Economía, Análisis

Crisis de Evergrande en China y reunión de la Fed en EEUU amenazan el futuro de los mercados bursátiles

La mayor inmobiliaria del mundo, Evergrande, corre el peligro de ser incapaz de cubrir el pago de los intereses de los préstamos que acumula, lo que podría causar que millones de sus clientes pierdan sus depósitos.

Ovunc Kutlu   | 22.09.2021
Crisis de Evergrande en China y reunión de la Fed en EEUU amenazan el futuro de los mercados bursátiles Bolsa de valores de Nueva York. (Atılgan Özdil - Agencia Anadolu)

ANKARA
Los riesgos que rodean a la segunda mayor inmobiliaria del mundo, la china Evergrande, y la próxima reunión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos provocaron que los mercados financieros mundiales empezaran a desplomarse el pasado lunes.

Con USD 300.000 millones en pasivos, Evergrande corre el peligro de ser incapaz de cubrir el pago de los intereses de los préstamos que acumula y que vencieron el pasado lunes, lo que podría causar que millones de sus clientes pierdan sus depósitos.

A los inversores les preocupa que Evergrande no pueda pagar su deuda. El impago de Evergrande podría extenderse a otros mercados financieros e inmobiliarios asiáticos antes de convertirse en un evento global, al igual que la crisis hipotecaria de alto riesgo de Estados Unidos en 2007, la cual desencadenó un colapso financiero mundial un año después.

Según S&P Global Ratings, es probable que Evergrande incurra en incumplimiento sin recibir ningún apoyo directo del Gobierno chino.

"Creemos que Pekín solo se verá obligado a intervenir si hay un contagio de gran alcance que provoque la quiebra de varias inmobiliarias importantes y plantee riesgos sistémicos para la economía", dijo la agencia de calificación global en una nota. Y añadió que "sería poco probable que solo la caída de Evergrande resultara en semejante escenario". 

La bolsa de valores Nikkei 225 de Tokio registró su mayor caída en un solo día, de 660,34 puntos, en los últimos tres meses, ya que perdió un 2,17% para cerrar este martes en 29.839 puntos, su nivel más bajo desde el 6 de septiembre.

Asia Dow, que incluye empresas de primera línea en la región, cayó un 1,54% del lunes al martes. El Hang Seng, el punto de referencia para las acciones de primera línea que cotizan en la bolsa de valores de Hong Kong, registró la mayor caída en Asia: 821 puntos, o un 3,3%, para cerrar en 24.099 este lunes.

No obstante, el índice mostró cierta recuperación este martes al subir un 0,51%.

El índice de Singapur cayó un 0,96% y el índice de referencia Indian Sensex perdió un 0,9% este lunes, pero también se recuperaron parcialmente este martes al ganar un 0,71% y un 0,88%, respectivamente.

Los riesgos y el miedo en los mercados tradicionales también afectaron al mercado de las criptomonedas este lunes. Bitcoin, la criptomoneda más grande del mundo por capitalización de mercado, se desplomó un enorme 9%, mientras que algunas monedas alternativas se hundieron hasta en un 30%. El valor total del mercado perdió alrededor de USD 200.000 millones en un solo día.

Los riesgos en los mercados financieros mundiales coincidieron con la próxima reunión de la Fed, que comenzó este martes y finalizará este miércoles por la noche.

El 16 de junio la Fed señaló que podría realizar dos subidas de tipos, de un 0,25% cada una, en 2023. Sin embargo, el banco central estadounidense también podría hacer una de las subidas hasta finales de 2022 y, posiblemente, dos o tres subidas de tipos más para 2023.

No obstante, la posible reducción del banco de nuevos activos en su balance se presenta como un tema mucho más candente a corto plazo.

El 17 de agosto, el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que el banco está en proceso de guardar sus herramientas de emergencia. Esto fue visto como un indicio de que el banco pronto empezará a reducir su masivo programa mensual de compra de activos de USD 120.000 millones.

Algunos expertos creen que la medida comenzaría a principios de 2022, con una reducción de USD 15.000 millones en cada una de sus ocho reuniones, mientras que algunos analistas advierten que el proceso podría comenzar tan pronto como el próximo mes.

Semejante reducción pondría fin a la abundante liquidez que los mercados globales gozan desde la declaración de la pandemia hace 18 meses. Fue la preocupación por esta reducción la que causó estragos en los mercados europeos y estadounidenses, así como en los asiáticos, este lunes.

El STOXX Europe 600, que incluye alrededor del 90% de la capitalización bursátil del mercado europeo en 17 países, cayó un 1,67%.

El FTSE 100 de Londres perdió un 0,86% y el índice DAX de Alemania cayó un 2,3%. Mientras que el CAC 40 francés perdió un 1,7%, el IBEX de España bajó un 1,2% y el FTSE MIB de Italia sufrió la mayor caída, de casi un 2,6%.

Los principales índices de las bolsas de valores estadounidenses también registraron pérdidas diarias de alrededor del 2% cada uno este lunes.

El promedio industrial de primera línea Dow Jones se hundió 614,41 puntos, o un 1,8%, hasta los 33.970,47 puntos, y marcó su mayor pérdida en un solo día desde el 19 de julio, según cifras oficiales.

El S&P 500 se desplomó un 1,7%, o 75,26 puntos, hasta los 4.357,73 puntos, su peor desempeño en un día desde el 12 de mayo.

El Nasdaq de tecnología fue el que más cayó: 330 puntos, o un 2,19%, hasta los 14,713.90 puntos, antes de que sonara la campana final.

Los mercados financieros globales esperarán a que se resuelva la crisis de Evergrande y que concluya la reunión de la Fed antes de asentarse y alcanzar sus niveles anteriores.

*Traducido por Daniel Gallego. El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.