Mundo

Junta militar de Myanmar restringe la divulgación de las audiencias judiciales de la depuesta líder Aung San Suu Kyi

La premio Nobel de la Paz que está detenida, es acusada de varios cargos de corrupción, incluyendo la de posesión ilegal de walkie talkies y violar la Ley de Secretos Oficiales.

Daniel Gallego   | 27.10.2021
Junta militar de Myanmar restringe la divulgación de las audiencias judiciales de la depuesta líder Aung San Suu Kyi La exconsejera de Estado de Myanmar, Aung San Suu Kyi, asiste a la 21a Cumbre de la ASEAN-China, celebrada en Singapur, el 14 de noviembre de 2018. Archivo (Anton Raharjo - Agencia Anadolu)

Myanmar

La junta militar de Myanmar prohibió al equipo legal de la depuesta líder Aung San Suu Kyi publicar sus declaraciones ante los tribunales.

Suu Kyi, quien fue consejera de Estado de Myanmar y líder de facto del país, está acusada de varios cargos de corrupción, que conllevan una pena máxima de prisión de 15 años, violar las restricciones pandémicas durante la campaña electoral de 2020, importar y poseer ilegalmente walkie talkies y violar la Ley de Secretos Oficiales de la era colonial, que lleva una pena máxima de 14 años de prisión, así como incitar a la rebelión.

La orden de mordaza impuesta al equipo legal de la premio Nobel de Paz, de 76 años de edad, impiden que se conozcan de primera mano los detalles de su proceso judicial y su salud.

En comparecencias anteriores, Suu Kyi se ha declarado inocente de los cargos con los que la justicia de la junta militar la acusa.

Los medios de comunicación estatales de Myanmar y portavoces de la junta no han informado sobre los procedimientos judiciales a los que Suu Kyi está siendo sometida, mientras que las audiencias judiciales están cerradas a los periodistas y al público.

Ver también: Cientos de prisioneros políticos fueron liberados en Myanmar

A principios de octubre, su equipo legal solicitó que las audiencias de cada caso se celebren cada dos semanas en lugar de cada semana, debido a la preocupante condición de salud de Suu Kyi.

El Ejército de Myanmar derrocó al presidente Win Myint y a Suu Kyi el 1 de febrero pasado. Ambos líderes fueron detenidos junto con otros miembros de alto rango del partido gobernante Liga Nacional para la Democracia (NLD) bajo el argumento de un “fraude electoral".

El golpe de Estado de los militares ha dado lugar a meses de protestas y un movimiento de desobediencia civil masivo, que ha sido repelido con brutalidad por los militares. El número de muertos se cuenta en miles, según la Asociación de Asistencia a Presos Políticos.

El general Min Aung Hlaing se nombró a sí mismo primer ministro, prometió elecciones multipartidistas y extendió el estado de emergencia para agosto de 2023, en lugar del plazo inicial de un año. Los argumentos de los militares para cometer el golpe fueron rechazadas por carecer de fundamento, por el secretario general de la ONU, António Guterres.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.