Política, Análisis

Los peones salafistas de Arabia Saudita en la guerra civil de Libia

Muchos observadores en Libia desconfían de los grupos madjalistas, una corriente dentro del salafismo que es considerada un movimiento de ultra derecha, pues promueven y dan prioridad a los intereses políticos y de seguridad de Arabia Saudita.

Dr. Tankut Öztaş   | 09.01.2020
Los peones salafistas de Arabia Saudita en la guerra civil de Libia TRIPOLI, LIBIA - ENERO 04, 2020: Decenas de construcciones han resultado destruidas tras los ataques aéreos de las fuerzas de Haftar en el barrio de Ain Zara, en Trípoli, Libia, el 4 de enero de 2020. (Hazem Turkia - Agencia Anadolu).

ESTAMBUL

Por: Dr. Tankut Oztas*

Jalifa Haftar, un general deshonesto que actúa como señor de la guerra y es respaldado por países como los Emiratos Árabes Unidos y Francia, ha estado tratando de obtener el control de Libia utilizando un amplio repertorio de métodos, como el uso de la fuerza militar y la propaganda. En particular, en su guerra contra el Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA), el gobierno libio respaldado por la ONU ha usado propaganda falsa para explotar las divisiones existentes. Los medios de comunicación social son uno de los canales a través de los cuales difunde información para conseguir apoyo en sus campañas militares para tomarse Trípoli, la capital donde tiene su sede el GNA.

Aunque los intentos de Haftar de entrar en Trípoli han fracasado desde que lanzó la ofensiva en abril de 2019, recientemente se informó de que su ofensiva estaba cobrando impulso tras su relativo éxito en la explotación de las divisiones en la ciudad costera de Sirte. La situación en Sirte, al noroeste de Libia, es importante porque es conocida como un lugar estratégico donde están presentes los salafistas madjali y la tribu de Qadhadhfa. Anteriormente, estos grupos resistieron a las fuerzas leales a Haftar, como lo hicieron contra Daesh. Sin embargo, recientemente se ha informado de que han cambiado de bando y ahora se están coordinando con Haftar para permitir una rápida toma de la ciudad estratégica.

La tribu Qadhadhfa es una de las ramas de la tribu Hawwara y es conocida por ser la tribu a la que pertenecía el antiguo líder Muamar Gadafi. Durante su época, Qadhadhfa prosperó hasta convertirse en una de las tribus más poderosas e influyentes de Libia. De hecho, su influencia aún se siente en Sirte, y sus alianzas con las fuerzas de Haftar han debilitado la autoridad de la GNA en la ciudad.

Además, la deserción de la 604 Brigada, compuesta por las milicias salafistas madjali, se considera una grave amenaza existencial para la GNA. Esto se debe a la posibilidad de que alienten a otros grupos armados de influencia salafi en Misrata -como la unidad anticrimen y la sala de operaciones conjuntas- a unirse a sus filas.

Mientras que algunos analistas sugieren que los madjalis siempre han apoyado abiertamente a Haftar y que el GNA sabía bien de la alta probabilidad de que tarde o temprano cambiaran de bando, otros cuestionan esta afirmación. Para ellos, la decisión de estos grupos de cambiar de bando ahora significa principalmente la creciente participación de Arabia Saudita en la guerra civil Libia.

Es un hecho bien conocido que muchas de las figuras religiosas madjali, incluido el propio Rabi' al-Madkhali (el fundador del madjalismo), están bien conectadas con los círculos políticos, económicos e intelectuales de Arabia Saudita. Por ejemplo, Joffe (2018) describió el madjalismo como un "caballo de Troya" para la influencia saudí en Libia [1]. Los madjales son los seguidores del mencionado teólogo saudí de línea dura, Rabi' al-Madjali, que enseña una versión ultraconservadora del salafismo totalmente cooptada por el Estado saudí.

Este clérigo ha estado estrechamente asociado con el Estado saudí a lo largo de su carrera. Se convirtió en el jefe del Departamento de Estudios Sunnah de la Universidad Islámica de Medina, una de las principales instituciones de pensamiento religioso financiadas por el gobierno del reino. Luego se convirtió en parte de un movimiento de clérigos salafi conocido como "al-Jami" (dirigido por el clérigo Muhammad Amān al-Jāmī), luego superó a sus mentores y se convirtió en un firme defensor de la monarquía de la casa de Saúd, la dinastía de la familia de Arabia Saudita. Esta última le ha devuelto el favor y lo ha convertido en su principal portavoz de asistencia a los movimientos salafi en todo el mundo.

Visto de esta manera, no es sorprendente que los grupos madjali hayan sido patrocinados y utilizados por el establecimiento saudí. Por eso muchos observadores en Libia desconfían de estos grupos salafistas, que están principalmente promoviendo y priorizando los intereses políticos y de seguridad de Arabia Saudita.

El claro respaldo de Riad a la ofensiva dirigida por Haftar contra Trípoli a principios de abril de 2019 ha reforzado esos temores. De hecho, varios informes han revelado el papel de los saudíes en el actual conflicto en Libia (Crisis Group 2019 p.30; Joffe 2018). La brigada Tareq ben Ziyad, por ejemplo, es una unidad dominada por los madjali que sigue desempeñando un papel importante dentro del ejército de Haftar en su avance hacia Trípoli (Crisis Group 2019, p.13) [2].

A esto hay que añadir a Mahmoud al-Werfalli, comandante de la brigada Al-Saiqa y una notable figura entre los salafistas madjali dentro del autoproclamado Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés). La Corte Penal Internacional (CPI) emitió una orden de arresto contra Al-Werfalli en agosto de 2017 por cargos de ejecuciones extrajudiciales que pueden equivaler a crímenes de guerra, en relación con la muerte de 33 personas entre el 3 de junio de 2016 y el 17 de julio de 2017. Sin embargo, el señor de la guerra Khalifa Haftar lo ascendió recientemente al rango de teniente coronel y sigue dirigiendo una fuerza de élite en su ejército de trapos.

Este es el primer caso claro de que los miembros de la tribu madjalis son utilizados en conflictos militares, equipados con el armamento más avanzado, y tienen unidades militares bajo su control. Por lo tanto, esta es una situación preocupante no sólo para Libia, sino también para los países vecinos. Por ejemplo, durante una entrevista para el informe sobre los madjales de Crisis Group (2018, p. 30), un funcionario del gobierno oriental afirmó que algunos funcionarios egipcios estaban preocupados por el creciente poder e influencia de los madjales al otro lado de la frontera, en el este de Libia, y por la forma en que eso podría afectar a los propios madjales de Egipto.

El conflicto entre tribus y grupos ideológicos en Libia se ha vuelto cada vez más complejo desde la caída del régimen de Gadafi. La situación está siendo alimentada aún más por los Estados que compiten en la región, y parece que la situación actual está resultando cada vez más contraproducente para todas las partes involucradas. Si queremos ver a Libia prosperar de nuevo, necesitamos ver a todos los actores regionales trabajando por la paz y una sociedad justa. De lo contrario, la guerra civil de este país africano seguirá causando conmoción en toda la región.

-

[1] Joffe, G. (2018). El caballo de Troya: el movimiento Madkhali en el norte de África, The Journal of North African Studies, 23: 5, 739-744, DOI: 10.1080 / 13629387.2019.1539696

[2] Grupo de crisis. (2019). Abordar el surgimiento de Madkhali-Salafis en Oriente Medio y África del Norte en Libia. Informe No: 200. Recuperado de: https://d2071andvip-0wj.cloudfront.net/200-libyas-madkhali-salafis.pdf

*El escritor es investigador del Centro de Investigación de TRT World y tiene un doctorado y un máster en Economía Política Internacional del King's College de Londres. Sus investigaciones se centran en la política de seguridad global, los riesgos geopolíticos y los asuntos económicos transnacionales. Se especializa en Europa, el Medio Oriente y el Norte de África.

Las opiniones expresadas en este artículo son propiedad del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de la Agencia Anadolu.

*Traducido por José Báez.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.