Mundo

Experto: Arabia Saudita era consciente de que su guerra de precios con Rusia eventualmente fracasaría

El profesor de economía Mamdouh Salameh considera que Rusia estaba en mejores condiciones para adaptarse a los bajos precios del petróleo.

Büşranur Begçecanlı,Firdevs Yüksel   | 07.04.2020
Experto: Arabia Saudita era consciente de que su guerra de precios con Rusia eventualmente fracasaría El mercado mundial del petróleo, además, ha perdido más de 20 millones de barriles por día (mbd) debido al brote del coronavirus. (Sefa Karacan - Agencia Anadolu)

Ankara

La decisión de Arabia Saudita de convocar a una reunión urgente de la OPEP+ (Estados miembros de la OPEP más Rusia) para discutir sobre la estabilización de los precios del petróleo, bajo la presión del presidente estadounidense, Donald Trump, fue interpretada por muchos analistas como una especie de derrota de los saudíes ante Rusia.

Así lo aseguró Mamdouh Salameh, profesor de economía de la Energía de la Europe Business School (ESCP).

En entrevista con la Agencia Anadolu, Salameh aseguró que Arabia Saudita era consciente de que su guerra de precios eventualmente fracasaría, ya que el reino no puede ganar una guerra de precios contra Rusia ni tener la capacidad de producción para inundar el mercado mundial del petróleo.

El mercado mundial del petróleo, además, ha perdido más de 20 millones de barriles por día (mbd) debido al brote del coronavirus.

Según Salameh, la economía de Rusia puede vivir con un precio del petróleo de USD 25 por barril, en comparación con los entre USD 85 y USD 91 para Arabia Saudita.

Además, sostuvo que los costos de elevación de Rusia por barril a USD 2,50 son más baratos que los de Saudi Aramco, a USD 28.

Salameh sostuvo que la OPEP en el clima actual enfrenta tres obstáculos para equilibrar los precios del petróleo.

El primero es que mientras continúe el brote de coronavirus, no habrá un impacto positivo en los precios del petróleo, independientemente del tamaño de los recortes en la producción.

El segundo es la falta de voluntad económica o política de Moscú para reunir 10 mbd de recortes, como sugirió Trump.

El tercero se centra en la competencia extrema que Rusia y la OPEP, liderada por Arabia Saudita, enfrentan contra la industria del petróleo de esquisto bituminoso de Estados Unidos, en su búsqueda para ganar más participación de mercado.

La industria del esquisto estadounidense priva a la mayoría de las naciones productoras de petróleo del mundo de su sustento.

Las negociaciones clave para un punto muerto

El director general del Fondo Nacional de Seguridad Energética de Rusia, Konstantin Simonov, sostiene que aunque Moscú y Riad no pudieron predecir la velocidad de la caída de los precios del petróleo, Moscú se centró en mantener el precio en USD 30 por barril.

Simonov agregó que el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, que estaba en contra de la prolongación del acuerdo de corte de petróleo, a principios de este año dijo que podrían continuar el nivel actual de gastos presupuestarios, incluso si los precios del petróleo promediaban los USD 30.

“Moscú estaba listo para un escenario en el que el precio del petróleo era un mínimo de USD 30 por barril como efecto del final del acuerdo de la OPEP+. Sin embargo, se cree que el precio por debajo de USD 30 es el efecto del brote impredecible de coronavirus. Es por eso que yo creo que los precios actuales del petróleo son una sorpresa para el gobierno ruso, y estoy absolutamente seguro de que esta es la misma historia de Arabia Saudita”, señaló Simonov.

El director considera que la estrategia de Riad para intensificar la guerra de precios contra Moscú es de alto riesgo. Aunque Riad afirmó que continuaría con su política actual, ahora hay señales de que esto cambiará, según Simonov.

Pare él, incluso si Rusia disminuye su producción, no habría un impacto grave en el mercado porque Arabia Saudita aumentaría la producción en más de 2 mil millones de barriles por día.

“Rusia no permitirá que la industria petrolera se derrumbe”, aseveró, y explicó que el mejor escenario para ambas partes es detener “esta batalla loca y volver a la mesa de negociaciones, ya que no habrá ganadores en esta guerra”.

Esperada reunión de la OPEP+ este jueves

El pasado 6 de marzo los dos gigantes de la producción de petróleo se reunieron. Sin embargo, no lograron realizar recortes profundos y largos en sus niveles de producción, lo que provocó una caída de precios que los llevó, el 30 de marzo, a los niveles más bajos desde 2002.

La OPEP y sus aliados, denominados OPEP+, tienen previsto celebrar una teleconferencia este jueves para discutir la débil demanda mundial de petróleo relacionada con el coronavirus en medio del contexto de precios bajos del petróleo.

Se espera que el grupo realice la reducción de producción necesaria, con la esperanza de eliminar parte del exceso de oferta en el mercado petrolero respaldado por Estados Unidos, el mayor productor mundial de crudo.

El incumplimiento del acuerdo aumentaría el exceso de oferta global, lo que a su vez podría empujar fácilmente el precio del crudo Brent por debajo de los USD 20 por barril.

*Daniela Mendoza contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.
Temas relacionados
Bu haberi paylaşın