Análisis

Líderes de Asia Central y Meridional exploran iniciativas para la paz afgana

Kazajistán, Kirguistán, Rusia, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán reiteran que el establecimiento de una paz sólida en Afganistán debe seguir siendo una prioridad colectiva tanto en la región como en el escenario internacional.

Zaki Shaikh   | 19.07.2021
Líderes de Asia Central y Meridional exploran iniciativas para la paz afgana Líderes de Asia Central y Meridional. (Solo Uso Editorial - Crédito Obligatorio: Presidencia de Uzbeskistán - Handout Agencia Anadolu)

Londres

Por: ​​​​Zaki Shaikh*

La situación que se desarrolla en Afganistán sigue influyendo en la dinámica regional, lo que lleva a los Estados interesados a realinear su posición para frustrar las amenazas comunes y luchar por obtener beneficios mutuos.

Durante una conferencia sobre conectividad regional entre Asia Central y Meridional realizada en Tashkent, la capital de Uzbekistán, el presidente de ese país, Shavkat Mirziyoyev, pidió el fortalecimiento de la paz y la cooperación entre los países y que se onstruya una política abierta y constructiva que responda a los intereses comunes de todos los Estados de Asia Central y Meridional.

El mandatario uzbeko espera que la formación de lazos comerciales, económicos, de transporte y de comunicación estables se convirtieran en el principal motor de desarrollo de las naciones y de toda la vasta región a largo plazo.

Una observación clave que se hizo en Tashkent fue que la participación inclusiva y constructiva puede permitir que los Estados de Asia Central y del Sur de Asia contribuyan a la estabilidad regional para convertir la cooperación interregional en un foro eficaz para facilitar la paz y el desarrollo para todos los países participantes.

Ver también: Líder talibán: La paz y la prosperidad prevalecerán en Afganistán

Mirziyoyev, que calificó a Afganistán como uno de los eslabones clave en la interconexión práctica de Asia Central y del Sur, dijo que esperaba que "la asociación interregional se convirtiera en un factor importante para establecer la paz, la estabilidad y reactivar la economía en ese país".

Los planes para promover proyectos de transporte, logística y energía, que están conectando Asia Central y del Sur, deben tener plenamente en cuenta la situación de seguridad en el terreno, señaló el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la misma conferencia y agregó que "la crisis afgana agravaba la amenaza del terrorismo y el tráfico ilegal de drogas, que ha crecido a un nivel sin precedentes".

Advirtió que "la situación actual genera el peligro de que la inestabilidad se extienda a los Estados vecinos". Así mismo, Lavrov calificó el riesgo de este escenario de desbordamiento como "un gran obstáculo para los esfuerzos por involucrar a Afganistán en la cooperación regional".

Serguéi Lavrov se refirió a las tendencias militares y políticas generales en Asia, donde estaban surgiendo nuevas estrategias y conceptos que, sin nombrar a Estados Unidos, alegó que "no apuntan a unir esfuerzos hacia el trabajo colectivo sino a la contención y aislamiento de los rivales. Es poco probable que estas estrategias contribuyan a crear una atmósfera favorable para lograr los objetivos deseados".

De esta forma, es pertinente señalar que solo una solución global del conflicto interno afgano creará las condiciones necesarias para la ejecución satisfactoria de proyectos e iniciativas económicos relacionados con Kabul. Por lo tanto, el establecimiento de una paz sólida en Afganistán debe seguir siendo una prioridad colectiva tanto en la región como en el escenario internacional. La implementación de los planes de desarrollo económico requiere la movilización de voluntad política y una acción conjunta para garantizar la seguridad regional.

Reflejado en una serie de consultas que tuvieron lugar en las capitales de Asia Central en los últimos días, una toma de conciencia ha cobrado impulso sobre la necesidad de que los actores regionales desempeñen un papel para rescatar y salvar la deteriorada situación en Afganistán. Como resultado de una interacción tan intensa, se espera que las partes interesadas alcancen un equilibrio de intereses que resultaría crucial para contribuir a la estabilidad de la región.

Paralelamente a la conferencia regional, los ministros de Relaciones Exteriores de Kazajistán, Kirguistán, Rusia, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán se reunieron en Tashkent este 16 de julio y señalaron que causa gran preocupación la situación actual en Afganistán en relación con las perspectivas de una escalada de hostilidades entre las fuerzas gubernamentales y los talibanes, especialmente en algunas de las provincias del norte que limitan con Asia central.

Ante las nuevas realidades geopolíticas, es necesario seguir buscando oportunidades para estabilizar la situación político-militar y el establecimiento de la paz en Afganistán.

En este sentido, se instó a todas las partes involucradas en el conflicto de Afganistán a que se abstuvieran del uso de la fuerza y de acciones desestabilizadoras a fin de garantizar un entorno propicio para el avance del proceso de paz.

Con el fin de desarrollar enfoques coordinados para poner fin a la guerra a largo plazo y el establecimiento de Afganistán como un Estado pacífico, independiente y soberano, los Estados de Asia Central y Rusia fomentarán la celebración de negociaciones constructivas entre Kabul y los talibanes.

La reunión de Ministros de Relaciones Exteriores declaró que estaban convencidos de que una paz integral y sostenible en Afganistán solo podría lograrse mediante negociaciones directas e inclusivas sobre un arreglo político entre los propios afganos, bajo el liderazgo del pueblo afgano y con una asistencia más activa de los Estados y las estructuras internacionales en la reconstrucción de Afganistán en el periodo posterior al conflicto.

Un punto clave de la conferencia fue que la comprensión de los factores geográficos mantiene a los Estados de la región de Asia Central expuestos a riesgos de rivalidad y conflicto. Sin embargo, al mismo tiempo, interconectar la región para la cooperación futura podría convertir la misma geografía en un activo para que todos se beneficien.

*El autor es un analista radicado en Reino Unido y ha trabajado con universidades en tres países de Asia Central.

**Las opiniones expresadas en este artículo son del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de la Agencia Anadolu.

***Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.