Mundo

Abogada denuncia que la ONU quiere despedirla por revelar malas prácticas en el Consejo de DDHH

El 29 de septiembre, Abdulxukur Abdurixi, un uigur exiliado en Suiza, pidió al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que asigne un investigador especial para la región de Xinjiang, donde su familia está retenida en un campo de concentración.

Bayram Altug   | 14.01.2021
Abogada denuncia que la ONU quiere despedirla por revelar malas prácticas en el Consejo de DDHH La bandera de las Naciones Unidas. (Atılgan Ozdil - Agencia Anadolu)

Ginebra

Emma Reilly, abogada de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, afirma que podría ser despedida después de acusar a la oficina de compartir los nombres de los opositores al Gobierno chino que participan en las actividades de la organización internacional, incluidos activistas uigures.

"@UN está planeando despedirme por delatar que la @UN compartió los nombres (de los ciudadanos de varios países) con China para que esta presione a sus familias", dijo Reilly a través de un trino.

La abogada también alegó que la "@UN ‘nunca’ investigó a los responsables (de proporcionar los nombres a China) ni dejó de dar nombres".

Por su parte, Rupert Colville, portavoz de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dijo que las acusaciones de Reilly están relacionadas con "una práctica del pasado" y que su insinuación de que sucede ahora es "falsa".

"Las acusaciones de la señora Reilly están relacionadas con una práctica histórica descontinuada, según la cual los nombres de los participantes en el Consejo de Derechos Humanos eran confirmados ocasionalmente a los Estados en circunstancias limitadas, teniendo cuidado y asegurando que ninguna acción del ACNUDH pusiera en peligro a los activistas de derechos humanos”, dijo Colville.

"No tenemos conocimiento de ninguna prueba de que cualquier acción de la oficina en este sentido haya causado daños a algún participante", agregó Colville.

Reilly dijo que China solicitó a la ONU los nombres de las figuras de la oposición que asisten a los eventos del Consejo de Derechos Humanos, el cual se celebra tres veces al año, y aseguró que las familias de los activistas uigures que asisten a estas reuniones están siendo presionadas en China.

"Por lo tanto, China podría atacar a sus familias", dijo Reilly.

No obstante, Colville recalca que “incluso esta práctica limitada cesó a partir de 2015".

"Durante los últimos cinco años, la ACNUDH no ha confirmado los nombres de los activistas individuales acreditados para asistir a las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en ningún Estado. Las repetidas afirmaciones de la señora Reilly de que la práctica continúa hasta el día de hoy son falsas", insistió Colville.

"La señora Reilly ha participado en litigios de múltiples procedimientos relacionados con estos asuntos ante el Tribunal Contencioso Administrativo y el Tribunal de Apelaciones de la ONU, varios de los cuales están en curso", añadió Colville.

"Numerosos argumentos factuales o legales que Reilly continúa promoviendo en el dominio público han sido rechazados por decisiones finales y órdenes ya dictadas por esos Tribunales", explicó Colville.

No obstante, Reilly sostiene que, aparte de una investigación sobre el Gobierno chino, la ONU "nunca llevó a cabo una investigación" sobre el personal de la ONU que reveló los nombres de los activistas ni impidió que sus nombres fueran revelados.

El 29 de septiembre, Abdulxukur Abdurixi, un uigur exiliado en Suiza, pidió al Consejo que asigne un investigador especial de la ONU para la región de Xinjiang, donde su familia está retenida como rehén en un campo de concentración.

"Se está cometiendo un genocidio contra mi pueblo", dijo Abdurixi.

*Traducido por Daniel Gallego.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.