Política

Sobrepasar los límites del acuerdo nuclear, la táctica de presión de Irán

Irán comenzó a enriquecer uranio más allá del límite del 3.67% como parte de la reducción de sus compromisos en virtud del Acuerdo Nuclear de 2015.

Mohamed Sabry Emam Muhammed   | 10.07.2019
Sobrepasar los límites del acuerdo nuclear, la táctica de presión de Irán (Archivo - Agencia Anadolu).

IRÁN
Los analistas creen que la decisión de Irán de tener mayor enriquecimiento de uranio, más allá del límite dictado en el acuerdo nuclear de 2015, es una "táctica de presión" para obligar a los Estados firmantes a cumplir sus compromisos.

Teherán aseguró que esta semana comenzó a enriquecer uranio más allá del 3,67%, el compromiso como parte de la reducción de material nuclear en virtud del acuerdo nuclear, conocido formalmente como el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC).

El gobierno iraní afirmó que la medida es una respuesta a las sanciones de EEUU y acusó a los países europeos de no proteger su economía: "¿Qué opciones posiblemente tenía Irán después de que el presidente Donald Trump abandonó el acuerdo e impuso sanciones económicas contra Irán", dijo Mohammad Reza Afshari, un analista político y académico de Teherán, a la Agencia Anadolu.

"Por otro lado, el G3, el grupo de los tres países europeos Alemania, Francia e Italia, no hizo nada para salvar el acuerdo en un año. En realidad fue lo que pidieron, así que no deberían sorprenderse", agregó el académico.

La semana pasada Javad Zarif, ministro de Relaciones Exteriores iraní, culpó a los europeos por no cumplir con sus obligaciones en virtud del acuerdo: "Si no cumplen con sus obligaciones bajo el PAIC, incluso después de la retirada de Estados Unidos, el G3 debería, como mínimo, apoyar las medidas correctivas de Irán con base en el mecanismo de resolución de disputas, descrito en el parágrafo 36 y avalado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)".

De acuerdo al tratado en el parágrafo al que hace referencia, Irán tiene derecho a presentar una queja ante una comisión mixta o a los ministros de Asuntos Exteriores de los países, en caso de que los Estados firmantes no cumplan con sus compromisos en virtud del acuerdo, después de los cuales tenían 15 días para resolver el problema.

Si no es así, Irán puede llevar el problema a una Junta Asesora, que tiene 15 días adicionales para resolver el inconveniente: "Si el problema aún no se ha resuelto a satisfacción del participante reclamante, [...] podría tratar la cuestión no resuelta como motivo para dejar de cumplir sus compromisos en virtud del PAIC en su totalidad o en parte", señala el texto del tratado.

Además, Zarif dijo que los países del G3 no tienen pretextos de evitar una postura política firme para "preservar el PAIC y contrarrestar el unilateralismo estadounidense", haciendo referencia a la decisión de Trump de retirarse del acuerdo en mayo de 2018 y de las sanciones que impuso a Irán, que estarían en contra de lo pactado.

Negar Mortazavi, periodista y comentarista con doble nacionalidad iraní y estadounidense, aseguró que Irán esperó un año para que los europeos comerciaran y compensaran la pérdida económica, pero no lograron cumplir: "Los europeos siguen diciendo que quieren mantener el trato, pero solo con palabras y declaraciones políticas. En realidad, las compañías europeas detuvieron el comercio legal con Irán debido a la presión de las sanciones estadounidenses", aseguró Mortazavi a la Agencia Anadolu.

En mayo, Teherán estableció un plazo de 60 días que finalizó el pasado domingo para que los europeos tomaran las medidas necesarias para salvar el acuerdo: "Hasta ahora, parece estar funcionando porque Europa ahora tiene más urgencia y está tratando de resolver esta situación y mantener a Irán en el acuerdo. Incluso puede funcionar con Trump para que se comprometa e intente renegociar un nuevo acuerdo", opinó Mortazavi.

Mohammad Mahdi Mojahedi, un investigador de asuntos de Medio Oriente en la Universidad de Mofid de Irán, expresó una opinión similar: "No todo está perdido todavía, el daño aún puede deshacerse si todas las partes (del acuerdo) se agrupan y encuentran una salida. Pero las otras partes no tienen autoridad moral para acusar a Irán de violar el acuerdo".

Varios analistas creen que los planes iraníes de elevar el nivel de enriquecimiento de uranio al 20% en la siguiente fase no deberían ser motivo de preocupación para Occidente: "La reserva de uranio no se acerca al 85-90% requerido para el armamento. Irán nunca ha sido acusado de enriquecer a ese nivel", dijo Ali Ahmadi, analista político de asuntos estratégicos con sede en Teherán, a la Agencia Anadolu.

Con base en el acuerdo, Irán acordó destruir su reserva de uranio enriquecido medio y reducir su reserva de uranio poco enriquecido en un 98%.

Ibn ul Hassan, investigador de la Universidad de Teherán, aseguró que Irán no estaba buscando producir una bomba nuclear, sino producir electricidad: "Irán no está buscando hacer bombas, incluso hay un 'fatwa' (edicto religioso) en contra de las bombas nucleares. Pero debería permitírsele que enriquezca uranio con fines energéticos".

La semana pasada, Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU, advirtió que a Irán "nunca se le puede permitir enriquecer uranio a ningún nivel", acusando a Teherán de usar su "programa nuclear para extorsionar a la comunidad internacional y amenazar la seguridad regional".

Por su parte, Zarif negó las acusaciones de EEUU de violar el acuerdo nuclear, y adjuntó capturas de pantalla del parágrafo 36 del PAIC. Irán ha jugado hasta ahora bajo las normas y los expertos aseguran que es hora de que los europeos correspondan.

"Nuestros altos funcionarios, incluido el Ministro de Relaciones Exteriores, han declarado claramente que las medidas tomadas recientemente son reversibles si los europeos se comprometen a cumplir con sus compromisos en virtud del acuerdo", aseguró un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní a la Agencia Anadolu bajo condición de anonimato.

"Irán ha estado jugando limpio a pesar del juego injusto jugado por las otras partes. Nos dimos cuenta de que no puede ser una calle de sentido único. A veces la presión funciona más eficazmente que la diplomacia", concluyó.

*José Ricardo Báez G. contribuyó con la traducción de este artículo. El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.