Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

IDLIB, SIRIA - DICIEMBRE 8: Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.el 8 de diciembre de 2019. (Muhammed Abdullah - Agencia Anadolu) ( Muhammed Abdullah - AA )

Los sueños de una niña siria discapacitada se hacen realidad Fotoğraf: Muhammed Abdullah

Maya Meri, una niña siria de 9 años, no podía caminar por una condición congénita hasta que la Media Luna Roja la trasladó a Turquía para que recibiera tratamiento y fuera sometida a una cirugía para que pudiera usar unas prótesis que le cambió la vida. La niña refugiada salió de Turquía caminando con la frente en alto luego de que su mayor sueño se cumpliera en Idlib, Siria, el 8 de diciembre de 2019.

instagram_banner

Síganos en Instagram para ver las imágenes más impactantes en Turquia y el mundo

Últimas Noticias