Política, Mundo, Análisis

¿Qué significa el primer viaje presidencial de Alberto Fernández a Israel?

El presidente argentino busca sumar apoyos de los diversos líderes mundiales en la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Emiliano Limia   | 24.01.2020
¿Qué significa el primer viaje presidencial de Alberto Fernández a Israel? BUENOS AIRES, ARGENTINA - DICIEMBRE 10: El mandatario argentino Alberto Fernández realizó su primer viaje por fuera de Argentina en un complejo momento para la economía del país, ya que busca renegociar una deuda de casi USD 50.000 millones que debe afrontar con el FMI. (Muhammed Emin Canik - Agencia Anadolu)

BUENOS AIRES, Argentina

Alberto Fernández participó este jueves del 5° Foro Internacional del Holocausto que se llevó a cabo en Jerusalén para conmemorar el 75º aniversario de la liberación del campo de exterminio nazi Auschwitz-Birkenau.

El evento convocó a unos 40 líderes mundiales, entre los que se encontraba el presidente de Rusia, Vladimir Putin, con quien Fernández tenía agendada una reunión que fue suspendida por un retraso del líder ruso. De todas maneras, tuvo un breve contacto con él, así como también con su par francés, Emmanuel Macron, y con el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, entre otros.

El viaje de Alberto Fernández se dio pocos días después del 5° aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien investigaba el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en julio de 1994.

De acuerdo con el secretario ejecutivo del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica Argentina, Ariel González Levaggi, “la decisión de Alberto Fernández de viajar a Israel en su primera salida del país ha sido una sorpresa, ya que es la primera vez que un mandatario elige un país de Medio Oriente”.

El mandatario argentino realizó su primer viaje por fuera de Argentina en un complejo momento para la economía del país, ya que busca renegociar una deuda de casi USD 50.000 millones que debe afrontar con el FMI.

“El viaje a Israel no solamente es un mensaje hacia Donald Trump. El viaje se hace a Jerusalén, algo realmente interesante dado que en los últimos años hubo un reconocimiento del gobierno de Estados Unidos a Jerusalén como la capital del Estado de Israel, algo resistido por la mayoría de la comunidad internacional y que inclusive en nuestra región solamente ha sido reconocido por Guatemala”, destaca el académico.

En este sentido, González Levaggi considera que hay un mensaje político fuerte por un lado, pero también de carácter económico por el cual Israel sería visto como “una especie de puente que facilitaría la negociación de la deuda externa”. Como contrapartida, la idea de que Israel y su alianza estratégica tan cercana con Estados Unidos sea una especie de puente, podría quedar entorpecida por las expresiones del Gobiero israelí acerca de que Nisman fue asesinado y que Hezbolá está implicado en ese hecho.

“Hay varias cuestiones que podrían dificultar la eficiencia de este mensaje económico. Lo más importante es saber cuál va a ser la posición de Argentina en relación a Irán. Tanto la investigación del caso AMIA como el caso Nisman son temas neurálgicos para las relaciones bilaterales”, advierte González Levaggi.

Por lo pronto, en el pasado se puede ver que hay un punto de convergencia entre Argentina e Israel relacionado con la acusación a Irán como el instigador de los atentados a la Embajada de Israel en Buenos Aires en 1992 y a la AMIA en 1994.

El académico señala además que otro elemento importante a tener en cuenta es que en marzo Israel hará frente a la tercera elección en menos de un año y que “Netanyahu ha utilizado el foro para mostrarse a nivel internacional debido a la presencia de personalidades importantes como Putin, Pence, el rey de España y Macron, entre otros”.

Para el analista internacional, la intención de Fernández es la de mostrar un perfil diferente a lo que fue especialmente la última etapa del kirchnerismo: “es un mensaje de moderación en la política exterior frente a la última experiencia del gobierno de Cristina Kirchner y que en cierta manera le permite a Alberto mostrarse internacionalmente, que siempre es algo positivo para la imagen de un presidente”, afirma.

De momento, en su primer mes de Gobierno, el presidente argentino decidió prorrogar el congelamiento de bienes y dinero de militantes de la organización terrorista Hezbolá, un tema de interés para Israel.

Agenda

Después de participar en el Foro del Holocausto, Alberto Fernández recibió a familiares de víctimas judías de la última dictadura militar argentina. Previamente había mantenido un encuentro con el presidente italiano, Sergio Mattarella, a quien volverá a ver la semana próxima en Roma cuando viaje para verse con el Papa Francisco en el Vaticano el 31 de enero.

El 3 de febrero ya tiene agendada una reunión con el primer ministro italiano Giuseppe Conte y luego volará a Madrid para reunirse un día más tarde con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. La gira finalizará en Francia, en donde el 5 de febrero se verá cara a cara con Macron.

En tanto este viernes, antes de emprender la vuelta a territorio argentino, Fernández se reunió con el presidente y el primer ministro de Israel, Reuven Rivlin y Benjamín Netanyahu, respectivamente, y realizaron una declaración conjunta a la prensa en la que prometieron “fortalecer la amistad y aprovechar las oportunidades”.

El mandatario argentino remarcó que “el compromiso por saber la verdad sobre lo que pasó en la AMIA es absoluto e inalterable”. Por su parte, Netanyahu felicitó a Fernández por seguir considerando a Hezbolá como grupo terrorista y por no claudicar en la búsqueda del esclarecimiento del atentado a la AMIA.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.