Turquía, Mundo, Análisis

La crisis en el Mediterráneo Oriental en cinco preguntas

Turquía y la RTNC propusieron crear un comité conjunto a través de las Naciones Unidas para explotar juntos los recursos naturales de la isla hasta que se llegue a una solución justa y final.

Tevfik Durul   | 16.09.2020
La crisis en el Mediterráneo Oriental en cinco preguntas MAR MEDITERRÁNEO - AGOSTO 10: El buque de investigación turco "Oruc Reis" con buques auxiliares y unidades de la Armada turca, es visto en las costas del Mediterráneo Oriental el 10 de agosto, 2020. (Ministerio de Defensa de Turquía - Handout - Agencia Anadolu).

Atina

Grecia intenta imponer precondiciones para sentarse a la mesa de negociaciones con Turquía a pesar de las repetidas llamadas de esta al diálogo con el fin de resolver la crisis en el Mediterráneo oriental.

Así mismo, la administración de Atenas, incitada por actores ajenos a la región como Francia, insiste en escalar la tensión en vez de entablar diálogo con Turquía.

La Agencia Anadolu resume en cinco preguntas el origen de la crisis en el Mediterráneo oriental, la razón por la cual Grecia no quiere dialogar con Turquía, la causa tras la postura de Francia que eleva la tensión en la zona y el enfoque de los actores internacionales a la crisis.

¿Cómo empezó a aumentar la tensión en el Mediterráneo Oriental?

La tensión comenzó a elevarse cuando los grecochipriotas empezaron a firmar acuerdos internacionales con el propósito de explotar los recursos naturales alrededor de la isla de Chipre, ignorando los derechos justos y legítimos de los turcochipriotas a pesar de las reiteradas advertencias por parte de Turquía y la administración de la República Turca del Norte de Chipre (RTNC).

En 2003, la Administración griega del Sur de Chipre firmó un acuerdo con Egipto para delimitar las zonas económicas exclusivas (ZEE) de ambos países. En 2007 lo hizo con el Líbano y en 2010 con Israel.

Por su parte, Turquía y la RTNC propusieron crear un comité conjunto a través de las Naciones Unidas para explotar juntos los recursos naturales de la isla hasta que se llegue a una solución justa y final.

No obstante, la administración grecochipriota, apoyada por la Unión Europea (UE), se cerró a cualquier iniciativa para encontrar una solución al problema.

¿Cuál es el objetivo del ‘mapa de Sevilla’ contra Turquía?

El mapa en cuestión fue dibujado por el profesor de geografía marítima de la Universidad de Sevilla, España, Juan Luis Suárez de Vivero.

En este mapa, el profesor Suárez alega que la placa continental declarada por Grecia en los mares del Mediterráneo y el Egeo, así como la ZEE declarada por Chipre del Sur en 2004 representa las fronteras oficiales de la UE.

Se trata de la fuente y base del sueño de Grecia y Chipre del Sur de encerrar a Turquía en el golfo de Antalya, apoyándose sobre una interpretación maximalista del derecho internacional marítimo por el que las islas griegas tanto en el mar Egeo como en el Mediterráneo poseen las mismas aguas territoriales y jurisdicción marítima que su territorio continental.

¿Por qué Grecia hace caso omiso de los llamados de Turquía al diálogo?

La tesis de Grecia de que las islas deben considerarse como el territorio continental del país a la hora de delimitar su placa continental y jurisdicción marítima carece de fundamento alguno en el derecho internacional.

Es por esto que Grecia rehúsa sentarse a la mesa con Turquía y en su lugar pone como condición que esta ponga fin a sus prospecciones sísmicas y actividades de sondaje en la región.

En un gesto de buena intención, Turquía suspendió estas actividades para dar paso a negociaciones entre ambos países bajo la mediación de Alemania.

No obstante, Grecia anunció un acuerdo por el que delimitaba su jurisdicción marítima con Egipto un día antes de las negociaciones.

Así mismo, Grecia realizó maniobras navales en la zona junto con las marinas de Francia, Italia y Chipre del Sur.

¿Cuál es el objetivo de Francia de incitar a Grecia en el Mediterráneo Oriental?

Francia busca hacerse con un papel relevante en el Mediterráneo oriental socavando los esfuerzos de mediación de Alemania entre Turquía y Grecia.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, escaló aún más la tensión en la región con sus declaraciones de que el Mediterráneo oriental es su “línea roja” y aquellas en contra del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

En estos momentos, Francia negocia la venta de 18 cazabombarderos Rafale a Grecia, aprovechándose de la situación, para animar a Grecia a aumentar su gasto militar.

¿Qué postura mantienen los demás actores internacionales?

Algunos países miembros de la UE, con España e Italia a la cabeza, subrayan la necesidad de solucionar el problema a través del diálogo a pesar de que la postura oficial del bloque europeo declare “solidarizarse” con Grecia y Chipre del Sur.

Estados Unidos parece haber dejado que Francia juegue su papel en la región, limitándose a mantener una “distancia por igual” hacia Turquía y Grecia y abogando por la “diplomacia”.

Por su parte, la OTAN mantiene su silencio al respecto, en parte por la postura de Estados Unidos, líder de la organización, al tiempo que debía ser una de las plataformas más efectivas a la hora de disminuir la tensión entre dos de sus miembros.

*Traducido por Daniel Gallego.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.