Análisis

¿Cómo será la política de Francia en el Sahel durante el mandato de Biden en EEUU?

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, propuso dialogar con algunos de los grupos extremistas en el Sahel, de manera parecida al diálogo entre Estados Unidos y los talibanes en Afganistán.

Mustapha Dalaa   | 24.02.2021
¿Cómo será la política de Francia en el Sahel durante el mandato de Biden en EEUU? Varios grupos extremistas operan en la región del Sahel, en África occidental, incluyendo a Daesh, Al Qaeda y Boko Haram. (Archivo Agencia Anadolu)

Estambul

En un principio, el Gobierno francés optó por una estrategia de seguridad más intervencionista en el Sahel africano luego de que la nueva administración de Estados Unidos prometiera más cooperación con la OTAN, al contrario de la administración anterior. Sin embargo, los últimos desarrollos relacionados con la seguridad de la cuenca del lago de Chad, así como motivos financieros han obligado a Francia a aplazar la implementación de su nueva estrategia.

El año pasado, el jefe del Estado Mayor de la Defensa de Francia, Francois Lecointre, manifestó considerar en serio el repliegue del contingente desplegado en el Sahel.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseguró que no habría cambios en el futuro cercano sobre la presencia de las tropas francesas en la región, pero aceptó la existencia de problemas en la operación.

Con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, Francia espera que esta apoye la creación de una fuerza militar para el Sahel financiada por los países vecinos, así como más involucración en los enfrentamientos armados en el Sahel.

La pandemia de la COVID-19 y su campaña militar en el Sahel han debilitado económica y financieramente a Francia. Esto ha generado la necesidad de que París internacionalice su campaña involucrando a otros países.

Washington apoya la campaña proporcionando inteligencia, pero París quiere que su apoyo se extienda al ámbito financiero y que participe en el campo de batalla. Así mismo, París quiere que la participación europea aumente hasta los 2.000 soldados.

El presidente de Chad, Idriss Deby, anunció que sus tropas no volverán a participar en ninguna misión fuera del territorio nacional debido a las bajas sufridas en los enfrentamientos con el grupo terrorista Boko Haram. Sin embargo, Deby dijo que mandará unos 1.200 soldados a proteger su frontera con el Sáhara, amenazada por Daesh.

Ver también: Acnur manifiesta preocupación por la escalada y los desplazamientos en la región del Sahel

Otra razón por la que Chad decidió finalizar su participación en la fuerza conjunta fue el incumplimiento de Francia de su promesa de costear parte de sus gastos. Sin embargo, la prensa francesa habla de que estos problemas ya se han solucionado y que Chad está dispuesta a volver.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, propuso dialogar con algunos de los grupos extremistas en el Sahel, de manera parecida al diálogo entre Estados Unidos y los talibanes en Afganistán, propuesta a la que Francia se opone, mientras que Argelia anunció apoyar la iniciativa.

Entre los grupos a dialogar se encuentran aquellos dirigidos por Iyad Aggali y Emadu Kufa, a quienes Francia califica de agresivos e imposible de negociar. El Gobierno galo prefiere negociar con los grupos en el norte de Burkina Faso.

Anteriormente Mali expresó su disposición a dialogar y negociar con Aggali y Kufa. Francia pone como condición para negociar con estos el que se comprometan a combatir contra los demás grupos. Por su parte, estos exigen la retirada de las tropas francesas como condición para sentarse a la mesa de las negociaciones.

*Traducido por Daniel Gallego.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.