Política

EEUU: saudíes deben disolver unidad cercana al príncipe heredero implicada en muerte de Khashoggi

El Departamento de Estado indicó que se ha instado a Arabia Saudita a adoptar 'reformas y controles institucionales' sobre los miembros de la Guardia Real que responden a Mohammed bin Salman y realizan operaciones contra disidentes.

Michael Gabriel Hernandez   | 02.03.2021
EEUU: saudíes deben disolver unidad cercana al príncipe heredero implicada en muerte de Khashoggi (Abdulhamid Hoşbaş - Agencia Anadolu)

Washington DC

Estados Unidos anunció el lunes que había instado a Arabia Saudita a disolver una unidad de su Guardia Real que responde directamente al príncipe heredero Mohammed bin Salman, y que estuvo implicada en el asesinato del columnista del The Washington Post Jamal Khashoggi.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, reveló públicamente la llamada diplomática, por primera vez después de que el Director de Inteligencia Nacional (DNI) dijera en un informe anticipado que siete personas dentro del escuadrón de asalto de 15 miembros enviado a Estambul en 2018 para "matar o capturar" Khashoggi, pertenecían al grupo del príncipe heredero.

“Somos conscientes de una red conocida como Fuerza de Intervención Rápida, una unidad de la Guardia Real Saudita, que se ha involucrado en operaciones contra los disidentes, incluida la operación que resultó en el brutal asesinato de Jamal Khashoggi”, dijo el portavoz.

“Hemos instado a Arabia Saudita a disolver este grupo y luego adoptar reformas y controles institucionales y sistémicos para asegurar que las actividades antidisidentes cesen por completo”, agregó Price.

Además de llevar a cabo actividades contra disidentes, la fuerza también es el destacamento de protección personal de Bin Salman.

Si bien ha tomado medidas como incluir en la lista negra al grupo y a un ex alto funcionario de inteligencia, la administración de Biden se ha enfrentado a críticas por no sancionar a bin Salman después de que el DNI lo implicó directamente en el asesinato de Khashoggi.

La Casa Blanca intentó disipar las críticas el lunes, argumentando en parte que Estados Unidos no sanciona a los jefes de Estado o de Gobierno con quienes mantiene relaciones diplomáticas.

Si bien es extremadamente raro que Estados Unidos sancione a un líder mundial con el que tiene vínculos, no carece de precedentes.

Entre ellos se encuentran el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, el líder de facto de Myanmar, Min Aung Hlaing, y el presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, también señaló los intereses nacionales de Estados Unidos al explicar por qué bin Salman no fue designado.​​​​​​​

“La diplomacia global requiere que los países rindan cuentas cuando sea necesario, pero también actuar en beneficio de los intereses nacionales de Estados Unidos”, señaló.

Publicado el viernes, el informe no clasificado del DNI concluyó que el gobernante de facto del Reino "aprobó" la operación en Estambul para "capturar o matar" a Khashoggi, basándose en parte en su "control de la toma de decisiones en el Reino, la participación directa de un asesor clave y miembros del destacamento protector de Muhammad bin Salman en la operación, y el apoyo del Príncipe Heredero al uso de medidas violentas para silenciar a los disidentes en el extranjero, incluido Khashoggi”.

“Desde 2017, el Príncipe Heredero ha tenido el control absoluto de las organizaciones de seguridad e inteligencia del Reino, por lo que es muy poco probable que los funcionarios sauditas hubieran llevado a cabo una operación de esta naturaleza sin la autorización del Príncipe Heredero”, indicó un resumen ejecutivo.

Ver también: El futuro político de Mohamed bin Salman tras la publicación del informe Khashoggi.

*Daniela Mendoza contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.