Mundo

Noticias creíbles e independientes, el antídoto para combatir la infodemia

Al conmemorar sus 101 años, la Agencia Anadolu puede ofrecer un modelo alternativo, llenar los vacíos y dar forma al nuevo orden mundial de las noticias.

Syed Iftikhar   | 06.04.2021
Noticias creíbles e independientes, el antídoto para combatir la infodemia (Archivo - Agencia Anadolu).

Ankara

La COVID-19 es la primera pandemia en la historia en la que la tecnología y las redes sociales jugaron un papel importante para mantener a las personas seguras, informadas, productivas y conectadas.

Pero al mismo tiempo también amplificó una infodemia (término que se deriva de la unión entre información y epidemia; es decir, que se refiere a una epidemia de información) que socavó la respuesta global y puso en peligro las medidas para frenar el coronavirus.

Este fenómeno ha vuelto a poner de relieve el papel de la precisión y de la credibilidad en el proceso de difusión de las noticias.

Luego de que los peligros que pueden conllevar las personas que administran las redes sociales quedaran expuestos, ha surgido la necesidad de que noticias como la de una vacuna o un medicamento sean manejadas solo por profesionales capacitados en comunicación.

En mayo de 2020, en el apogeo de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud pidió a los Estados miembros brindar contenido confiable sobre la COVID-19, tomar medidas para contrarrestar la información falsa y la desinformación y aprovechar las tecnologías digitales en la respuesta a la pandemia.

La resolución también pidió a las organizaciones internacionales que abordaran la amenaza en la esfera digital, trabajar para prevenir actividades cibernéticas dañinas que socaven la respuesta de salud y apoyar la provisión de datos con base científica al público.

Si bien los recursos para los medios pueden haberse secado, la situación ha presentado una oportunidad increíble para mostrar el valor del buen periodismo y construir una relación creíble con los espectadores y lectores.

La pandemia también demostró una vez más que la cobertura de los medios occidentales sobre el mundo en desarrollo está ligada al impulso episódico y fragmentario.

El fallecido Robert Fisk, escritor y periodista con ciudadanía británica e irlandesa, criticó una vez lo que describió como "campañas de propaganda" que los editores de los medios occidentales realizan en términos de cobertura de conflictos y noticias en Oriente Medio. El resultado es que ofrecen una cobertura ordenada, agradable, censurada e intrínsecamente falsa de las noticias de la región.

Mencionó que la "barrera" de Cisjordania, más importante, más larga que el Muro de Berlín, se conoce como una valla o barrera de seguridad en la prensa occidental. Los asentamientos israelíes ilegales que se construyen en tierras robadas a los árabes se conocen en los medios occidentales como "barrios judíos".

Sesgos de los medios occidentales

Mientras informaban sobre el fallido golpe de Estado de 2016 en Turquía, ciertos medios de comunicación occidentales etiquetaban las reacciones democráticas y civiles del pueblo turco como "islamistas" e incluso "yihadistas". Trataron las medidas tomadas después del intento de golpe como una amenaza a la democracia más que al intento de golpe en sí. Intentaron centrarse en el Gobierno turco en lugar de en los golpistas.

Se han realizado muchos intentos en todo el mundo para romper el monopolio de los grandes medios globales. Afortunadamente, este es el momento en que el mundo busca fuentes alternativas de noticias.

Según el destacado profesional de los medios de comunicación de la India, Saeed Naqvi, esta búsqueda se debe a una sencilla razón: la disminución de la credibilidad de los medios occidentales, salvo algunas excepciones.

Dado que Occidente ha estado involucrado perpetuamente en conflictos que van desde Afganistán hasta Irak, sus medios de comunicación han tenido que hacer tanto eco que han perdido crédito en el mercado de la información.

En este sentido, las noticias independientes y creíbles son un bien invaluable.

Al darse cuenta de la importancia de los medios de comunicación, los líderes turcos fundaron la Agencia Anadolu hace más de un siglo, el 6 de abril de 1920. Fue la segunda agencia de noticias del mundo, después de la agencia soviética TASS, que surgió en un mundo no colonizado para desafiar la hegemonía occidental.

Desde el inicio del telegrama, en 1885, hasta 1920 se habían fundado unas 28 agencias de noticias, pero todas estaban en Occidente o en las colonias de potencias imperiales.

Incluso 136 años después, las principales agencias de noticias se concentran alrededor del epicentro de las naciones prósperas del mundo. Estas agencias de noticias tienen un estatus que el resto del mundo, sin sospecharlo, parece seguir y replicar.

Las agencias de noticias globales y los medios de comunicación también han sido actores integrales en la configuración de las condiciones que hicieron posible la globalización.

En esta dura e implacable competencia, donde los poderosos por lo general se comen a los peces pequeños, el hecho de que la Agencia Anadolu cumpla 101 años de existencia no es una hazaña común.

Ver también: La Agencia Anadolu celebra 101 años de su fundación.

El potencial de la Agencia Anadolu

Con una red que llega a más de 100 países, la Agencia Anadolu ahora cubre los asuntos mundiales con experiencia y precisión en varias categorías (política, economía, finanzas, energía, deportes, tecnología y otras) en 13 idiomas. Además, es la única agencia de noticias global de un país musulmán que forma parte del foro del G20.

Pero existe la necesidad de que la Agencia Anadolu llene los vacíos y amplíe sus operaciones para difundir el producto invaluable que son las noticias creíbles e independientes para la audiencia global.

Al invertir más en tecnología, experiencia, recursos humanos, nuevas estrategias, mayor eficiencia operativa, cohesión e integración, la agencia tiene el potencial de desafiar a los carteles de medios existentes y ayudar a dar forma a un nuevo orden mundial de noticias.

En un momento en el que las redes sociales presentan un desafío en términos de velocidad, se ha vuelto necesario mostrar los hechos de la manera más precisa y rápida posible para que la opinión pública de todo el mundo pueda ser educada con la información adecuada para apreciar un problema y sugerir soluciones.

Durante más de 150 años, los medios de comunicación en Occidente no solo han estado imponiendo sus propias historias, sino también contando nuestras historias al mundo. Ha llegado el momento no solo de narrar nuestras propias historias, sino también de presentar sus verdades al mundo.

Eso es posible mediante la unión de la tecnología y la ética moderna, donde el periodismo ya no es un sermón sino algo interactivo. La audiencia es ahora parte activa de la recopilación y difusión de la información. Pero también hay mucho en común entre los viejos y los nuevos medios y entre los países en desarrollo y los desarrollados, y es que todos quieren una noticia creíble e independiente para acabar con las infodemias.

*Las opiniones expresadas en este artículo son del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de la Agencia Anadolu.

*Daniela Mendoza contribuyó a la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.