Política, Economía, Análisis, Jamal Khashoggi

La división del Golfo golpea a la OPEP con la salida de Catar

La decisión podría poner más presión sobre los saudíes, mientras que Doha y Washington se acomodan.

Övünç Kutlu   | 08.12.2018
La división del Golfo golpea a la OPEP con la salida de Catar Catar anunció que abandonará la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) después de 57 años. (David Rubio - Agencia Anadolu).

ANKARA, Turquía

Por: Ovunc Kutlu

La ruptura entre las naciones del Golfo impactó esta semana a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con la decisión de Catar de abandonar el grupo después de 57 años.

La salida podría ser un punto de no retorno en el mediano plazo para Catar, debido a sus tensas relaciones con los países liderados por Arabia Saudita en el Medio Oriente. El país podría haber quemado todos sus puentes de comunicación y haber quedado aislado en el mundo árabe a largo plazo.

Doha afirmó que la decisión de abandonar la OPEP el próximo 1 de enero se explica por su plan, a largo plazo, de centrarse más en la producción de gas natural y en sus inversiones. Para el campeón mundial de gas natural licuado (GNL) durante 12 años consecutivos, el anuncio tuvo un enfoque más económico que político.

Catar ha sido el mayor exportador mundial de GNL, cada año desde 2006, con una participación del 30% en el mercado mundial del sector, según el Informe Estadístico Mundial de Energía de BP, que se publica cada año.

El gas natural representa más del 70% de los ingresos del Gobierno de Catar, alrededor del 60% de su Producto Interno Bruto (PIB) y, aproximadamente, el 85% de sus ingresos por exportaciones, según datos oficiales.

La población de Catar de 2,4 millones, que se divide en un 11,6 % de trabajadores cataríes y un 88,4 % de trabajadores extranjeros, tuvo un PIB per cápita de USD 63.500 en 2017, según la información del Banco Mundial.

Al tener la tercera reserva de gas más grande del mundo, después de Rusia e Irán, Catar planea busca aumentar su capacidad de producción de GNL por año de 77 millones a 110 millones de toneladas, indicó el ministro de Energía de Catar, Saad Sherida Al Kaabi, el pasado 26 de septiembre.

Luego del bloqueo de los países liderados por Arabia Saudita en junio de 2017, Catar invirtió USD 200 mil millones en infraestructura para abrir nuevas rutas comerciales e invirtió USD 50 mil millones en su sector bancario para mantenerlo en alza, según informes de medios internacionales.

Se estima que la Autoridad de Inversiones de Catar, el fondo nacional de riqueza del país, tiene USD 330 mil millones en activos, invertidos tanto a nivel nacional como internacionalmente en la banca, en los sectores de servicios y hasta en la industria de la energía y los deportes.

El país también ha estado diversificando su economía, que depende principalmente del gas, con reconocidas marcas como Qatar Airways, la red de televisión Al Jazeera y mediante la compra en 2011 del club de fútbol francés Paris Saint-Germain.

Pequeña cuota de petróleo en la OPEP

La salida de Catar de la OPEP probablemente no tendrá mucho impacto en la organización, debido a que su producción de crudo representa una pequeña participación con respecto a la del grupo.

La producción de petróleo del país fue de 609.000 barriles por día en octubre, según el Informe Mensual del Mercado Petrolero de la OPEP, traducido en un 1,8% del total producido por la OPEP para el mismo mes, que fue de 32,9 millones de barriles por día (bpd).

A modo de comparación, el mayor exportador de crudo del mundo, Arabia Saudita, alcanzó un nivel récord de producción de 11,2 millones de bpd, recientemente.

La decisión de Catar, sin embargo, llega en un momento crítico cuando los productores de petróleo de la OPEP y aquellos que no pertenecen a la organización como Rusia, Kazajistán y México, se reunieron en Viena el jueves 6 de diciembre para discutir sobre el mercado petrolero mundial.

El grupo, apodado como OPEC +, busca la forma de equilibrar el mercado y apunta a reducir la producción en al menos 1 millón de bpd para elevar los precios del petróleo.

Grietas dentro de la organización

La decisión de Catar de abandonar la organización es, sin embargo, una decisión simbólica que hace más visibles las grietas dentro del grupo.

La organización liderada por Arabia Saudita fue objeto de muchas críticas cuando decidió en noviembre de 2014 no recortar la producción y respaldar el histórico descenso de los precios del petróleo.

Cuando los precios del crudo cayeron a su nivel más bajo en 12 años al ubicarse por debajo de los USD 30 por barril en enero de 2016, el reino recibió críticas de los miembros de la OPEP cuyas economías dependen en gran medida de los ingresos de las ventas y exportaciones del petróleo.

Arabia Saudita no se abstuvo de poner a otros miembros de la OPEP en contra de Irán cuando se levantaron las sanciones de los Estados Unidos a Teherán con lo que su producción de crudo y las exportaciones comenzaron a aumentar.

Catar perdió gran parte de su influencia en la OPEP después de que Arabia Saudita y tres países tomaran una postura política contra Doha en junio de 2017.

La política árabe en punto de ebullición

Los asuntos que rodean a Catar, la pequeña nación del Golfo que tiene 11.580 kilómetros cuadrados, comenzaron hace un año y medio.

Arabia Saudita, Egipto, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos cortaron todas sus relaciones diplomáticas con Catar el pasado 5 de junio de 2017 al acusar a Doha de apoyar el terrorismo.

Además de imponer un bloqueo a la pequeña nación de la península, el grupo liderado por Arabia Saudita publicó una lista de demandas de 13 puntos donde se exigió a Doha cortar sus relaciones con Irán y cerrar su red de televisión Al Jazeera.

Catar luego indicó que la finalización de las relaciones diplomáticas no estaba justificada y se basaba en afirmaciones falsas.

Al abandonar la organización petrolera más grande del mundo, Catar se convirtió en la primera nación árabe en hacerlo desde su fundación en 1960. Doha se había unido a la organización un año después de su creación.

Se puede argumentar que Catar, al renunciar a la organización, quedará más separado en la política de Oriente Medio, debido a que la OPEP era un foro en el que se podía discutir la política árabe y donde sus estados miembros podían obtener un apoyo mutuo.

Relaciones con los Estados Unidos

El anuncio de Catar de abandonar la OPEP se conoció tres días antes de la más esperada reunión de la organización del 6 de diciembre, lo que genera algunas preguntas sobre el momento en que decidió informar su salida.

A raíz del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, Doha podría estar tratando de poner más presión a Arabia Saudita y mostrar las grietas en el grupo con su salida.

La decisión de Catar también podría ser el resultado de un interés de Doha en acercarse más a Estados Unidos para establecer una nueva alianza con la administración de Trump.

Aunque el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, primero apoyó las acusaciones contra Catar como "patrocinador del terrorismo" en 2017, más tarde llamó al emir de Catar, Emir Tamim Bin Hamad al-Thani, un "gran amigo" cuando los dos líderes se reunieron en la Casa Blanca en abril de 2018.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, instó luego a los líderes árabes a resolver la división del Golfo, debido a que Washington quiere que el mundo árabe se unifique para aislar a Irán en la región.

Pompeo se reunió con el viceprimer ministro de Catar, Khalid Al-Attiyah, en Washington el pasado 14 de noviembre para discutir la propuesta del gobierno de Trump de formar una alianza de seguridad árabe en el Medio Oriente.

Los dos funcionarios reafirmaron su compromiso con la sólida relación bilateral entre Estados Unidos y Catar, y debatieron sobre el trabajo para buscar una Alianza Estratégica para el Medio Oriente para promover la seguridad y la estabilidad en la región, según un comunicado de la Casa Blanca.

Estados Unidos quiere que los países árabes pongan fin a su disputa con Catar lo antes posible para formar un frente unido contra Irán. Sin embargo, la decisión de Doha de abandonar la OPEP podría retrasar su objetivo de forma indefinida.

*Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de la Agencia Anadolu.

*Sergio García contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.