Política

Rusia, EEUU, China y Pakistán se reunirán en agosto para dialogar sobre Afganistán

Los países buscarán en Doha, Catar, un alto al fuego, reanudar el diálogo intra-afgano y formar un Gobierno de coalición interino que lleve a cabo reformas constitucionales.

Elena Teslova   | 30.07.2021
Rusia, EEUU, China y Pakistán se reunirán en agosto para dialogar sobre Afganistán Bandera de Afganistán. (Archivo - Agencia Anadolu).

MOSCÚ

Rusia, Estados Unidos, China y Pakistán, grupo conocido como la 'troika' ampliada en Afganistán, se reunirán el próximo mes en Catar para discutir los recientes acontecimientos en el país devastado por la guerra, indicó el enviado de la Presidencia rusa para Afganistán, Zamir Kabulov, este jueves 29 de julio.

Además de discutir el acuerdo de paz afgano en Doha, el próximo 11 de agosto, Kabulov declaró en una rueda de prensa en Moscú que también espera conocer a Yue Xiao Yong, el recién nombrado enviado chino para Afganistán.

"Hace unos días se nombró en Pekín a un nuevo enviado especial para Afganistán, a quien aún no conozco, pero espero verlo en Doha el 11 de agosto. Continuaremos las consultas en profundidad tanto en formato bilateral y en la 'troika' ampliada. Estamos listos para conversaciones más amplias con actores internacionales interesados", señaló el funcionario ruso.

Según Kabulov, los principales objetivos del acuerdo afgano en este momento son lograr un alto el fuego, reanudar el diálogo inclusivo dentro de Afganistán y formar un Gobierno de coalición interino con tareas para llevar a cabo la reforma constitucional y prepararse para una elección general en un plazo corto, preferiblemente de dos años.

El enviado agregó que tanto el Gobierno talibán como el afgano deben mostrar la misma voluntad de alcanzar un alto el fuego y reiniciar conversaciones sustanciales.

Según la evaluación de Kabulov, el Gobierno afgano debería haber entablado conversaciones con los talibanes hace un año cuando el movimiento no tuvo éxito militar. Agregó que ahora los insurgentes se involucrarán con Kabul "desde una posición de fuerza".

A pesar de controlar más de la mitad del territorio de Afganistán, Kabulov argumentó que los talibanes no intentarían tomar el poder.

Sin nombrar a ningún grupo en particular, expresó su preocupación de que las organizaciones terroristas internacionales que habían sido expulsadas de Oriente Medio pudieran intentar restablecerse en el país.

El enfoque ruso y estadounidense sobre Afganistán coincide

Kabulov comentó sobre el éxito de la interacción ruso-estadounidense sobre Afganistán y aseguró que ambos países tienen puntos de vista en general similares sobre el acuerdo de paz afgano.

Cuando se le preguntó qué país tiene la mayor influencia en Afganistán, respondió que no había un solo Estado más influyente, sino cuatro, a saber, China, Rusia, Estados Unidos y Pakistán.

Pakistán tiene la mayor influencia sobre los talibanes, pero eso no significa que los controle o los oriente, señaló.

"Pakistán es un socio firme de Rusia. Estamos en la misma onda en el sentido de que el liderazgo paquistaní ... no está interesado en convertir Afganistán en un emirato islámico que proyecte influencia en la propia sociedad paquistaní, que también tiene fuerzas que pueden inspirarse en la experiencia de los talibanes afganos y tratar de desestabilizar la situación en la república islámica", explicó el funcionario ruso.

El enviado ruso aclaró que Pakistán, Rusia y casi todos los vecinos de Afganistán están interesados en la restauración y transición del país para convertirlo en un puente comercial y económico confiable entre Pakistán y Eurasia.

La influencia de China

Las preocupaciones sobre la creciente influencia de China en Afganistán son infundadas, dijo el enviado ruso, y agregó que Pekín ha invertido en la economía afgana, aunque con un éxito limitado, y que los proyectos se han estancado debido a la falta de seguridad.

Subrayó que no había indicios de que China enviaría tropas para reemplazar al Ejército estadounidense en Afganistán.

Kabulov también rechazó las afirmaciones de que la desestabilización en Afganistán conducirá a un aumento en el tráfico de drogas, argumentando que los grupos criminales internacionales que impulsan el comercio de opiáceos no deseaban tal resultado.

"Los flujos y volúmenes de opiáceos procedentes de Afganistán dependen de la situación del mercado negro de drogas, que está controlado por elementos criminales internacionales, y es poco probable que la infusión incontrolada de un volumen demasiado grande de drogas satisfaga los intereses de estos delincuentes grupos ", aseveró.

Ver también: Estados Unidos intensifica los ataques aéreos contra los talibanes en Afganistán.

*Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.