Política, Mundo, Análisis

La nueva política de Biden en Oriente Medio bajo el liderazgo de Brett McGurk

Se espera que la administración del presidente electo Joe Biden elija sentarse a la mesa de negociaciones con Irán en contra de Turquía y Rusia, al contrario de la política del presidente Donald Trump.

Mahmud Osman   | 15.01.2021
La nueva política de Biden en Oriente Medio bajo el liderazgo de Brett McGurk Presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden. (Emel Gözellik - Agencia Anadolu)

ESTAMBUL

Por: Mahmud Osman

La elección de Brett McGurk, enviado especial del presidente de Estados Unidos para la coalición internacional contra Daesh durante la era de Barack Obama, como coordinador de Seguridad Nacional para Oriente Medio y África del Norte, indica el tipo de política exterior que el presidente electo Joe Biden proyecta para Oriente Medio y el efecto negativo que esta podría tener sobre los países de la región.

La carrera diplomática de McGurk comenzó en 2004 como asesor del entonces embajador de Estados Unidos en Bagdad, John Negroponte, en la redacción de la nueva Constitución de Irak.

McGurk permaneció en Irak entre 2004 y 2009, el periodo de tiempo en el que el país árabe fue reorganizado tras su invasión en 2003, convirtiéndose en uno de los artífices del actual caos en ese país.

Posteriormente fue nombrado miembro del Consejo de Seguridad Nacional durante el mandato de George Bush para después convertirse en asesor de este en asuntos de Irak y Afganistán.

Cuando Obama sucedió a Bush en 2009, pidió que McGurk continuara en su cargo como asesor. En 2014 fue nombrado asistente de John Allen, enviado especial del presidente para la coalición internacional contra Daesh, y un año más tarde lo relevó en este cargo.

McGurk mantuvo un perfil activo en Irak y Siria hasta el nombramiento de James Jeffrey, entonces embajador de Estados Unidos en Ankara, como enviado especial de Obama para Siria en 2017.

Tres días después del anuncio de la administración de Donald Trump del repliegue de las fuerzas estadounidenses de Siria el 19 de diciembre de 2018, McGurk presentó su dimisión dos meses antes del fin de su cargo, señalando que el repliegue abriría el camino a Daesh para volver a expandirse por la región.

Ver también: Las posibles dinámicas que le esperan a la relación entre EEUU e Israel durante la era Biden

Mientras estuvo radicado en Irak, McGurk se convirtió en el principal actor y autor del caos étnico y sectario que hoy reina en el país. Así mismo, fue conocido como uno de los artífices de la estructura federal actual de Irak.

La actual Constitución de Irak, en cuya redacción participó McGurk, fue aprobada en octubre de 2004 a pesar del amplio rechazo por parte de los iraquíes sunitas. Un año más tarde, el norte de Irak, poblado mayoritariamente por kurdos, obtuvo un estatuto autonómico en el marco de la estructura federal que la nueva Constitución prevé, con la ciudad de Erbil como su capital.

Las políticas y decisiones de McGurk avivaron la división entre los sunitas y chiitas en Irak, pavimentando el camino para la ocupación de la ciudad de Mosul por Daesh en 2014.

McGurk también se convirtió en uno de los interlocutores más importantes con el grupo terrorista YPG/PKK en el norte de Siria, brindándole apoyo logístico y armamento con el pretexto de combatir a Daesh.

En 2015, el grupo terrorista cambió su nombre para llamarse Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). A partir de esta fecha, los oficiales estadounidenses empezaron a expresar su apoyo a las FDS de forma abierta.

Las posteriores operaciones militares de Turquía en el norte de Siria, Escudo del Éufrates, Rama de Olivo y Fuente de Paz, impidieron que las FDS dividieran Siria.

McGurk visitó los territorios ocupados por el YPG/PKK en el noreste de Siria numerosas veces, condecorando y premiando a los diversos cabecillas del grupo terrorista a pesar de las objeciones de Turquía.

A parte de sus habilidades natas como diplomático y oficial de inteligencia, su conocimiento de los idiomas árabe y persa le otorgan una gran ventaja a la hora de negociar y firmar acuerdos secretos con los diversos grupos de la región.

Esta decisión de Biden demuestra que su administración adoptará una postura más dura en la región que la de su predecesor. Se espera que la administración de Biden elija sentarse a la mesa de negociaciones con Irán en contra de Turquía y Rusia, al contrario de la política de Trump.

*Traducido por Daniel Gallego.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.