Política, Mundo

Boris Johnson, de la negación del coronavirus a los cuidados intensivos

El primer ministro británico ingresó este lunes a cuidados intensivos debido al deterioro de su salud. Aquí, un breve recuento de sus actuaciones durante la pandemia.

Hasan Esen   | 07.04.2020
Boris Johnson, de la negación del coronavirus a los cuidados intensivos Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido. (Kate Green - Agencia Anadolu).

LONDRES

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, fue llevado en la noche de este lunes a cuidados intensivos, justo diez días después de ser diagnosticado con el coronavirus.

Actualmente se encuentra estable, pero su caso llama la atención precisamente por su comportamiento durante la pandemia. Aquí, un breve recuento de sus reacciones:

El 28 de febrero, Johnson visitó un hospital y se tomó fotos con los pacientes de COVID-19.

El 3 de marzo, dijo: "Estuve en un hospital con varios pacientes con coronavirus anoche. Les di la mano y les seguiré dando la mano”.

El 6 de marzo Johnson dijo que luego de la primera muerte por coronavirus en el país las cosas seguirían igual y aconsejó a los británicos lavarse las manos durante 20 segundos.

El 9 de marzo, el primer ministro se reunió con su prometida, quien está embarazada, Carrie Symonds, con la reina Isabel II, el príncipe Carlos y otros miembros de la familia real, con motivo del Día de la Commonwealth.

El 11 de marzo, presidió la reunión semanal del gabinete, asistió a la sesión de preguntas al primer ministro en el Parlamento y celebró la reunión semanal regular con la reina. Esta fue la última reunión cara a cara del primer ministro con la reina.

El 12 de marzo, dijo en una conferencia de prensa sobre el COVID-19: "Debo hablarles sinceramente. Muchas familias perderán a sus seres queridos …", al afirmar que el país experimentaba una de las peores crisis de salud pública.

El 16 de marzo, el líder británico llamó al público a no tener contacto con otros y a cancelar todos los viajes innecesarios.

El 17 de marzo, Johnson anunció un paquete de apoyo de GBR 330 mil millones (USD 410 mil millones) para las empresas afectadas por el coronavirus.

El 18 de marzo, anunció que todas las escuelas en Reino Unido serían cerradas a partir del 20 de marzo y hasta próximo aviso.

El 19 de marzo, el líder británico dijo que el curso de la crisis del coronavirus en Gran Bretaña podría cambiar en 12 semanas.

El 20 de marzo, Johnson anunció que lugares como cafeterías, bares, restaurantes y teatros serían cerrados.

El 22 de marzo, aconsejó al público no salir a la calle a menos que fuera necesario.

El 23 de marzo, decidió cerrar todos los negocios, excepto los mercados y las farmacias, con un toque de queda.

El 26 de marzo, el primer ministro tuvo síntomas de tos y fiebre leve, por lo que se realizó una prueba de coronavirus.

El 27 de marzo, Johnson anunció que su prueba dio positivo, que se aislaría, pero que seguiría cumpliendo con su trabajo.

El 29 de marzo, el ministro británico advirtió en una carta a todos los hogares del país: "Las cosas empeorarán antes de mejorar".

El 31 de marzo, celebró la primera reunión del Consejo de Ministros por videoconferencia.

En la noche del 2 de abril, el primer ministro británico aplaudió a los trabajadores de la salud frente a su residencia, donde se encontraba aislado. El físico enfermo del líder llamó la atención.

El 3 de abril, Johnson dijo que todavía tenía fiebre, por lo que acataría la recomendación del gobierno y continuaría en aislamiento hasta que desapareciera ese síntoma.

El 4 de abril, Carrie Symonds, su prometida, escribió en sus redes sociales: "Pasé la última semana en la cama con los principales síntomas del coronavirus".

El 5 de abril, Boris Johnson fue hospitalizado, 10 días después de su diagnostico. El Primer Ministerio afirmó que fue con fines preventivos.

El 6 de abril, el primer ministro ingresó a cuidados intensivos debido al deterioro de su condición. La prensa británica afirmó que Johnson estaba recibiendo oxigenoterapia.

El 7 de abril, el Parlamento británico dijo en un comunicado que el primer ministro pasó una noche “estable” y que se encuentra ahora con buen ánimo. Agregó que el primer ministro no requirió ventilación mecánica ni asistencia respiratoria no invasiva. 

*Aicha Sandoval Alaguna contribuyó a la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.