Análisis

La inteligencia artificial y la seguridad internacional

La inteligencia artificial aportará grandes beneficios a la hora de tomar decisiones rápidas en la dirección de los ejércitos en las futuras operaciones militares, cada vez más exigentes.

Dr. Ali Burak Daricili   | 01.05.2021
La inteligencia artificial y la seguridad internacional HANOVER, ALEMANIA: Un asistente usa tecnología de realidad virtual en la feria de tecnología CeBIT 2018 en Hannover, Alemania. (Birol Tan - Agencia Anadolu)

ESTAMBUL

Por: Ali Burak Daricili

La inteligencia artificial (IA) se desarrolla en paralelo a los avances tecnológicos y tiene un impacto poco desdeñable en la seguridad internacional y la política exterior. Esto se debe a que los Estados consideran estos avances sobre la IA como una oportunidad para fortalecer sus Fuerzas Armadas. En este sentido, los Estados tratan de enfocar sus actividades sobre la IA en áreas como recabar y analizar datos de inteligencia, la logística, desarrollar y dirigir operaciones ciberespaciales y producir nuevos tipos de armas sofisticadas.

Aunque Alan Turing, informático y criptólogo británico, es considerado como el padre de la IA, los cimientos conceptuales de esta echaron raíces durante una conferencia en la Universidad de Dartmouth en 1956 por un grupo de científicos.

La IA posee diversas definiciones. En resumen, se puede definir como cualquier sistema artificial capaz de planificar y gestionar sus propias acciones sin la supervisión del ser humano en condiciones impredecibles de antemano y situaciones que pueden ser aprendidas o experimentadas.

Se puede decir que la IA activa los procesos de competencia militar entre los Estados. Sin embargo, a pesar de ventajas militares efectivas, la IA también tiene desventajas. Estas pueden crear complicaciones en la producción y uso de productos de seguridad y defensa con IA a la hora de predecir sus posibles riesgos en un escenario real. Así mismo, el procesamiento de la gran cantidad de información que estos equipos pueden recabar por parte de la inteligencia humana también se presenta como una de las principales desventajas.

Estados Unidos, China y, en parte, Rusia son los principales países que se destacan en el desarrollo de tecnologías de IA. Estos tres países son líderes en el desarrollo de modelos, programas, algoritmos y maquinas con IA para su uso en los sectores de la inteligencia y defensa. Estados Unidos y China han hecho públicas sus estratégicas oficiales sobre la IA y su aplicación militar.

En 2016, las empresas tecnológicas estadounidenses invirtieron entre USD 20.000 y 30.000 millones en el sector de la IA, y se estima que estas inversiones podrían alcanzar los USD 126.000 millones en 2025. En 2017, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que “el líder en IA será también el dirigente del mundo”. Mientras tanto, China anunció que planea invertir USD 150.000 millones en IA hasta 2030.

Ver también: España destinará USD 727 millones al desarrollo de la inteligencia artificial

Los demás países invierten en este sector en proporción a su poder adquisitivo y capacidad tecnológica. Corea del Sur, Singapur, Canadá, Nueva Zelanda, Australia y algunos países europeos encabezan la lista con el propósito de suplir algunas de sus deficiencias en defensa como la falta de personal suficiente. En su estrategia de defensa nacional en 2017, Francia dijo que el sector proporciona “superioridad operacional”. El mismo año, el general Cohen Inger, responsable de las actividades de IA en las Fuerzas Armadas israelíes, dijo que la IA “podría afectar la decisión o paso más pequeño de un conflicto, e incluso el mismo en su integridad”.

Reino Unido publicó su hoja de ruta sobre la IA en 2018, en la cual se propone convertirse en uno de los líderes globales en este sector. En este sentido, Reino Unido planea invertir en el sector, desarrollar su infraestructura digital y aumentar su capacidad de IA a través de la cooperación entre el sector público y privado.

Así mismo, la Unión Europea (UE) publicó su hoja de ruta sobre la IA también en 2018. Según esta hoja de ruta, la UE prevé aumentar su inversión en el sector de EUR 500 millones en 2017 a EUR 1.000 millones para finales de este año y a 20.000 millones hasta 2030.

Ver también: Ecuador, pionero en Latinoamérica en el uso de inteligencia artificial para detectar COVID-19

En resumen, la IA aportará grandes beneficios a la hora de tomar decisiones rápidas en la dirección de los ejércitos en las futuras operaciones militares, cada vez más exigentes. Las tecnologías de IA contribuirán al éxito de las Fuerzas de Seguridad gracias a su gran capacidad de procesamiento de información. Así mismo, jugarán un papel muy importante a la hora de adiestrar a los nuevos oficiales de los Ejércitos.

La IA también aportará nuevas capacidades a las naciones en áreas como la detección de datos biométricos y su rápido procesamiento y análisis. No hay duda alguna de la importancia de seguir los desarrollos en este nuevo sector y priorizar la investigación en tecnologías de seguridad y militares.

*Ali Burak DaricIli es profesor de la Universidad Técnica de Bursa, con sede en Turquía, y trabaja en los campos de la Inteligencia, la ciberseguridad, el terrorismo y la interacción tecnología-seguridad.

**Traducido por Daniel Gallego.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.