Mundo, Análisis

¿Qué se puede esperar de los esfuerzos diplomáticos de Berlín en Libia?

La última guerra civil de Libia, que ya está en su sexto mes, todavía continúa. Berlín está intentando persuadir a los actores clave para que apoyen un proceso político efectivo en Libia.

Ferhat Polat   | 02.10.2019
¿Qué se puede esperar de los esfuerzos diplomáticos de Berlín en Libia? TRIPOLI, LIBIA - MAYO 15, 2019: Tropas del Acuerdo Nacional Libio se enfrentan a las tropas del comandante militar Jalifa Haftar en la ruta al aeropuerto de la región de Al Sawani de Trípoli, Libia, el 15 de mayo de 2019. (Amru Salahuddien - Agencia Anadolu)

ESTAMBUL

Por: Ferhat Polat

Desde abril de este año, cuando el líder militar Jalifa Haftar lanzó un ataque a Trípoli para capturar la capital del país y la sede del gobierno que es respaldado por la ONU, más de 1.100 personas han muerto y hay más de 100.000 desplazados. La comunidad internacional ha intentado impulsar un acuerdo de paz desde 2014.

La Conferencia Nacional de Libia, respaldada por la ONU, ha hecho un gran esfuerzo para reunir a grupos rivales en un esfuerzo por encontrar una solución política duradera a la crisis.

Debido a la perjudicial ofensiva de Haftar en Trípoli, se ha pospuesto el diálogo nacional para reconciliar a las dos facciones que están enfrentadas en Libia [1] y las elecciones que se suponía seguirían a la Conferencia Nacional ahora son una perspectiva aún más distante. Además, la violencia renovada ha afectado el capital de confianza entre la inteligencia y ha debilitado las posibilidades de brindar una solución pacífica.

Imponer una solución militar al conflicto es un espejismo, ya que solo un consenso en la gobernanza y los acuerdos del sector de seguridad entre las facciones políticas pueden brindar una estabilidad genuina y duradera al país.

Se espera que Alemania organice una conferencia de paz en coordinación con la ONU para reunir a las principales partes interesadas de la guerra civil libia, incluido Warlord Register y el primer ministro del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) respaldado por la ONU, Fayez al-Sarraj, según informó el embajador en Libia. [2]

Berlín considera que en caso de que la violencia se intensifique aún más y se extienda más allá de Trípoli y sus alrededores, las consecuencias no solo afectarían a Libia sino también a sus vecinos en África y Europa. Recientemente, la canciller alemana, Ángela Merkel, dijo al Parlamento [3] que la situación en el país del norte de África podría crear el riesgo de desestabilizar a toda África.

Alemania quiere participar en cualquier potencial proceso de paz en Libia en este momento porque Berlín está profundamente preocupado de que el continuo deterioro de la situación en el país conduzca a una mayor afluencia de migrantes y refugiados a Europa. Berlín también podría estar preocupado por el enfoque parcial de Francia a favor del general Haftar en Libia, que ha contribuido a la alarmante situación de seguridad y humanitaria.

Otros actores políticos sostienen que una conferencia internacional podría ayudar a volver a encaminar a los diferentes protagonistas para encontrar una solución política.

La ONU ha estado jugando un papel importante para mediar el conflicto. El objetivo fundamental de sus esfuerzos era unificar Libia. Como resultado, el acuerdo político, también conocido como el Acuerdo de Skhirat, [4] se firmó en diciembre de 2015. El acuerdo tenía como objetivo trascender la división política del país después de que la erupción de la guerra civil a mediados de 2014 pusiera fin al proceso de transición. El acuerdo político resultante condujo al establecimiento de un solo Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), dirigido por Fayez al-Sarraj. Sin embargo, pronto hubo dificultades e inició una nueva fase del conflicto.

La ambición de Haftar de ser el "hombre fuerte" de Libia sigue siendo el principal obstáculo para unificar el país. Se cree ampliamente que Haftar quiere controlar a Libia a través de la fuerza militar y por tal razón se ha negado continuamente a acatar las propuestas e iniciativas de paz.

Si Berlín incluye a todos los actores locales, así como a los amigos externos de Libia, incluidos Turquía, Catar y los países vecinos, los esfuerzos podrían lograr convencer a la inteligencia para que acuerde una hoja de ruta con la ONU con el fin de unificar las instituciones y poner la seguridad en orden para poder celebrar elecciones. La estabilización de Libia debe ser el objetivo principal de cualquier compromiso internacional.

Sin embargo, muchos países que están involucrados en el proceso de paz han impulsado sus intereses para manipular los desarrollos en el terreno. Tales acciones egoístas han llevado a una mayor incertidumbre e impidieron una resolución rápida de la crisis. Como consecuencia, la paz sigue siendo una perspectiva lejana.

La fragmentación de Libia a nivel político y de seguridad ha generado la competencia abierta por controlar los recursos energéticos del país de varias maneras. Por lo tanto, Alemania debe resaltar la necesidad de un plan efectivo para encontrar soluciones prácticas a la gran cantidad de armas que aún están en manos en manos de las milicias.

Además, Berlín debe alentar a países específicos a respetar el derecho internacional. Por ejemplo, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos han sido acusados de romper el embargo de armas de la ONU a Libia [5] por el contrabando de armas, mercenarios y extremistas al territorio libio para apoyar a Haftar a instalar un gobierno militar en el país.

Anteriormente, Francia e Italia organizaron conferencias para encontrar una solución política y establecer un gobierno de unidad en Libia. Sin embargo, el enfoque unilateral fue adoptado por Francia y su insistencia en dejar de lado a las fuerzas internacionales clave anuló cualquier esperanza de llegar a un acuerdo.

Sin embargo, Francia y otros actores regionales [6] (Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita) jugaron un papel clave al permitir que Haftar tomara medidas militares contra el gobierno respaldado por la ONU. Esto ha impedido que el GNA imponga su autoridad en toda Libia y afecta la paz y la estabilidad del país.

Alemania tiene alta influencia en la Unión Europea y más allá. Por lo tanto, Berlín tiene el capital político para persuadir a los actores clave para que apoyen un proceso político efectivo en Libia.

Recientemente, Berlín organizó una reunión sobre Libia [7] a la que asistieron los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, así como Turquía, Alemania, Italia, Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y la Liga Árabe, además de Ghassan Salame, el representante especial para Libia de la ONU.

Durante la reunión, Turquía estuvo representada por Ibrahim Kalin [8], asesor especial del presidente de Turquía y portavoz presidencial, quien destacó que "Turquía apoya el proceso político facilitado por la ONU. Una solución política es posible y necesaria con la participación de todos los actores relevantes en Libia".

La reunión fue significativa para incluir actores relevantes porque la representación de todas las fuerzas en cualquier proceso de paz es de suma importancia para alcanzar un acuerdo integral y duradero. De lo contrario, si se excluye a los actores regionales e internacionales, solo se protegerá la guerra y disminuirán las perspectivas de un acuerdo de paz integral en Libia.

Las negociaciones y un proceso político no son parte del plan de Haftar, quien solo le importa expandir su poder en todo el país. Por lo tanto, las potencias internacionales y regionales tienen la responsabilidad de alcanzar un consenso y presionar al general que se alzó en armas para que traiga paz y estabilidad al país.

* El autor es investigador adjunto en el TRT World Research Center. Es investigador del doctorado en Estudios del Norte de África en el Instituto de Estudios Árabes e Islámicos en Exeter con un enfoque particular en la política exterior turca.

En Twitter: @Ferhattpol

*Traducido por José Ricardo Báez.

[1] https://www.theguardian.com/world/2019/apr/09/un-postpones-libya-national-conference-amid-fighting-tripoli

[2] https://www.theguardian.com/world/2019/sep/13/germany-plans-libya-conference-to-shore-up-arms-embargo

[3] https://www.reuters.com/article/us-libya-security-germany/germany-aims-to-host-libya-conference-to-stabilize-oil-producer-idUSKCN1VW23S

[4] https://unsmil.unmissions.org/sites/default/files/Libyan Political Agreement - ENG .pdf

[5] https://www.independent.co.uk/news/world/middle-east/libya-uae-weapons-arms-embargo-khalifa-haftar-tripoli-a8872606.html

[6] https://www.trtworld.com/opinion/is-france-pushing-libya-into-further-conflict-27129

[7] https://www.middleeastmonitor.com/20190918-turkey-supports-un-backed-political-process-in-libya/

[8] http://www.hurriyetdailynews.com/turkey-supports-un-backed-political-process-in-libya-146686 El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.