Análisis

Normalización de las relaciones entre Israel y el Golfo genera un cambio de equilibrio en la región

Varios acontecimientos han contribuido a que el epicentro del mundo árabe y de Oriente Medio comience a alejarse de Egipto.

Dr. Necmettin Acar   | 24.10.2020
Normalización de las relaciones entre Israel y el Golfo genera un cambio de equilibrio en la región El presidente de Estados Unidos, Donald Trump; el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu; el ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Abdullah bin Zayed Al Nahyan, y el ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif bin Rashid Al Zayani, participan de la firma de los acuerdos sobre la "normalización de las relaciones" celebrados entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin, en la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos, el 15 de septiembre de 2020. (---- SOLO PARA USO EDITORIAL - CRÉDITO OBLIGATORIO: CASA BLANCA - HANDOUT - AGENCIA ANADOLU ----)

Estambul, Turquía

Por: Necmettin Acar*

La normalización de las relaciones entre Israel y algunos países árabes del golfo Pérsico poseen el potencial de cambiar el equilibrio en la región. Las políticas del eje Arabia Saudita-Emiratos Árabes Unidos (EAU), enfocadas a trasladar el punto de gravedad de El Cairo hacia los países árabes del Golfo, han causado malestar entre Egipto, Jordania e Irak, así como entre la alianza de Turquía y Catar.

La “primavera árabe”, el golpe militar del 3 de julio de 2013, así como la inestabilidad que estos acontecimientos acarearon consigo para Egipto obligaron a esta a depender del apoyo, principalmente financiero, del Golfo y de hacerles concesiones, como la de poner su Ejército a la disposición de estos países ante una posible intervención en Libia.

Como resultado de estos varapalos y retrasos, Egipto se enfrenta a tres principales obstáculos por superar: el megaproyecto turístico que Arabia Saudita planea construir en su costa sobre el mar Rojo como principal rival al sector turístico egipcio; el proyecto de transportar los recursos hidrocarburos del Golfo al Mediterráneo oriental, a través del mar Rojo e Israel, desbancando al canal de Suez de Egipto, y el hecho de haberse quedado fuera del juego en la competencia entre Irán y el Golfo a nivel militar, demográfico e intelectual, luego de haber sido considerado como el principal protector del Golfo ante la amenaza iraní. Todos estos son golpes económicos duros para un Egipto en una crisis económica que deberá aguantar.

Otro factor que contribuye al alejamiento de Egipto como punto de gravedad tradicional del mundo árabe y de Oriente Medio es el creciente papel de Turquía en la política de la región. Cualquier política en la región que margine a una Turquía cada vez con más peso en crisis como la del Mediterráneo oriental, el Cáucaso y Oriente Medio, está sentenciada a fracasar.

La reciente acogida de reuniones entre los movimientos palestinos Hamas y Fatah en Ankara basta para mostrar la pérdida de importancia de El Cairo en los asuntos regionales. A todo esto hay que añadir la relación estrecha que Turquía ha forjado con Catar y, últimamente, con Kuwait, países del Golfo que siguen manteniendo una cierta distancia de Israel y que continúan apoyando la causa palestina.

Un primer bloque frente al eje Arabia Saudita-EAU sería uno formado por Egipto, Jordania e Irak, con un proyecto para transportar el petróleo iraquí al golfo de Áqaba, en las orillas jordanas del mar Rojo, que supondría un desafío para el proyecto del eje Arabia Saudita-EAU, ya que Arabia Saudita carece de frontera directa con Israel, al estar separada de esta por Jordania.

Otro posible bloque sería la alianza entre Turquía, Catar y Kuwait. Así mismo, Turquía ha mostrado su intención de enmendar sus relaciones con Egipto con el propósito de contrarrestar el desequilibrio en la región generado por el acercamiento entre Israel y el Golfo.

Ver también: Trump anuncia que Sudán normalizará sus relaciones con Israel

Por otra parte, no hay que olvidar que el presidente Donald Trump es el principal protector y mentor de las políticas aventureras del Golfo. No obstante, la incertidumbre sigue reinando con respecto a las elecciones estadounidenses y su resultado que, sin lugar a dudas, afectará al eje Arabia Saudita-EAU y a sus relaciones con Israel.

*El escritor es académico y presidente del departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Mardin Artuklu de Turquía.

*Traducido por Daniel Gallego.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.
Temas relacionados
Bu haberi paylaşın