Política, Análisis

¿Qué hay detrás de la creciente ira contra Irán en Irak?

Durante las protestas antigubernamentales en las zonas dominadas por chiís en Irak, los manifestantes llevaron consignas en persa y árabe contra Irán.

Ekip   | 09.12.2019
¿Qué hay detrás de la creciente ira contra Irán en Irak? BAGDAD, IRAK - NOVIEMBRE 08, 2019: Manifestantes iraquíes se reúnen en la plaza Tahrir durante las manifestaciones antigubernamentales en curso en Bagdad, Irak, el 8 de noviembre de 2019. Miles de iraquíes han salido a las calles de las diversas regiones del país para exigir un cambio en el sistema político y protestar contra el aumento del desempleo y la corrupción desenfrenada. (Murtadha Sudani - Agencia Anadolu)

BAGDAD

Después de la invasión estadounidense de Irak en 2003, la influencia iraní se ha expandido en el país a través de la intervención en la formación de partidos políticos y el apoyo a grupos de milicias. 

No era tan fácil para un iraquí en el pasado criticar a Irán o rasgar la bandera de Irán o las fotos que prevalecen en las plazas públicas de las provincias del sur de Irak del ayatolá Ruhollah Khomeini, el líder espiritual de Irán durante la revolución islámica de 1979, y el líder supremo iraní, Ali Khamenei.

Las protestas que comenzaron en la provincia de Basora en julio del año pasado reflejaron por primera vez el estado de ira contra el gobierno iraquí, dominado y gobernado por los partidos chiíes pro iraníes, así como contra grupos de milicias como la fuerza paramilitar pro gobierno, Hashd al Shaabi, y otros grupos de milicia armados chiíes.

Durante las protestas antigubernamentales en las zonas dominadas por chiíes, los manifestantes levantaron consignas en persa y árabe, expresando su rechazo a que su país esté subordinado a Irán.

Los manifestantes en varias ocasiones expresaron su enojo y rechazo a la postura de Irán con respecto a las protestas iraquíes.

Quemaron la foto de Qasem Soleimani, el comandante de las Fuerzas Quds de la Guardia Revolucionaria iraní. También quemaron los consulados iraníes en Nayaf y Basora, así como las oficinas de los partidos políticos aliados con Irán en el centro y sur de Irak.

Algunos informes sugieren que Soleimani visitó Irak tres veces desde el inicio de las protestas masivas en el país a principios de octubre. Algunos analistas asumen que sus visitas son para discutir con funcionarios iraquíes cómo reprimir las protestas.

Las autoridades iraníes y los líderes de la Guardia Revolucionaria acusan a Estados Unidos, Arabia Saudita e Israel de estar detrás de las protestas para sabotear las relaciones entre Irak e Irán.

Lo que enoja a los manifestantes iraquíes es el apoyo iraní al gobierno del primer ministro saliente, Adel Abdul-Mahdi, a los partidos y a las milicias aliados, así como el llamado de Teherán a que Abdul-Mahdi no renuncie.

Al tiempo que los manifestantes expresaron su rechazo a cualquier interferencia externa, ya sea de EE UU o de Irán, la indignación hacia la influencia iraní en las áreas dominadas por los chiíes ha sido más notable.

El 18 de noviembre, los medios estadounidenses publicaron informes del Ministerio de Inteligencia de Irán que demostraban la magnitud de la interferencia iraní en los asuntos económicos, políticos, militares, de seguridad y religiosos en Irak.

Uno de los informes filtrados dice que Abdul-Mahdi ha mantenido una "relación especial" con Irán desde que fue ministro de petróleo en 2014.

Los manifestantes ven que después de 16 años de gobierno de Irak por parte de funcionarios y partidos políticos aliados con Irán el país se ha ahogado en la corrupción, convirtiéndose uno de los países más corruptos del mundo, según las organizaciones internacionales de transparencia.

El pueblo iraquí también se siente decepcionado por todos los gobiernos iraquíes desde la caída del régimen de Saddam Hussein, que no logró solucionar las malas condiciones de vida.

Los manifestantes iraquíes exigen una mejora de las condiciones de vida y una reforma política profunda para deshacerse de las interferencias externas en la política iraquí, como por ejemplo, el apoyo de Irán a Abdul-Mahdi para que no renuncie.

Abdul-Mahdi, sin embargo, tuvo que renunciar el 30 de noviembre bajo la presión de las protestas.

Los manifestantes incendiaron las oficinas del Partido Islámico Dawa, liderado por el ex primer ministro, Nuri al-Maliki, en las ciudades del sur de Nasiriya y Diwaniya. Los vehículos y oficinas de Hashd al-Shaabi, la Organización Badr y el Partido al Hikma (Sabiduría) también fueron dañados e incendiados.

Las declaraciones iraníes sobre las protestas iraquíes han alimentado el sentimiento contra Irán, que se expresó claramente en las consignas de los manifestantes.

En varias ocasiones, algunos funcionarios iraníes dijeron implícitamente que Irán ve a Irak como una puerta para exportar sus ideas revolucionarias y aumentar su influencia sobre las áreas que podrían conectar a Irán con el mar Mediterráneo a través de las costas de Siria y Líbano.

Irán teme que en caso de que las protestas en Irak se expandan, Irak entre en un estado de caos e inestabilidad, lo que podría dificultar mantener o preservar la influencia e intereses iraníes en el país.

Irán luego perdería profundidad estratégica además del alto volumen de negocios y comercio con Irak.

El país persa también usa Irak para eludir las sanciones interpuestas por Estados Unidos, las cuales afectan negativamente a la economía iraní.

Seguramente hay un cambio en la actitud de la gente chií iraquí hacia los funcionarios y partidos políticos aliados o respaldados por Irán, incluido un cambio en su visión hacia el régimen iraní.

Según los manifestantes, existe una fuerte relación entre deshacerse de la influencia iraní y de los grupos de milicias y partidos políticos respaldados por Irán, ya que creen que estos han usurpado el poder y los recursos de Irak.

Estos sentimientos de ira contra la interferencia de Irán en Irak podrían allanar el camino para fundar nuevas bases comunes para una conciencia trans-sectaria con la población iraquí sunita, que rechaza cualquier tipo de interferencia iraní.

*Traducido por Aicha Sandoval Alaguna.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.