Mundo

La ONU anuncia que cerca de 100.000 civiles han sido desplazados en enfrentamientos en Myanmar

La oficina de las Naciones Unidas en el país asiático señaló que los enfrentamientos armados entre el Ejército y los grupos étnicos en la provincia de Kayah, que limita con Tailandia, han tenido un enorme impacto en la población civil.

Ömer Faruk Yıldız   | 09.06.2021
La ONU anuncia que cerca de 100.000 civiles han sido desplazados en enfrentamientos en Myanmar Cientos de jóvenes que fueron detenidos durante las protestas contra el golpe de estado en Myanmar son liberados el 24 de marzo, la mayoría de ellos han sido identificados como estudiantes. Archivo (Stringer - Agencia Anadolu)

Kuala Lumpur

La oficina de la ONU en Myanmar anunció que cerca de 100 mil personas han sido desplazadas por los enfrentamientos armados entre el Ejército y los grupos armados étnicos que se oponen al golpe de Estado en la provincia de Kayah, al este del país.

La oficina mencionó en una declaración escrita que los enfrentamientos en la provincia, que limita con Tailandia, han tenido un enorme impacto en la población civil.

Agregó que muchas personas han perdido la vida en los ataques aéreos del Ejército contra los asentamientos civiles, por lo que los habitantes de la provincia han abandonado sus hogares y se han refugiado en las áreas boscosas o en la frontera.

El comunicado indicó que los civiles desplazados necesitan con urgencia alimentos, agua y medicinas, mientras que el Ejército de Myanmar impide deliberadamente que la ayuda humanitaria llegue a ellos.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) declaró el 29 de mayo que 120.000 personas en todo el país habían huido de sus hogares debido a los conflictos y la inseguridad.

Ver también: Al menos 800 soldados han desertado del Ejército de Myanmar desde el golpe de Estado

Acnur indicó además que al menos 75 civiles secuestrados por el Ejército de Myanmar han desaparecido desde el 1 de febrero, cuando se perpetuó el golpe militar.

La situación en Myanmar

El Ejército de Myanmar tomó el control del Gobierno el pasado 1 de febrero, declaró el estado de emergencia y anunció que quedaría a cargo del poder político durante un año, tras denuncias de un supuesto fraude en las elecciones parlamentarias del 8 de noviembre de 2020.

El presidente Win Myint, junto con la consejera de Estado y líder de facto Aung Suu Kyi, así como otras figuras destacadas de la gobernante Liga Nacional para la Democracia (NLD), fueron detenidos por los militares bajo diversas acusaciones.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE) han condenado el golpe militar. Entre la comunidad internacional, Turquía ha sido uno de los países más críticos con respecto al accionar de los militares.

Los oficiales de alto rango bajo custodia están siendo juzgados en un tribunal militar mientras continúan las manifestaciones en todo el país, que el Ejército ha tratado de reprimir violentamente.

Ver también: La Cruz Roja advierte que Myanmar podría convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia de COVID-19

Según los datos de la Asociación de Asistencia a Presos Políticos (AAPP, por sus siglas en inglés), al menos 857 personas han muerto en la brutal represión.

Además el número total de personas detenidas ha llegado a 4.704, de las cuales 1.936 han sido procesadas judicialmente.

El Gobierno de Unidad Nacional (NUG) de Myanmar, el llamado "Gobierno civil" del país, fue establecido en abril por miembros de NLD en oposición a la administración militar.

En mayo, NUG declaró que formó la Fuerza de Defensa del Pueblo (PDF) para proteger a los civiles que protestan contra el Ejército de Myanmar.

La junta militar anunció que califican al NUG y al PDF como organizaciones terroristas.

*Aicha Sandoval Alaguna contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.