Mundo

Acnur: comunidades indígenas desplazadas están peligrosamente expuestas

La Agencia de la ONU para los Refugiados indicó que muchos grupos étnicos viven en áreas aisladas o remotas sin acceso a servicios de salud, agua potable y jabón.

Susana Patricia Noguera Montoya   | 20.05.2020
Acnur: comunidades indígenas desplazadas están peligrosamente expuestas BOGOTA, COLOMBIA - ABRIL 07, 2020: Más de 200 indígenas Embera se reúnen en un parque en el centro de Bogotá después de quedarse sin hogar, sin ningún tipo de ayuda del gobierno durante la cuarentena por el COVID-19 en Bogotá, Colombia, el 7 de abril de 2020. (Juancho Torres - Agencia Anadolu)

BOGOTÁ, Colombia

La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), advirtió este martes que muchas comunidades indígenas desplazadas están ahora peligrosamente expuestas y en situación de riesgo frente al COVID-19.

Países como Brasil, Venezuela y Colombia tienen un importante número de comunidades indígenas que han sido desplazadas por violencia, hambre o la destrucción ambiental de las zonas donde habitaban. Ahora a todo eso se suma la pandemia del coronavirus.

En Brasil, indica Acnur, hay desplazados cerca de 5.000 indígenas venezolanos, principalmente pertenecientes a la etnia warao, aunque también de las comunidades eñapa, kariña, pemon y ye’kwana. Ahora que el COVID-19 está afectando la región amazónica y que Brasil está emergiendo como uno de los epicentros de la pandemia, las comunidades se vuelven aún más vulnerables.

“A Acnur le preocupa que muchos de estos refugiados indígenas puedan estar pasando grandes dificultades sin contar con condiciones sanitarias y de saneamiento adecuadas”, indicó el portavoz de la entidad, Cécile Pouilly, en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Colombia es otro ejemplo de esta problemática. El país andino tiene varios grupos indígenas binacionales como los wayuu, bari, yukpa, inga, sikwani o los amorúa, que viven cerca de la frontera con Venezuela. Aunque su territorio ancestral se extiende por ambos países, muchos no han podido regularizar su estancia en Colombia y están indocumentados. Los pueblos también enfrentan amenazas de grupos armados irregulares que controlan las áreas donde viven.

“A Acnur le preocupa la situación de riesgo añadido que enfrentan algunos venezolanos indígenas por cuestiones de documentación y, especialmente, por encontrarse en situación irregular, así como sus condiciones de vida”, añadió Pouilly.

Muchos pueblos indígenas viven en áreas aisladas o remotas sin acceso a servicios de salud, agua potable y jabón. La mayoría de los grupos indígenas fronterizos ven amenazada su supervivencia debido a la escasez de alimentos y la desnutrición severa. Estos problemas históricos cobran más importancia hoy en día ya que pueden incrementar el riesgo de contagio.

La educación de los niños indígenas también es otro aspecto importante. Estudiantes y maestros indígenas aislados y en situación de pobreza no tienen los medios para usar la enseñanza a distancia o de forma virtual durante el confinamiento.

Acnur indicó que tanto los países de acogida como las organizaciones humanitarias están haciendo un esfuerzo por acoger a las organizaciones humanitarias, pero “se necesita urgentemente un mayor apoyo para poder mantener las intervenciones humanitarias que permitan salvar vidas entre las comunidades indígenas, así como las de otros refugiados y las comunidades locales de acogida”.

Ver también: Jan Egeland: la ayuda internacional debe redoblarse para atender la migración venezolana

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.
Temas relacionados
Bu haberi paylaşın