Mundo, Economía, Análisis

Envío de buques iraníes con petróleo a Venezuela, ¿ayuda humanitaria o acto de provocación?

Mientras aumenta la tensión en el mar Caribe ante un posible encuentro de estos buques con la flota estadounidense, expertos consideran que este envío es apenas un paliativo para la aguda crisis de combustible que viven los venezolanos.

Andreína Itriago   | 22.05.2020
Envío de buques iraníes con petróleo a Venezuela, ¿ayuda humanitaria o acto de provocación? El presidente iraní, Hassan Rouhani (derecha), se reunió con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, en el marco de la 73ª sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, EEUU, el 27 de septiembre de 2018. (Crédito obligatorio: Presidencia de Irán)

CARACAS, Venezuela

Por: Andreína Itriago

A medida que se acercan a las costas venezolanas los buques que envió Irán con petróleo, bajo el argumento de que se trata de una ayuda humanitaria, aumenta la incertidumbre sobre lo que podría ocurrir en el mar Caribe si los buques iraníes se encuentran con alguna flota estadounidense.

Para saberlo no habrá que esperar mucho más. Este sábado podría llegar el primero de cinco buques, una suerte de avanzada para probar la reacción de los norteamericanos.

La tensión es máxima, aunque este jueves un portavoz de la cartera de Defensa estadounidense negó que se estuviera planeando alguna operación. “No soy consciente de ninguna operación en marcha”, dijo Rath Hoffman durante una rueda de prensa en el Pentágono.

La semana anterior, sin embargo, un alto funcionario estadounidense habría filtrado que estaban considerando medidas en respuesta al envío. Luego, la agencia iraní Fars publicó que había recibido información de que cuatro barcos de guerra de la Marina de EEUU estaban en el Caribe para un posible enfrentamiento.

El Gobierno de Irán salió al paso y dijo que tomaría sus respectivas medidas contra EEUU si la que catalogó como “piratería marítima” de Washington amenazaba a sus buques.

“Estamos listos para lo que sea y cuando sea”, agregó el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, este miércoles, al celebrar el envío. Antes, su ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, había asegurado que al entrar en zona económica exclusiva de Venezuela, los buques serían escoltados por la Fuerza Armada.

Ver también: La “tormenta” que se avecina en Venezuela por la caída de los precios del petróleo

EEUU estaría en una situación complicada, por su posición de adalid de la libertad de comercio y negociación, y porque esta acción representa la unión dos países que ha sancionado y que, además, ha incluido en la lista negra de los cinco Estados que considera que no están colaborando en el combate contra el terrorismo, junto a Siria, Cuba y Corea del Norte.

“Si (EEUU) para (al primer buque) sin justificación, muchos aliados no van a estar de acuerdo porque compran la idea de que es supuesta ayuda humanitaria. Al mismo tiempo, sería un acto contra la libertad de navegación y de comercio (…) Lo que pueden pedir, que es lícito, es verificar si es gasolina”, consideró el internacionalista venezolano Emilio Figueredo, en conversación con la Agencia Anadolu.

Por razones humanitarias, de comprobar que es gasolina, EEUU dejaría pasar al barco, pero eso es suponiendo que Irán permita que lo revisen, algo que está en duda.

“Es un desafío del ayatolá al Gobierno americano, y los americanos deberían tener mucho cuidado con lo que van a hacer”, insistió Figueredo, quien fue embajador ante la Organización de Naciones Unidas.

Hay quienes han evocado la crisis de los misiles de Cuba: el conflicto entre EEUU, la Unión Soviética y la isla caribeña, en 1962. Pero para el también internacionalista venezolano Juan Contreras, de producirse algún incidente con los buques, no tendría mayores implicaciones.

“Estamos hablando de un país (Irán) con muchos problemas económicos, que no tiene ni capacidad económica, ni militar, para enfrentarse a EEUU, así que no creo que pretendan generar una situación complicada con el tema de que se pudieran detener barcos en altamar”, consideró Contreras, quien preside el Colegio de Internacionalistas de Venezuela (CIV), en conversación con Anadolu.

Contreras evocó el asesinato del general Qasem Soleimani, el militar más poderoso de Irán, sucedido en Irak a principios de este año.

“Se vociferó que EEUU iba a arrepentirse de la situación, y finalmente no vimos que haya sucedido nada extremo, un disparo de misiles y la cosa quedó como estaba”, acotó.

Pero Irán podría cerrar el estrecho del golfo Pérsico, por donde sale todo el petróleo, “y ahí sí entrarían en una conflagración mayor”, advirtió Figueredo.

Y todo sería por nada. Los internacionalistas consultados coinciden con otros expertos y con la oposición venezolana, que considera que el envío es apenas un paliativo para la aguda crisis de combustible que paradójicamente se vive en el país con mayores reservas petroleras del mundo, otrora uno de los principales productores.

Según medios especializados, los buques transportan un millón y medio de barriles de petróleo, entre los cinco tanqueros, y hay distintos cálculos sobre lo que podría rendir esta cantidad de petróleo en Venezuela, tomando como referencia distintas cifras de consumo diario y considerando el confinamiento debido al COVID-19. En cualquier caso, se trata de días, a lo sumo semanas.

Ver también: ¿Qué llevó a gigante petrolera rusa a anunciar el cese de todas sus actividades en Venezuela?

Lo más preocupante para algunos no es esto, sino lo que le costará esa gasolina a Venezuela. A principios de este mes, la agencia Bloomberg aseguró que desde abril funcionarios de la estatal Petróleo de Venezuela habrían cargado unas nueve toneladas de oro en Venezuela, por un valor de aproximadamente 500 millones de dólares, en aviones de propiedad del transportista Mahan Air, con sede en Teherán, como parte de un supuesto acuerdo en el que Irán daría a cambio productos de gasolina.

Este martes, EEUU sancionó a una compañía china que brinda servicios a la aerolínea iraní y advirtió a otras compañías que aún lo hacen que corren el riesgo de posibles sanciones.

El bando del líder opositor Juan Guaidó reiteró en un comunicado emitido en la tarde de este jueves su preocupación por la procedencia y el contenido de dichos tanqueros.

“Advertimos que dicha gasolina importada será usada nuevamente para enriquecer los bolsillos de unos pocos, y respaldamos la exigencia de nuestro pueblo: la mafia y cobro de gasolina en dólares debe acabarse, y el pueblo debe acceder a la gasolina de manera libre”, se lee en el documento.

Desde que se agudizó la crisis de combustible en el marco de la cuarentena, los venezolanos pasan horas y hasta días en largas filas para poder surtirse de gasolina. En el mercado negro caraqueño, esta se cotiza entre los 2 y 7 dólares por litro, un monto que asciende en las regiones del país, afectadas desde mucho antes.

Ver también: Parálisis en el ciclo de siembra más importante de Venezuela amenaza con generar escasez de alimentos

Expertos en materia petrolera insisten en responsabilizar al chavismo de haber destrozado la industria petrolera nacional, mientras su voceros insisten en responsabilizar a factores externos del problema.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.