Mundo, Análisis

Los nuevos elementos que ponen en peligro el futuro de las negociaciones nucleares con Irán

Las recientes exigencias de Rusia a EEUU, en medio de las sanciones impuestas a los rusos por la guerra en Ucrania, se suman a la tensión por un ataque contra Erbil.

Syed Zafar Mehdi   | 15.03.2022
Los nuevos elementos que ponen en peligro el futuro de las negociaciones nucleares con Irán El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh. (Fatemeh Bahrami - Archivo Agencia Anadolu)

TEHERÁN, Irán
El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, anunció este lunes que el ministro de Relaciones Exteriores del país, Hossein Amir-Abdollahian, visitará Moscú este martes para discutir el curso de las conversaciones sobre el nuevo acuerdo nuclear y la situación en Ucrania, afectada por la guerra.

La octava ronda de conversaciones fue suspendida el pasado viernes, hecho que el jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, atribuyó a “factores externos”.

La suspensión se produjo en un momento en el que las conversaciones habían entrado en su recta final y las partes estaban listas para cerrar el trato después de casi 11 meses de deliberaciones.

Muchos creen que las nuevas exigencias de Rusia a EEUU complicaron el proceso y obligaron a los negociadores a regresar temporalmente a sus respectivas capitales.

A principios de este mes, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, solicitó a Estados Unidos “garantías por escrito” de que las sanciones contra Rusia por la guerra en Ucrania no afectarán su cooperación comercial con Irán.

Durante una sesión informativa semanal, Khatibzadeh calificó de “específica” la agenda de Abdollahian y agregó que la demanda de Rusia de garantías por escrito de EEUU debe discutirse también en la comisión conjunta del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), más conocido como el acuerdo nuclear.

Khatibzadeh informó que desde el primer día todos los signatarios del JCPOA presentaron sus respectivas demandas a la comisión conjunta, algunas de las cuales fueron aceptadas, otras rechazadas y otras enmendadas.

El portavoz dio el beneficio de la duda al Gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, y dijo que Rusia se comprometió a no obstruir las conversaciones en Viena, al tiempo que elogió la postura de Moscú y Pekín en las conversaciones y la calificó de “constructiva”.

En declaraciones a la Agencia Anadolu, Alireza Davar, analista político residente en Teherán, dijo que el momento de la visita de Abdollahian a Moscú sugiere que Irán se tomó las demandas de Rusia “con un poco de seriedad”.

“Teherán trabajó duro desde noviembre pasado para salvar el acuerdo nuclear de 2015 y levantar las sanciones de la era Trump”, dijo Davar, quien añadió que “ahora las demandas de Rusia interrumpieron repentinamente el impulso cerca de la línea de meta”.

Davar dijo que Irán no desea enemistarse con Rusia culpándola públicamente por su “intervalo inoportuno” en las conversaciones, razón por la cual Abdollahian visitará Moscú “para garantizar que los intereses de Irán no se vean afectados”.

La semana pasada, Abdollahian había pedido a Moscú aclaraciones sobre los comentarios de Lavrov.

La última ruptura en las conversaciones nucleares de Viena se produjo a raíz de la guerra en Ucrania y de un reciente ataque contra la ciudad de Erbil, en el norte de Irak, el pasado sábado, que fue reivindicado por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC).

Erbil es la capital de la Región Autónoma Kurda y sede del gobierno regional kurdo de Irak. 

Si bien las nuevas demandas de Rusia a EEUU complicaron el progreso, el ataque contra Erbil volvió a aumentar las tensiones entre Teherán y Washington.

Irán alegó que el ataque, efectuado con misiles, tenía como objetivo un “centro estratégico” israelí en Erbil, y que su propósito era vengar el asesinato de dos miembros del IRGC en Siria la semana pasada.

Los misiles impactaron cerca de una base militar estadounidense en Erbil, según los informes, lo que dio lugar a especulaciones con respecto a que este podría haber sido un posible objetivo.

Khatibzadeh recordó que Teherán había advertido a las autoridades iraquíes en el pasado que no permitiera que su territorio fuera utilizado por terceros contra Irán.

Sadiq Ghorbani, analista de asuntos regionales, dijo que los acontecimientos en Ucrania y Erbil “definitivamente van a afectar las conversaciones en Viena”.

“El enfrentamiento de Rusia con Occidente sobre Ucrania y las demandas de Estados Unidos, por un lado, y la escalada de tensiones entre Irán y Estados Unidos por el ataque contra Ebril por otro lado amenazan con volver a posponer las conversaciones”, señaló Ghorbani.

“La demora puede ser indefinida”, añadió Ghorbani.

*Traducido por Daniel Gallego.
El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.