Política, Análisis

Académico turco advierte que Israel buscará reducir la población árabe en Gaza y Cisjordania

Veysel Kurt, profesor en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Medeniyet de Estambul, resalta la contundente respuesta de Turquía contra las acciones israelíes.

Sefa Mutlu   | 16.06.2020
Académico turco advierte que Israel buscará reducir la población árabe en Gaza y Cisjordania Veysel Kurt, profesor en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Medeniyet de Estambul.

ESTAMBUL

Veysel Kurt, profesor en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Medeniyet de Estambul, cree que Israel tomará medidas para reducir la población árabe en la Franja de Gaza y Cisjordania.

“Puede ser algo así como trasladar gran parte de los habitantes de Gaza a Egipto y los de Cisjordania a Jordania”, dice Kurt en declaraciones al corresponsal de la Agencia Anadolu.

A cambio de esto, Kurt dice que Israel ofrecería una serie de facilidades sociales a la población árabe que se quede, como mejorar su situación socioeconómica y permitir la entrada de las ayudas internacionales.

Según Kurt, la principal agenda del nuevo Gobierno de Israel es anexionarse los asentamientos judíos ilegales en Cisjordania. “Por eso espero una aceleración de este proceso en los próximos días”, comenta Kurt.

El profesor de universidad ve difícil una postura clara contra Israel fuera de Turquía, a excepción de manifestaciones puntuales, en protesta de la política de Israel sobre Palestina. “Tampoco vemos un país árabe que alce la voz en contra del plan de anexión de Israel”, agrega el profesor.

Kurt recuerda que los países europeos están interesados en el asunto palestino por razones comerciales con los países árabes. Así mismo, la causa palestina es parte del discurso político de los países escandinavos, según Kurt.

Sin embargo, Kurt no espera una postura en contra del plan de anexión de Israel por parte de los países europeos.

“Turquía podría lanzar una campaña cuyo propósito fuese el reconocimiento de Palestina. Algunos países europeos podrían dar también algunos pasos para el reconocimiento de Palestina. Los países escandinavos podrían responder a la llamada de Turquía. Alemania no se involucraría fácilmente por su pasado. Francia tampoco lo haría por su oposición a Turquía”, explica Kurt.

No obstante, Kurt añade que ninguna de estas acciones diplomáticas conseguiría hacer retroceder a Israel en sus planes.

Kurt recalca que la reacción más contundente hacia las acciones de Israel en Cisjordania y Jerusalén hasta el momento proviene de Turquía y que esta a menudo estrecha la capacidad de movimiento de Israel.

“Turquía juega un papel histórico en este asunto. Como el país que queda del (imperio) otomano es normal que Turquía intervenga en Jerusalén. En los periodos anteriores (a los gobiernos) del AK Parti también se puede observar una continuidad de esta política. La estabilidad en Oriente Medio es el escenario que más prefiere Turquía. En cambio Israel lo socaba”, dice Kurt.

El Gobierno del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, planea llevar a cabo una votación del Gabinete el próximo mes para anexar partes de Cisjordania, que fue ocupada por Israel durante la Guerra de los Seis Días de 1967.

Netanyahu ha asegurado repetidamente que anexará todos los bloques de asentamientos y el Valle del Jordán a partir del 1 de julio, en virtud de un acuerdo con su aliado Benny Gantz, líder de la coalición Azul y Blanca.

A principios de la semana pasada, Netanyahu dijo a los líderes de los colonos que las áreas que no son asentamientos podrían retrasarse y no anexarse ​​en ese momento.

Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental, se considera un territorio ocupado según el derecho internacional, lo que hace que todos los asentamientos judíos allí, así como la anexión planificada, sean ilegales.

Los funcionarios palestinos han amenazado con abolir los acuerdos bilaterales con Israel si continúa la anexión, socavando aún más la solución de dos Estados.

La anexión es parte del “Acuerdo del Siglo” del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que se anunció el 28 de enero. En este acuerdo, se refiere a Jerusalén como “la capital indivisa de Israel” y reconoce la soberanía israelí sobre grandes partes de Cisjordania.

El plan implica el establecimiento de un Estado palestino balcanizado, en forma de un archipiélago conectado por puentes y túneles.

Funcionarios palestinos dicen que según el plan de Estados Unidos, Israel anexará 30-40% de Cisjordania, incluida toda Jerusalén Oriental.

*Traducido por Daniel Gallego.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.