Mundo, Análisis

¿Cómo afectaría a la oposición venezolana un cambio de gobierno en EEUU?

Entre algunos sectores crece el temor con respecto a que si el demócrata Joe Biden gana las elecciones la atención a Venezuela pasaría a un segundo nivel, pero los especialistas aseguran que esto no corresponde con la realidad.

Andreina Itriago   | 14.09.2020
¿Cómo afectaría a la oposición venezolana un cambio de gobierno en EEUU? El autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, se presenta ante el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante el discurso del estado de la unión en Washington DC, el 4 de febrero de 2020. (Yasin Öztürk - Agencia Anadolu)

CARACAS, Venezuela

Por: Andreina Itriago

La cuenta regresiva para las elecciones presidenciales en Estados Unidos ha comenzado. A menos de dos meses de que se celebren los comicios, las expectativas crecen, no solo en territorio norteamericano, sino también a unos 4.000 kilómetros de distancia, en Venezuela.

Para nadie es un secreto que EEUU ha sido el principal aliado de la oposición al presidente Nicolás Maduro. Aquel 23 de enero de 2019, cuando el líder opositor Juan Guaidó juró ante decenas de miles de personas que asumiría la presidencia interina del país, el primero de decenas de gobiernos en reconocerlo fue, precisamente, el de Donald Trump.

Y aunque más recientemente ha tenido sus reversazos con respecto a Guaidó, expertos y opositores coinciden en que ningún otro presidente estadounidense ha atendido tanto a la causa opositora venezolana como Trump. Al punto de que ha surgido lo que el consultor político venezolano Edgard Gutiérrez ha llamado el “fenómeno del venetrumpista”.

“(En Venezuela), si no apoyas a Trump, eres comunista (…) Esa es una visión desembocada de la realidad (…) La estrategia de repudio al régimen de Maduro viene desde hace rato, tuvo sus señales iniciales con (Barack) Obama. Sí es cierto que Trump ha hecho más énfasis en la causa, pero hay una razón política detrás de eso: el voto venezolano tiene peso pequeño, pero determinante en el escenario de una elección cerrada en la Florida”, explicó Gutiérrez a la Agencia Anadolu.

Así la cosas, en el país caribeño ha comenzado a cobrar fuerza una creencia que, para los especialistas consultados, no tiene asidero en la realidad: la de que si gana el candidato del Partido Demócrata de Estados Unidos, Joe Biden, la atención a Venezuela pasaría a un segundo nivel.

“No creo que sea así. En esa materia ha sido clara la posición bipartidista”, insistió a Anadolu el internacionalista y analista venezolano Emilio Figueredo, quien de hecho sugiere a sus connacionales guardar distancia con respecto al proceso norteamericano y no tomar parte de la que cataloga como una “guerra sucia” electoral.

El anuncio de que la senadora Kamala Harris sería la compañera de fórmula de Biden fue una nueva oportunidad para traer el debate a Venezuela.

Portales e internautas rescataron declaraciones suyas de 2019 en las que aseguraba que, de llegar a la Casa Blanca, abogaría por una “transición pacífica” en Venezuela y que buscaría aprobar “de inmediato” el Estatus de Protección Temporal para los inmigrantes venezolanos, una oferta en la que ha insistido Biden, por ser algo que Trump no ha hecho.

En aquella entrevista de agosto de 2019 Harris no dudó en manifestar su repudio a Maduro. “No se equivoquen, Nicolás Maduro es un dictador represivo y corrupto, responsable de una insondable crisis humanitaria”. Biden se ha expresado de manera similar con respecto a Maduro. Incluso coincide con Trump en reconocer la presidencia interina de Guaidó.

“Los demócratas, como partido, su posición es bastante moderada. También es una verdad que históricamente los republicanos son reconocidos como más halcones”, acotó Gutiérrez.

La diferencia, ahora, con respecto a Venezuela, estaría en la aplicación de una política de mano dura en Venezuela, que no comparten los demócratas.

“(A los venezolanos) nos interesa estar bien con cualquiera que gane la elección”, acotó Figueredo. Y es precisamente a esto a lo que apunta el consultor político Gutiérrez cuando insiste en que el reto para la oposición venezolana es que no importa quién gane, debe garantizar el apoyo de la Casa Blanca.

La estrategia, de hecho, es la misma que sugiere para las relaciones políticas en otros países. Colombia, por ejemplo, que es otro de los grandes aliados de la oposición, tendrá su propio proceso electoral en menos de dos años.

“Tienes que tener cordiales relaciones con el espectro político en su generalidad. Tienes que pensar en una política exterior de Estado, de simpatía, porque la política cambia (…) No puedes estar con vaivenes y solo jugando a una cara de la moneda”, insistió Gutiérrez, quien recomienda a la oposición una diplomacia con intimidad, presión y mucho cabildeo.

“Cuando explicas lo que pasa en Venezuela, lo que puede suceder en Venezuela, es difícil que no tengas simpatía”, concluyó el consultor político venezolano.

¿Qué esperar?

Al ser consultado con respecto a este tema, el internacionalista Figueredo asomó la posibilidad de que Trump intensifique su política de sanciones, o que incluso abra un canal de negociación con Rusia.

Su Gobierno, de hecho, sigue cercando al asfixiado régimen de Maduro. En agosto, incautó un presunto nuevo cargamento de gasolina iraní que estaba destinado a paliar la escasez de combustible, que ha vuelto a ser evidente en este, uno de los países con más reservas de petróleo del mundo, otrora importante productor y exportador.

“Esa es otra mentira y guerra psicológica de la máquina de propaganda de Estados Unidos. Los barcos no son iraníes, ni el dueño, ni su bandera, no tienen nada que ver con Irán”, aclaró el embajador iraní en Caracas, Hojat Soltani, en un tuit.

Pero, independientemente de esto, la presión tanto al Gobierno iraní como al venezolano continúa.

Una gran pregunta, sin embargo, queda en el aire. ¿Irá Trump más allá de las sanciones, en el caso venezolano? Había asomado que “todas las opciones” estaban sobre la mesa, pero la famosa intervención militar, que ha pedido un sector radical y minoritario de la dirigencia opositora, no se ha concretado.

Para Gutiérrez, hay “pocos indicios” de que esto suceda. Y no sería lo único que Trump habría dejado de lado en su gestión. “Trump ha hecho, ciertamente, pero ha descuidado, por razones políticas internas, las negociaciones con China y Rusia”, acotó el internacionalista Figueredo.

Lo que sí cree este especialista que podría suceder en caso de que Biden gane la presidencia estadounidense es que cambie la posición del Gobierno norteamericano con respecto a China, Rusia y Cuba, en la búsqueda de acuerdos para resolver la situación venezolana.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.