Análisis

¿Qué le espera a Netanyahu tras salir de su cargo como primer ministro en Israel?

El nuevo Gobierno de coalición se ganó la confianza del Parlamento israelí en una votación sin precedentes el domingo y puso fin a 12 años de liderazgo de Benjamín Netanyahu.

Zeynep Tüfekçi Gülay   | 14.06.2021
¿Qué le espera a Netanyahu tras salir de su cargo como primer ministro en Israel? El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, volvió este lunes al Tribunal de Distrito de Jerusalén donde se inició la fase probatoria del juicio en su contra por corrupción en Jerusalén oriental, el 5 de abril de 2021. Archivo ( Oren Ben Hakoon / Pool - Agencia Anadolu )

Turquía

El Knesset (el Parlamento de Israel) dio su voto de confianza el domingo por la noche al nuevo Gobierno de coalición, encabezado por Naftali Bennett y Yair Lapid, poniendo fin al mandato de 12 años de Benjamín Netanyahu como primer ministro del país.

Según el nuevo acuerdo de coalición entre ocho partidos israelíes, Bennett dirigirá el Gobierno israelí como nuevo primer ministro durante dos años, luego el político de centro Lapid dos años más tarde. Sin embargo, Netanyahu prometió trabajar para derrocar al nuevo Gobierno.

"Si está destinado a que quedemos en la oposición, lo haremos de frente hasta que derroquemos a este peligroso Gobierno y regresemos para liderar el país en nuestro camino", afirmó Netanyahu durante la sesión especial del Knesset para aprobar el Gobierno de coalición de Bennett.

Netanyahu se convirtió en primer ministro entre 1996 y 1999, por primera vez, sucediendo a Shimon Peres como el decimocuarto primer ministro del país. Luego regresó en 2009 reemplazando a Ehud Olmert y mantuvo su puesto hasta este domingo.

Durante ese período, Netanyahu dirigió tres guerras en la Franja de Gaza, incluida la más reciente que terminó el pasado 21 de mayo.

Después de felicitar a Bennett tras su elección como primer ministro el domingo, Netanyahu rápidamente asumió su asiento en los escaños de la oposición en el Knesset.

Cargos de corrupción

Netanyahu ha enfrentado cargos de fraude, soborno y abuso de confianza desde 2020, acusaciones que ha negado con vehemencia.

Ver también: Benjamín Netanyahu entrega el poder de Israel sin ceremonia de traspaso

Amjad Al-Omari, un periodista que cubre asuntos israelíes, cree que el fin de Netanyahu como primer ministro le impedirá manejar las acusaciones de corrupción.

"La ausencia de Netanyahu en el asiento del primer ministro evitará que obstruya su juicio en los casos de corrupción de los que está acusado", señaló Al-Omari en declaraciones para la Agencia Anadolu.

Al-Omari indicó que Netanyahu usó su puesto como primer ministro en los últimos años para poner obstáculos para retrasar su juicio, e incluso aprovechó de las restricciones de la pandemia de coronavirus (COVID-19).

"Pero ahora que ha sido derrocado, su juicio en casos de corrupción se acelerará, ya que ahora es solo otro miembro del Knesset sin poder político especial", agregó Al-Omari.

El periodista señaló que Netanyahu enfrenta una feroz competencia dentro de su partido, el Likud, de parte del ex ministro de Finanzas Yisrael Katz y Nir Barkat, el exalcalde de Jerusalén.

A pesar de la promesa de Netanyahu de regresar al poder "lo antes posible", Al-Omari cree que el futuro político del primer ministro israelí recién salido está "en juego".

El plan de derrocar al nuevo Gobierno

Adel Shadeed, un experto en asuntos israelíes, sostiene que Netanyahu trabajará sin descanso para evitar su arresto por cargos de corrupción, pero señaló que para esto, el ex primer ministro necesitará recuperar el cargo.

Ver también: Líderes palestinos consideran que nuevo Gobierno israelí será igual o peor que el de Netanyahu

"Para evitar ser arrestado, Netanyahu necesita regresar al cargo de primer ministro en las próximas elecciones, algo que solo logrará frustrando y desmantelando al Gobierno actual", señaló Shadeed en declaraciones a la Agencia Anadolu.

"Netanyahu era un líder de la oposición, y es un político veterano, y pondrá toda esta experiencia para lograr sus objetivos" agregó el experto.

Shadeed también destacó la "fragilidad" del nuevo Gobierno, ya que combina las ideologías opuestas de la extrema derecha y la extrema izquierda, y señaló que estas estaban unidas solamente para deshacerse de Netanyahu.

Los ocho partidos israelíes que componen el nuevo Gobierno son Yesh Atid, el Partido Laboral y Azules y Blancos- tres partidos centristas- y tres partidos de derecha el Nueva Esperanza, Yamina e Yisrael Beiteinu. Los dos restantes son el partido izquierdista Meretz y un partido árabe, la Lista Árabe Unida.

Shadeed proyecta que si Netanyahu logra derrocar al Gobierno actual y celebra elecciones anticipadas, este lograría formar un Gobierno de manera aplastante.

“Todas las opciones están disponibles sobre la mesa”, concluyó Shadeed.

*Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no reflejan necesariamente la postura editorial de la Agencia Anadolu.

** Camilo Hernández contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.