Mundo, Economía

Las variables económicas, políticas y diplomáticas tras las elecciones en Argentina

Según un experto consultado, el peso de la economía del país ha disminuido considerablemente en las últimas tres décadas en relación con sus vecinos y con el resto de los mercados emergentes.

Emiliano Limia   | 17.09.2019
Las variables económicas, políticas y diplomáticas tras las elecciones en Argentina Miles de personas marcharon este 24 de agosto en las calles de Buenos Aires, Argentina, desde el monumento del Obelisco hasta la Casa Rosa para expresar su apoyo al presidente del país, Mauricio Macri. Archivo (Muhammed Emin Canik - Agencia Anadolu)

Buenos Aires

Por: Emiliano Limia

Antes del próximo 27 de octubre, día de las elecciones presidenciales definitivas en Argentina, el país se mantiene en una compleja crisis donde la incertidumbre reina y no hay pistas sobre lo que sucederá, especialmente en el campo económico.

Las primarias de agosto dejaron al kirchnerismo muy cerca de regresar al poder. La fórmula opositora Alberto Fernández-Cristina Fernández logró el 47,7% de los votos, mientras que la encabezada por el actual presidente,Mauricio Macri, obtuvo el 32,1%.

Según el Secretario Ejecutivo del Centro de Estudios Internacionales de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Católica Argentina (UCA), Ariel González Levaggi, “hay un escenario con alto grado de incertidumbre en relación a variables macroeconómicas críticas como el precio del dólar o el nivel de reservas, pero no en el plano político, ya que será muy difícil revertir los resultados de las primarias y es muy probable que Alberto Fernández sea el próximo presidente”.

Algunos expertos advierten que, al ser dirigentes con posiciones políticas muy diferentes, un cambio rotundo de las estrategias aplicadas por el gobierno de Macri podría tener consecuencias muy negativas para el desarrollo del país, sobre todo teniendo en cuenta que, independientemente de quién gane las elecciones de octubre, el país deberá tomar medidas para ordenar sus cuentas. De no hacerlo, le será muy complicado cumplir con los pagos de deuda y caería en un default total.

Antes del 2024 Argentina deberá devolverle al Fondo Monetario Internacional alrededor de USD 50 mil millones, pero difícilmente conseguiría superávits que le permitan hacer frente a esos compromisos. En conclusión, los plazos para el repago de la deuda deberían extenderse, es decir, aplazar los vencimientos. Esta sería una condición necesaria: renegociar la deuda que contrajo con el FMI.

El 13 y el 20 de octubre habrá debates presidenciales en los que participarán todos los candidatos a presidente. Allí, cada uno tendrá la oportunidad de exponer su plan de gobierno.

La relación con EEUU y la crisis venezolana

En los últimos años ningún presidente argentino ha contado con un apoyo tan explícito como el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le ha brindado a Macri para su reelección. Una de las incógnitas principales es cómo será la relación con Washington si finalmente gana la oposición.

Tanto en Argentina como en prácticamente todos los países de América Latina los gobiernos de otras tendencias diferentes al establecimiento se han caracterizado por no tener una relación prominente con la Casa Blanca. Un punto relevante a tener en cuenta en este sentido es la probabilidad de que con el tiempo la guerra comercial entre China y Estados Unidos se manifieste cada vez con más fuerza en la región.

De acuerdo con González Levaggi, “ninguno de los dos candidatos planteará un juego de suma cero en las relaciones con ambas potencias más allá de las presiones cruzadas, sino que la habilidad de la diplomacia presidencial será clave para estabilizar el frente externo, seguramente centrado en el problema de la deuda y la falta de financiamiento internacional. Sin embargo, mi impresión es que la dupla Fernández realizará una apuesta más fuerte por China”.

En relación con esto, cabe destacar que una parte importante de las inversiones chinas en el subcontinente se concentran en Argentina, que de hecho es el único país latinoamericano en el que la potencia oriental tiene una estación espacial.

La base, de 200 hectáreas, situada en la provincia de Neuquén, en la Patagonia Argentina, es manejada por el Ejército Popular de China, que teóricamente tiene como objetivos la observación radioastronómica, controles de telemetría y de misiones interplanetarias al Espacio.

Es probable que si gana la oposición, el país tome una política distante de Estados Unidos, aunque no contraria, algo muy parecido a lo que sucede con la socialdemocracia europea.

Otro de los temas con peso regional tiene que ver con lo que acontece en Venezuela. La política del actual gobierno ha estado en línea con la Casa Blanca pero – según el experto – “una probable presidencia de Alberto Fernández suavizaría la posición en relación al gobierno de Maduro y se uniría al bloque de México y Uruguay a nivel regional, al Grupo de Contacto Internacional en el plano global, restándole importancia al Grupo de Lima”.

Fernández se ha encargado de aclarar en más de una oportunidad que su posición al respecto es similar a la de México y Uruguay: suelen calificar a Maduro de autoritario, aunque lo siguen reconociendo como el presidente legítimo de Venezuela y no así a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y autoproclamado presidente interino.

Brasil, principal socio comercial

Luego de las primarias, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió que el retorno del populismo a Argentina podría provocar una crisis similar a la venezolana. Es sabido que Bolsonaro propaga un discurso de extrema derecha, y en varias oportunidades ha asociado al chavismo con el kirchnerismo.

Alberto Fernández no dudó en responder a las declaraciones de Bolsonaro, a quien calificó de “racista”, “violento” y “misógino”. Además, el pasado julio visitó al expresidente y principal rival político de Bolsonaro, Luiz Inácio Lula da Silva, quien se encuentra preso con una sentencia de 12 años por un caso de corrupción.

González Levaggi afirma que en América Latina la diplomacia presencial es clave, por lo que “las relaciones con Brasil van a atravesar serias turbulencias que podrían contaminar inclusive acuerdos básicos de la relación bilateral, desde lo comercial hasta lo nuclear”.

Brasil es el socio comercial más importante de Argentina, mientras que para Brasil, Argentina es su tercer mayor socio después de Estados Unidos y China. Este tipo de enfrentamientos podría complicar las relaciones entre ambos países.

Además, es importante destacar que todo esto sucede en el marco de un acuerdo histórico firmado entre el Mercosur y la Unión Europea para avanzar en un tratado de libre comercio entre ambos bloques.

Por último, el académico consideró que “el peso relativo de la economía argentina ha disminuido considerablemente en las últimas tres décadas en relación tanto con sus vecinos como al resto los mercados emergentes, por lo que las crisis tiene un impacto cada vez más limitado, inclusive en el plano regional. Además, los países de Mercosur –acostumbrados a la inestabilidad argentina– suelen implementar medidas para evitar el efecto contagio”.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.