Análisis

¿Por qué la Unión Europea se está quedando atrás en la vacunación contra la COVID-19?

El bloque europeo está por detrás de países como Israel, Estados Unidos y el Reino Unido en los porcentajes de personas vacunadas.

Rabia İclal Turan   | 03.03.2021
¿Por qué la Unión Europea se está quedando atrás en la vacunación contra la COVID-19? La alcaldía de París instaló un laboratorio fijo frente a su edificio para realizar cerca de 1.500 pruebas gratuitas por día y así evitar la propagación del coronavirus en la capital francesa, el 31 de agosto de 2020. (Julien Mattia - Agencia Anadolu)

ANKARA

En medio de las preocupaciones sobre la propagación de nuevas variantes del coronavirus, la Unión Europea (UE) ha expresado su determinación de acelerar su programa de vacunación, que comenzó el 27 de diciembre.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMMA) dio luz verde al uso de la vacuna desarrollada por Pfizer-BioNTech, y luego aprobó las de Oxford-AstraZeneca y Moderna.

Pero el bloque europeo, compuesto por 27 miembros, todavía está por detrás de países como Israel, Estados Unidos y el Reino Unido en los porcentajes de personas vacunadas.

Solo alrededor del 7% de los adultos que viven en la UE han sido vacunados hasta ahora, en comparación con el 30% en el Reino Unido, según Our World In Data, una publicación en línea que presenta datos y resultados empíricos que muestran el cambio en las condiciones de vida en todo mundo.

Al culpar de los retrasos en el suministro al lento lanzamiento de la vacuna, la UE aseguró que pronto se pondrá al día con otros países. El mes pasado, la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, indicó que su objetivo era vacunar al 70% de la población adulta para finales de septiembre.

Para la Dra. Penny Ward, profesora visitante de medicina farmacéutica en la universidad King's College de Londres, podría haber una serie de razones para la implementación irregular, incluidas "cadenas de distribución complicadas" y requisitos como el almacenamiento en frío profundo.

"El requisito de suministrar no a un solo país sino a 27 Estados miembros puede generar cadenas de distribución complicadas por parte de los fabricantes", explicó la experta a la Agencia Anadolu.

La UE ha firmado acuerdos de compra anticipada con seis productores farmacéuticos: Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca, CureVac, Johnson & Johnson y Sanofi-GlaxoSmithKline, para asegurar unos 2.600 millones de dosis de vacunas.

Mientras tanto, algunos Estados miembros, como Hungría y Eslovaquia, compraron vacunas de Rusia y China para acelerar sus campañas de inmunización, pese a que aún no cuentan con la aprobación de la Agencia Europea de Medicamentos.

Pero, según Ward, la responsabilidad de vacunar "recae en cada Estado miembro individual", cuyos servicios de atención médica "varían considerablemente".

La experta indicó que la negativa inicial de algunos países a autorizar la vacuna Oxford-AstraZeneca para personas mayores de 65 años, debido a los temores sobre su eficacia, también puede haber contribuido a la "aceptación limitada".

El Dr. Serhat Unal, jefe del Departamento de Enfermedades Internas de la Universidad Hacettepe en la capital turca de Ankara, dijo que el suministro de vacunas era el mayor obstáculo.

El especialista le dijo a la Agencia Anadolu que la UE se pondrá al día con otros países de alguna manera, pero que los países en desarrollo se están quedando atrás. “La vacunación de los países desarrollados no es suficiente. Todo el mundo necesita vacunarse muy rápidamente”, destacó Unal, también miembro de la Junta Asesora Científica del Coronavirus de Turquía.

Nuevas variantes frente a vacunas antiguas

“Las nuevas cepas de virus aumentaron las tasas de transmisión en países con menos o ninguna vacuna. Cuanto más se propaga un virus, mayor es el riesgo de mutación. Prevenir nuevos casos con medidas (de precaución) es ahora más importante que la vacunación”, agregó, refiriéndose a medidas como el distanciamiento social y el uso de máscaras médicas.

El experto reconoció que teme que las vacunas actuales no sean tan efectivas contra las variantes.

“La circulación continua del virus entre la población no vacunada pone en riesgo la aparición de virus mutados, que pueden ser menos inhibidos por los anticuerpos inducidos por la vacuna, por ejemplo, la variante B.1.1.248 detectada por primera vez en Brasil, y luego puede causar nuevos brotes incluso entre personas vacunadas", advirtió.

Para mantenerse al día con las diferentes cepas, dijo, es posible que la vacuna también deba administrarse anualmente, como las vacunas contra la gripe.

“Esto reitera la importancia de tener enfoques adicionales para el tratamiento y la prevención de COVID-19, incluidos medicamentos antivirales eficaces”, agregó.

Ver también: Biden promete que EEUU tendrá vacunas para todos los adultos a finales de mayo

Inmunidad colectiva: ¿Cuándo?

Además de acelerar el lanzamiento de la vacuna, Unal recomendó que las personas sigan tomando medidas preventivas, como usar máscaras, lavarse las manos y mantener la distancia social.

"El mundo necesita reducir el número de infecciones porque las nuevas infecciones le dan al virus la oportunidad de mutar", explicó.

Pero, ¿volverá alguna vez la normalidad o las restricciones están efectivamente aquí para quedarse? Las capitales europeas han presenciado numerosas protestas contra meses de medidas de bioseguridad, incluidos los toques de queda.

Según Statista, una empresa de base de datos alemana, EEUU y el Reino Unido podrían lograr la inmunidad colectiva contra el coronavirus para finales de 2021 considerando la tasa actual de vacunación, pero no la UE.

Los científicos han estimado que entre el 60% y 70% de la población necesita vacunarse para lograr la inmunidad colectiva.

"Los países que sean capaces de mantenerse a la vanguardia de las mutaciones virales con vacunas de refuerzo y otras medidas de control antivírico podrán volver a una existencia social normal más rápido", destacó Ward, y agregó que el mundo tardará al menos dos o tres años para volver a trabajar como de costumbre.

Más de 800.000 personas en el continente europeo han sucumbido ante la COVID-19 hasta ahora, con contagios totales que superan los 34,2 millones desde el inicio de la pandemia en diciembre de 2019.

*Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.