Análisis

Llega una etapa de diplomacia inteligente y renovada entre Irán y EEUU

La administración de Joe Biden prioriza poner fin al programa nuclear de Irán y retrasar lo máximo posible que este alcance la capacidad necesaria para producir armas nucleares.

Dr. Ezgi Uzun   | 20.02.2021
 Llega una etapa de diplomacia inteligente y renovada entre Irán y EEUU Bandera de Estados Unidos y de Irán (Archivo Agencia Anadolu)

Istanbul

Por: Ezgi Uzun

La elección de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos ha dado comienzo a una nueva diplomacia nuclear con Irán. A pesar de que durante su campaña electoral Biden abogase por volver al Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), más conocido como el acuerdo nuclear, la reanudación de las actividades nucleares por parte de Irán ha obligado a Biden a condicionar su regreso al acuerdo a la suspensión de estas. Por su parte, el llamamiento del ministro de Exteriores de Irán, Javad Zarif, a una “vuelta coordinada y sincronizada” por ambas partes al acuerdo bajo la mediación de la Unión Europea (UE) fue rechazada por Biden, poniendo en tela de juicio su verdadera intención al respecto.

La respuesta a la pregunta sobre si el acuerdo nuclear puede salvarse o no durante el mandato de Biden y si las sanciones impuestas a Irán se pueden levantar, ha de buscarse en las dinámicas del proceso de negociaciones en la nueva etapa y en los equilibrios del poder de cada parte a la hora de negociar. En este sentido resaltan tres etapas principales del acuerdo nuclear:

2013-2017: etapa de la diplomacia visionaria

Esta visión es fruto del ideal de Estados Unidos de convertir a Irán en una parte legítima del sistema internacional, que funcione acorde con sus principales intereses de manera paulatina y a través de una serie de estímulos económicos y políticos.

Ver también: Irán celebra que EEUU haya evitado restaurar las sanciones que le había impuesto la ONU

Esta visión coincidió con el Gobierno del presidente Hassan Ruhani, considerado como pragmático y reformista dentro de la política iraní, en cierta armonía con las normas establecidas del sistema internacional, en un principio abierto a la idea de negociar con el resto del mundo y representante de la cultura de la clase media urbana.

Así mismo, esta visión coincidió con una división de la política exterior iraní por la que la Guardia Revolucionaria Islámica (GRI) se hacía cargo de las intervenciones militares en Siria y Yemen, mientras que el dosier nuclear se negociaba a través del ala reformista de la política iraní. Por su parte, la administración del expresidente Barack Obama ignoraba las intervenciones de Irán en Yemen y Siria a cambio de llegar a un acuerdo histórico.

2018-2020: etapa de tensión máxima

Al contrario que la administración de Obama, el expresidente que lo sucedió, Donald Trump, defendía la necesidad de enfocar la política exterior bipolar iraní de manera íntegra. Hay que recordar que Trump se retiró del acuerdo nuclear debido a las actividades de las milicias afiliadas a la GRI en Oriente Medio y no por la presunta violación de las obligaciones de Irán respecto al JCPOA. Así mismo, Trump esperaba un cambio de régimen mediante la imposición de sanciones económicas extremas que incitasen a la población a revelarse contra este. Sin embargo, esta política no ha servido sino para unificar a la población iraní alrededor del régimen en contra del ala reformista.

A partir de 2021: etapa de una diplomacia inteligente renovada

El próximo mes de junio Irán celebrará elecciones presidenciales, en las que se espera que gane un candidato de origen militar, generando un cambio de Gobierno reformista a uno conservador. En un artículo publicado el pasado mes de septiembre, Biden defendió una postura severa contra Irán a pesar de su retórica reconciliadora durante la campaña electoral. Así mismo, Biden defiende una estrategia de fuerza inteligente contra Irán adecuada a la realidad de la situación.

Ver también: Francia acogerá una reunión entre la UE y EEUU que busca salvar el acuerdo nuclear con Irán

Al contrario de lo que pueda parecer, la balanza de poder en las negociaciones entre Estados Unidos e Irán se inclina a favor de este último.

El Gobierno de turno iraní tiene las manos atadas debido a una ley aprobada en un Parlamento controlado por una mayoría conservadora que hace obligatorio seguir con el programa nuclear, mientras que el presidente estadounidense posee la autoridad de levantar las sanciones a través de una orden ejecutiva. El Gobierno reformista actual se aprovecha de esta situación no cediendo y al mismo tiempo responsabilizando a Estados Unidos del estancamiento.

La reanudación de las actividades de enriquecimiento de uranio por parte de Irán genera presión sobre la administración de Biden para llegar a un acuerdo sobre el asunto. Así mismo, los efectos negativos sobre la sociedad iraní del uso excesivo de sanciones económicas y de la pandemia de la COVID-19 han hecho que Irán parezca la víctima. Por el contrario, a la administración de Biden no le queda otra carta que la de imponer más sanciones.

El futuro del JCPOA

La administración de Biden prioriza poner fin al programa nuclear de Irán y retrasar lo máximo posible que este alcance la capacidad necesaria para producir armas nucleares. Así mismo, antes de levantar parcialmente o por completo las sanciones, la administración de Biden planea crear un mecanismo de seguimiento extenso que negociará con el Gobierno que se forme tras las elecciones de junio. El plan también incluye negociar el programa de misiles balísticos y las actividades militares de Irán en la región en una plataforma internacional en la que participen la UE y los países vecinos, aparte de Estados Unidos e Irán. Se trata de un plan a largo plazo, con múltiples actores y temas diversos.

No obstante, las dinámicas cambiantes del ambiente para las negociaciones y los cambios en la fuerza de cada parte a la hora de negociar pronostican un proceso largo y lleno de dificultades.

*Traducido por Daniel Gallego.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.