afganistán.

The New York Times aseguró en su artículo titulado “Biden enfrenta las escenas de derrota que buscaba evitar en Kabul” que el presidente estadounidense “pasará a la historia, justa o injustamente, como el presidente que estuvo al mando durante el humillante último acto del experimento estadounidense en Afganistán", mientras en otro artículo afirmó que la retirada de EEUU socavó algunas de las premisas principales de la presidencia de Biden.

Si bien los principales medios de comunicación aseguraron que los soldados estadounidenses hicieron grandes esfuerzos para salvar al pueblo afgano del "enemigo", olvidaron mencionar los cientos de miles de muertos, las prisiones de tortura de la CIA, las violentas incursiones nocturnas en viviendas, las operaciones en zonas rurales y pueblos, así como los ataques con helicópteros B-52 y aeronaves no tripuladas de combate.
 
Las encuestas muestran que muchos estadounidenses saben muy poco sobre Afganistán, ocupada y bombardeada por EEUU durante 20 años.
 
El corresponsal Ryan Cooper afirmó en un artículo para la revista The Week que los principales medios de comunicación del país se han comportado sesgadamente al cubrir la retirada y han ignorado casi por completo a Afganistán durante la última década.
 
Un artículo escrito por Jim Lobe para la web Responsible Statecraft reveló que las cadenas de televisión como CBS, ABC y NBC han destinado solo 362 minutos de transmisión para el tema afgano en los últimos cinco años, lo que equivale a un promedio de solo 24 minutos al año por canal.
 
Las consecuencias de la invasión

Una investigación realizada por la Universidad de Brown, con sede en EEUU, reveló que desde 2001, aproximadamente 241.000 personas, incluidos 71.000 civiles, perdieron la vida en las zonas de guerra en Afganistán y Pakistán. Sin embargo, se estima que las cifras son mucho más altas debido a que las tres cuartas partes de la población de Afganistán vive en zonas rurales.

La investigación señaló que más de 3.500 soldados de la coalición, dos tercios de los cuales eran estadounidenses, murieron y más de 20.000 soldados norteamericanos resultaron heridos desde entonces. Agregó que las bajas de las fuerzas de seguridad afganas fueron 69.000.
 
Un informe de la ONU publicado en 2020 denunció que el Ejército estadounidense y sus aliados son responsables de una gran proporción de víctimas civiles y crímenes de guerra en el país cometidos desde 2001.
 
Solo en los primeros seis meses de 2019, 1.400 civiles murieron y 2.400 resultaron heridos. Las fuerzas estadounidenses y sus aliados fueron responsables del 52% de estas muertes y los talibanes del 39%.
 
Según los datos publicados por la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA), un total de 2.122 civiles murieron, de los cuales 785 eran niños. Además, 1.855, 813 menores resultaron heridos en ataques aéreos llevados a cabo entre 2016 y 2020. Los niños constituyen el 40% de las muertes durante este periodo.

Cabe destacar que gran parte de la población vive en zonas rurales y no hay suficientes datos sobre el alcance de lo que EEUU hizo en esas áreas. Un claro ejemplo de lo que pudo no haberse revelado nunca es la confesión del teniente coronel David Flynn en 2011 de haber ordenado la erradicación de tres pueblos afganos.
 
Según datos de la ONU, el pueblo afgano es el tercero más desplazado del mundo, con más de 6 millones de personas en esta condición debido a los 20 años de invasión.

Los informes indican que cerca de 5 millones de personas desplazadas internas o externas desde 2012 no han podido regresar a sus hogares.

Otro informe de la ONU publicado en 2020 reveló que casi la mitad de los niños afganos desplazados enfrentan desnutrición aguda y tienen un acceso muy limitado a la atención médica básica.

Adicionalmente, la guerra, la pobreza, la desnutrición, la falta de saneamiento, el acceso limitado a atención médica y los problemas ambientales han tenido graves efectos en la salud mental y física del pueblo afgano.

*Aicha Sandoval Alaguna contribuyó con la redacción de esta nota. El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.