Mundo

Familiares de las víctimas del atentado de Solingen, en Alemania, piden más unidad ante el racismo

Kamil Genc, quien perdió a sus dos hijas y dos hermanas en el atentado racista, dijo que la extrema derecha sigue siendo un problema grave en el país.

Mesut Zeyrek   | 27.05.2022
Familiares de las víctimas del atentado de Solingen, en Alemania, piden más unidad ante el racismo Mevlude Genc, quien perdió a sus dos hijas, dos nietos y una sobrina en el ataque racista de Solingen, en 1993, dijo que su dolor nunca desaparecerá y subrayó la importancia de la solidaridad entre las comunidades turca y alemana para prevenir ataques racistas similares en el futuro. (Mesut Zeyrek - Agencia Anadolu)

BERLÍN, Alemania
Los familiares de las víctimas del incendio provocado en la ciudad alemana de Solingen en 1993 pidieron este viernes una unidad más fuerte contra el racismo y el extremismo de derecha en Alemania.

Kamil Genc, quien perdió a sus dos hijas y dos hermanas en el atentado racista, llamó a la gente a participar en los actos de conmemoración este domingo.

“Si viene más gente aquí, podremos demostrar nuestra unidad de una manera más fuerte”, dijo Genc en declaraciones a la Agencia Anadolu.

La casa de la familia de inmigrantes turcos fue incendiada el 29 de mayo de 1993 por cuatro extremistas de ultraderecha, quienes posteriormente fueron arrestados y condenados a entre 10 y 15 años de prisión.

Genc dijo que la extrema derecha sigue siendo un problema grave en el país a pesar de las muchas promesas que se han hecho en los últimos años para combatir el racismo.

“Tengo muchas esperanzas de que algún día nos deshagamos del racismo, pero mientras sigan existiendo los grupos nazis, incluso dentro del Estado, no creo que esto termine fácilmente”, afirmó Genc.

Mevlude Genc, quien perdió a sus dos hijas, dos nietos y una sobrina en el ataque, dijo que su dolor nunca desaparecerá y subrayó la importancia de la solidaridad entre las comunidades turca y alemana para prevenir ataques racistas similares en el futuro.

“Dejemos de describir a las personas como alemanes nativos y extranjeros. Somos parte de este país”, aseguró Mevlude. “Apoyémonos unos a otros, abracémonos, compartamos el dolor de los demás”, agregó.

Al menos 218 personas inocentes han muerto en Alemania por la violencia neonazi desde 1989, según la Fundación Amadeu Antonio.

El país ha sido testigo de un creciente racismo en los últimos años alimentado por partidos de extrema derecha que han explotado los temores sobre la crisis de los refugiados y el terrorismo.

Extremistas de ultraderecha y neonazis llevaron a cabo 1.042 ataques violentos el año pasado contra inmigrantes, refugiados u opositores políticos, según el Ministerio del Interior alemán. Al menos 590 personas resultaron heridas en esos ataques.

Las autoridades estatales alemanas han sido criticadas durante mucho tiempo por subestimar la amenaza de la ultraderecha y no investigar seriamente los crímenes cometidos por sus extremistas.

*Traducido por Daniel Gallego.




El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.