Mundo

Hindúes deben recibir su año nuevo desde sus hogares, debido a las precauciones ante el coronavirus

El primer ministro de India, Narendra Modi, declaró que los festivales para dar la bienvenida al año nuevo hindú no se realizarían como en años anteriores con el objetivo de luchar contra el COVID-19.

Ekip,Daniela Alejandra Mendoza Valero   | 25.03.2020
Hindúes deben recibir su año nuevo desde sus hogares, debido a las precauciones ante el coronavirus Según el Centro de Recursos de Coronavirus John Hopkins, India ha reportado hasta ahora 562 casos de COVID-19, con 10 muertes. (Imtiyaz Shaikh - Agencia Anadolu)

India

Aunque India dio inicio este miércoles a un bloqueo de 21 días para luchar contra el COVID-19, también se celebró el año nuevo tradicional hindú.

El primer ministro, Narendra Modi, a través de una serie de tuits, extendió sus deseos a las personas que celebran la festividad, pero les recordó que se debían quedar en sus casa para ganar la batalla contra el coronavirus.

“Estamos celebrando varios festivales en toda la India y también el comienzo de un nuevo año según el calendario tradicional hindú. Recibimos a Ugadi, Gudi Parva, Navreh y Sajibu Cheiraoba. Que estas ocasiones propicias traigan buena salud, felicidad y prosperidad a nuestras vidas”, manifestó el primer ministro.

Modi aclaró que las celebraciones no serán como suelen ser, sino que fortalecerán la resolución de luchar contra el COVID-19.

La festividad del Ugadi se celebra para conmemorar el nuevo año en partes del sur de la India, en las provincias de Karnataka y Andhra Pradesh, mientras que el Gudi Parva se conmemora en la provincia occidental de Maharashtra, que ha registrado el mayor número de casos de coronavirus.

Navreh es celebrado como el comienzo del nuevo año por los Pandits cachemires (hindúes), en Jammu y Cachemira. Por su parte, Sajibu Cheiraoba es un festival de año nuevo para la provincia nororiental de Manipur, en la frontera con Myanmar.

También en el norte de la India, los hindúes comenzaron a celebrar el festival de nueve días de Navratri. Las personas realizan ayuno al dejar de consumir alimentos no vegetarianos, incluidos granos, legumbres y lentejas.

Según el Centro de Recursos de Coronavirus John Hopkins, India ha reportado hasta ahora 562 casos de COVID-19, con 10 muertes.

Al dirigirse a la nación el martes, Modi anunció medidas sin precedentes que incluyeron un cierre nacional de 21 días desde de la medianoche, restringiendo el movimiento de 1.300 millones de personas.

El anuncio resultó en la formación de largas filas en las tiendas de víveres, ya que las personas se apresuraron a comprar alimentos y medicamentos. India había cerrado anteriormente 75 distritos.

La Policía de todos los estados mantiene una estricta vigilancia para obligar a las personas a permanecer en sus hogares. Este martes cientos de personas fueron registradas y sus vehículos fueron confiscados por este delito, informaron medios locales.

Los informes de los estados señalan que las carreteras se veían con poca congestión, con oficinas, establecimientos comerciales cerrados y transporte fuera de las carreteras, pero la gente recurrió al pánico en horas de la mañana al salir masivamente a comprar a los mercados.

A pesar de la prohibición total de las grandes reuniones, la agencia de noticias de la India, Press Trust of India, informó que la gente en algunas partes de la metrópoli oriental de Kolkata estaba compitiendo en los mercados para comprar productos básicos.

Arvind Kejriwal, primer ministro de la capital nacional de India, anunció que las autoridades garantizarán los servicios esenciales durante el periodo de cierre y pidió a las personas que no se asusten.

“Emitiremos pases electrónicos a vendedores de verduras, tiendas de comestibles, entre otros, para garantizar suministros esenciales durante el cierre”, sostuvo Kejriwal durante una rueda de prensa.

El gobierno también prohibió la exportación de hidroxicloroquina, un fármaco antipalúdico, con efecto inmediato, para garantizar la disponibilidad suficiente del medicamento en el mercado interno.

La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es una afección respiratoria que se puede propagar de persona a persona. El COVID-19 se identificó por primera vez en un brote en Wuhan, China, en diciembre del año pasado, y se ha extendido a cerca de 181 países y territorios.

La Organización Mundial de la Salud declaró el brote como una pandemia global el pasado miércoles 11 de marzo.

De más de 428.400 casos que han sido confirmados, casi 111.000 se han recuperado, mientras que las muertes superan las 19.000, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins en EEUU.

A pesar del creciente número de casos, la mayoría de las personas infectadas sufre solo síntomas leves y se recupera.

*Daniela Mendoza contribuyó con la redacción de esta nota.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.
Temas relacionados
Bu haberi paylaşın